Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Cumbre de la Liga Árabe JUEVES 29 s 3 s 2007 ABC planteaba que si Israel rechaza (la iniciativa) significará que no quiere la paz y dejará su futuro no en las manos de los pacifistas, sino en las de los señores de la guerra Todo lo que podíamos hacer en el Mundo Árabe, creo que está hecho. Ahora le toca al otro lado, porque no es suficiente con que uno solo quiera la paz, ambos deben quererla por igual añadía el canciller, que apremió a las autoridades judías a decir si aceptan o no esta oferta final Impulso a puerta cerrada Los presidentes de Egipto e Irak, Mubarak (izda. y Talabani (centro) con el emir de Qatar, ayer en Riad, en la cumbre de países árabes EPA Reactivada la iniciativa saudí de paz sin incluir los requerimientos israelíes El príncipe Saud Al- Faisal advirtió al primer ministro de Israel que si no acepta el plan de Arabia Saudí, dejará el destino de su Estado a los señores de la guerra LAURA L. CARO ENVIADA ESPECIAL RIAD. Las dieciséis delegaciones de países árabes representadas en la cumbre de Riad aprobaron por unanimidad al término de su primera sesión de ayer relanzar la llamada iniciativa saudí de paz, originalmente ofrecida a Israel en 2002 sin introducir cambios y con una invocación expresa a la comunidad internacional para que levante el embargo a los palestinos y reconozca su nuevo gobierno de unidad. ver a sus lugares de origen. Israel nos pide enmendar la iniciativa y les pedimos que la acepten primero y vengan a las negociaciones y a ver si conseguimos una solución aceptable para todos subrayaba Musa al inicio ayer de la reunión celebrada en el suntuoso Centro Internacional de Conferencias Rey Abdulaziz de Riad. Manifestaciones en las que- -confirmando los rumores aparecidos fechas atrás- -dejaba la puerta abierta a la flexibilidad, a un acercamiento a las posturas de las autoridades judías y a incorporar cambios en el resucitado programa árabe de paz, pero dentro ya de un marco de diálogo que exigirá ahora un primer paso adelante de Israel. La pelota está en el tejado de Olmert comentaba una fuente saudí próxima a la reunión. Aludiendo a esta situación, el ministro de Exteriores del país anfitrión, Saud Al- Faisal, se adelantaba ayer a golpe de advertencias en una entrevista publicada en el rotativo británico Daily Telegraph En ella, El impulso al plan que llama expresamente al apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU y la comunidad internacional para la inmediata reanudación del proceso de paz -salía adelante a puerta cerrada, en discusiones en las que se expresaron reservas. Entre ellas, las del primer ministro palestino, Ismail Haniye, que directamente se abstuvo de votar un texto que, a cambio de la retirada total de Israel de los territorios ocupados a los palestinos hace 40 años, ofrece la normalización de relaciones con el Estado judío, al que el partido Hamás de Haniye se niega reconocer. No fue la única postura controvertida que rodeó la cumbre, adornada por la presencia de destacados dirigentes- -presidentes de Siria, Irak, Sudán, Emiratos o el rey de Bahrein, más el jefe de la ONU, Ban Ki Moon como invitado- -y una ausencia que se hizo notar. La del dirigente libio Muammar Al Gadafi. ABC. es Cumbre de la Liga Árabe en la capital saudí, en abc. es internacional POR HORA LA DIPLOMACIA A CIEN Seguir el guión A falta todavía de la jornada de clausura de mañana, el acuerdo se hacía público por sorpresa a última hora de la tarde siguiendo milimétricamente los anuncios realizados por la mañana por el presidente de la Liga Árabe, Amr Musa, y días atrás por las máximas autoridades saudíes, que ya aseguraban que no se introducirían las enmiendas requeridas por el Estado hebreo para aceptar el texto, referidas específicamente a la modificación del punto que exige el reconocimiento del derecho de cientos de miles de refugiados palestinos a vol- Todo es posible en Riad, donde sus vecinos se jactan de ser el estado 53 de EE. UU. Ayer ya había visos de acuerdo unánime, y aún falta el día de hoy L. L. CARO RIAD. En este país, donde los periódicos publican arriba en primera página la cotización del barril de petróleo, 59,92 dólares, junto a la de los cien gramos de oro, y las señoras visten bajo la negrura de la abaya de firmas de París, el rey ha decidido celebrar a lo grande su reunión de la Liga Árabe dando dos días de vacaciones a sus súbditos de la capital. Tiendas y restaurantes también cerrados hasta la tarde noche, para que la ciudadanía evite la tentación de salir de compras a colapsar las carreteras y que las comitivas oficiales de los países hermanos puedan circular a sus anchas, porque no hay tiempo que perder. Va a hacer falta una diplomacia a cien por hora para que la publicitada cumbre, organizada por el monarca Abdalá Abdelaziz, cumpla con los objetivos que, según su ministro de Exteriores, el príncipe Saud Al- Faisal, es prioritario resolver en esta cita. A saber, la cuestión Palestina, Irak, Líbano, Somalia, Darfur y el tema nuclear Como para arriesgarse encima a que medio aforo se quede en un atasco. Pero todo parece posible en este Riad convertido en un parque temático para el lujo y la ostentación en medio del desierto, y del que sus vecinos se jactan con orgullo que es el estado número 53 de los Estados Unidos Todo es posible aquí. Hasta que el rey saudí, que el martes se fotografió fundido en abrazos con cada uno sus invitados más ilustres, comparta mañana la gloria de haber logrado un acuerdo panárabe para proclamar la quimera de la Paz en Oriente Próximo en las mismas páginas de los diarios que ayer daban cuenta de la última condena a muerte en su país. La de Faisal Fozan Al Otaibi Abu Kaab, que será ejecutado por acabar con la vida de dos muchachos, dos almas inocentes a las que atropelló. Lo dicho, demasiada velocidad. El rey Abdalá ya demostró sus dotes para la diplomacia express el pasado febrero en La Meca, cuando en poco más de 48 horas puso a firmar a los de Hamás y Al Fatah una coalición de gobierno que ellos solos no habían sido capaces de sellar en diez meses. Esta vez ha cerrado el circuito de Riad y pisa el acelerador de una propuesta para el conflicto israelípalestino que tendrá que dar muchas vueltas, pero que ya tiene un vencedor: el propio monarca. Anoche ya había rumores de acuerdo, y todavía queda la sesión de hoy: Irak, Líbano, Somalia, Darfur y el tema nuclear... Al paso que vamos, todo es posible en Riad.