Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 29 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 41 Veo con preocupación la forma en que se separan los poderes en Venezuela Ricardo Lagos s Ex jefe del Estado de Chile y presidente del Club de Madrid Al ex mandatario le parece que no hay gran diferencia entre la izquierda liderada por Hugo Chávez y los programas más moderados de Michelle Bachelet, Néstor Kirchner y Lula Da Silva POR MACARENA GARCÍA MADRID. Dejó el gobierno de Chile hace un año cuando las encuestas le daban un apoyo del 70 por ciento y lo convertían en un natural candidato a suceder a Michelle Bachelet en 2010. Desde entonces se ha dedicado a dar conferencias sobre política internacional en distintos países y a presidir el Club Madrid. Esta institución, junto al Ayuntamiento de Madrid y la OCDE, organizan la Conferencia internacional sobre ciudades y globalización en la que el ex presidente participará hoy. En estos días se discute en Chile su parte de culpa en la crisis que se vive por el fracaso de un nuevo sistema de transporte público planeado durante su mandato. Él toma distancia. Hace mucho tiempo que no estoy comentando esos temas se excusa y agrega: un ex presidente tiene que mantener la prudencia ción eficiente de ellos. Son situaciones distintas y veo un deseo de clasificar rápido de que estos son de izquierda más o menos. No me parece que hayan grandes diferencias. -El programa de Michelle Bachelet dista bastante del de Morales. -Morales tenía que renegociar los contratos petroleros, lo que le ha permitido aumentar más del doble el ingreso fiscal. Esas empresas hoy siguen en Bolivia, entonces parece que allí había una tarea pendiente. Se arma gran escándalo, pero durante mi gobierno también negociamos con las empresas mineras. -Tiene que ver con cómo cada país trata de ajustarse a las necesidades internas. El presidente Morales dirá que es un gran cambio, casi como en un país sudafricano con un presidente negro. Cuando tú estás en el proceso de conformar una Asamblea constituyente estás conformando las instituciones. Yo espero que al final del proceso sean acordes con un sistema democrático, con la separación de los tres poderes. -Diría que allí la forma en que se está produciendo la separación de poderes hace que muchos miren con preocupación, me parece natural. -Pero hay diferencias en el respeto a las instituciones, en la valoración de la separación de los poderes del Estado. El político socialista dice que Latinoamérica es hoy más solidaria AP ¿Y en el caso de Venezuela? ¿Usted cómo lo ve? ¿Con cuánta? -Con preocupación también. Ahora nos parece normal que el gas se use como una herramienta de política exterior Se arma gran escándalo (en Bolivia) pero durante mi gobierno también negociamos con las empresas mineras -A un año de haber dejado el gobierno, ¿cómo ve los cambios en el panorama político latinoamericano con el avance de gobiernos de izquierda en Bolivia, Ecuador y Nicaragua? -Creo que aquello está manifestando el deseo de tener sociedades más inclusivas, más solidarias y de sentir que cuando la sociedad crece ese crecimiento llega a tu casa. Cuando se aplicó el consenso de Washington (políticas económicas promovidas por EE. UU. en la década del 90) faltaba eso. -Uno de los mayores problemas de Chile es cómo abastecerse de energía. ¿Hay que seguir creyendo en el anillo energético latinoamericano pese al incumplimiento de los compromisos por parte de los países vecinos o hay que buscar el autobastecimiento? -Bueeeno... dejalo ahí. -Lo uno conduce a lo otro. ¿Durante la Guerra Fría se le ocurrió alguna vez a Breznev cortar el caño de gas con el que se calentaban en Europa? Jamás. Pero ahora nos parece normal que el gas se use como una herramienta de política exterior. Entonces hay que abastecerse. En mi gobierno, apenas tuvimos dificultades, yo dije que no íbamos a gasificar las relaciones con Argentina. El próximo año traeremos gas de otro continente. Cuando eso ocurra será más fácil porque ya no habrá una relación de dependencia. ¿Hay dos izquierdas? ¿Cuáles son los puntos de encuentro en las posiciones moderadas de Chile, Argentina y Brasil con la línea seguida por Venezuela, Bolivia, Ecuador y Nicaragua? Cómo ser un país pequeño y no morir en el intento Lagos explica que no existe una receta chilena. Una misma talla no les sienta bien a todos. Cuando tienes un país grande, como Brasil, es distinto Lo que a Chile le vino bien fue firmar acuerdos de libre comercio que permitieron ampliar un mercado de 15 millones de personas con un ingreso per cápita de 10.000 doláres y así lograr el desarrollo que les destaca entre sus pares latinoamericanos. El tema es que cuando tienes un país tan abierto, le -Yo creo que más que dos líneas, particularmente, en el caso venezolano con Chávez, lo que hay son recursos financieros y el problema es la distribu- pides al mundo globalizado reglas que las ponen las instituciones multilaterales Esa condición de la política interna explicaría el enfásis puesto en su gobierno en las distintas votaciones de la ONU. El problema es que la globalización avanza más rapido que las instituciones multinacionales admite, y recuerda sus esfuerzos por evitar la guerra de Irak con su voto ante el Consejo de Seguridad (la semana pasada dijo que junto a Blair había estado a punto de encontrar una solución para evitar el ataque) Las reglas las pusieron los más fuertes. Pero estoy convencido de que para ganar la paz se va a necesitar a la ONU