Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Zapatero abre un nuevo proceso s El chantaje de ETA al Gobierno JUEVES 29 s 3 s 2007 ABC Los etarras detenidos estaban listos para atentar y presionar al Gobierno en plena precampaña El nuevo Comando Donosti tenía 30 kilos de explosivo y su jefe llevaba una de las pistolas robadas en Francia JAVIER PAGOLA MADRID. Con la desarticulación del nuevo comando Donosti en el transcurso de una brillante operación saldada provisionalmente con la detención de un liberado y siete legales así como la incautación de 30 kilos de explosivo, la Guardia Civil asesta un duro golpe a las pretensiones de ETA de chantajear al Gobierno con más atentados a medida que se acerquen las elecciones si no cede a sus exigencias, centradas en estos momentos en las listas batasunas. La operación, iniciada hace varios meses, tuvo que precipitarse ayer al detectar los agentes movimientos sospechosos del jefe del grupo, José Ángel Lerín Sánchez, que hicieron temer la posibilidad de un atentado inminente. Desde antes del atentado en el aeropuerto de Barajas, cuando el alto el fuego permanente se encontraba supuestamente vigente, el Servicio de Información de la Guardia Civil había detectado movimientos en el triángulo formado por las localidades de Andoain, Hernani y Usúrbil, que apuntaban a que ETA estaba estableciendo una nueva infraestructura. A medida que avanzaban las investigaciones se pasó de las sospechas a las pruebas. Los agentes llegaron a controlar a casi una decena de colaboradores y varios pisos. Se trataba de aguardar la entrada de los liberados que, por lo general, dirigen este tipo de comandos para entrar en la fase decisiva de la operación. Ello significaría que el grupo terrorista estaba dispuesto para cometer atentados en cualquier momento. Hace dos días se encendieron todas las alarmas cuando la Guardia Civil detectó la presencia de José Ángel Lerín Sánchez en un piso de Andoain. Los mandos, sin embargo, optaron por apurar al máximo el despliegue de vigilancia, a la espera de la previsible cita que este individuo pudiera mantener con uno o más miembros liberados que entraran procedentes de Francia para reforzar el comando Donosti Pero, sin embargo, los movimientos extraños de Lerín, que al mismo tiempo adoptaba extremas medidas de seguridad para evitar ser seguido, hicieron temer a los agentes la posibili- El liberado etarra José Ángel Lerín, que llevaba una pistola, fue detenido en Andoain dad de que estuviera preparando la comisión de un atentado inminente. Ante la duda, la orden fue taxativa: hay que intervenir ya. Así las cosas, a la una de la tarde de ayer, una decena de agentes de la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil se abalanzó sobre el liberado José Ángel Lerín Sánchez, sin darle opción a usar la pistola que portaba. Se da la circunstancia de que el arma era una de las 350 pistolas robadas en Francia por ETA el pasado mes de octubre. Simultáneamente, otro grupo de élite de la Benemérita arrestaba en la herriko taberna denominada Antiguotarrak de San Sebastián, a Juan Carlos Herrador Pouso, al parecer responsable del piso franco que serviría de base central al nuevo comando Donosti El operativo estaba dispuesto para que al mismo tiempo fueran capturados el resto de los objetivos controlados, a fin de evitar fugas. Así, los agentes detenían en San Sebastián a Arkaitz Argote Cillero, mientras que en Cizúrquil era arrestada Itziar Aguirre Castellanos, en Idiazábal Íñigo Orúe Magarzo y en Segura, Julen Larrañaga Anchegui. Asimismo, en la localidad alavesa de Oyón fue detenido Endika Zinkunegi Zubizarreta, y en el municipio navarro de Huarte- Araquil, Lorea Irigoyen Arbizu. Tras las detenciones, los agentes de la Guardia Civil llevaron a cabo registros en la LUIS ÁNGEL GÓMEZ herriko taberna en un piso y en un local de Andoain donde se ocultaba Lerín, así como en el resto de viviendas utilizadas por los arrestados. En el local de Andoain, los agentes encontraron 30 kilos de explosivo, detonadores y material para confeccionar bombas lapa, así como varios kilos de copuestos para fabricar cloratita. La operación antiterrorista sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones. Las investigaciones se centran ahora, además de los interrogatorios y el análisis de la documentación incautada, en confirmar si, en efecto, los dirigentes de ETA habían designado a algún liberado más para reforzar el comando y, en ese caso, identificarlos y detenerlos. No se descarta que incluso hubieran pasado ya a España. El hecho de que los agentes se vieran obligados a precipitar el operativo- -la primera premisa es evitar muertes- -habría permitido a algunos de los etarras a eludir el cerco. De acuerdo con las primeras investigaciones, José Ángel Lerín Sánchez, antes de pasar a España, recibió órdenes Entrada del liberado La operación tuvo que precipitarse ante la sospecha de que el grupo iba a cometer un atentado inminente Operación abierta Del Faisán a Port Bou, pasando por Achondo La operación de ayer de la Guardia Civil, que se saldó con ocho detenidos pertenecientes al nuevo Comando Donosti es la cuarta que realizan las Fuerzas de Seguridad españolas desde que ETA declarase oficialmente el alto el fuego permanente La primera de ellas tuvo lugar en el mes de julio del pasado año y su objetivo fue el aparato de extorsión de ETA, montado por la banda en torno al bar Faisán en la localidad de Irún. Semanas antes del atentado contra la T- 4, fue hallado por la Ertzaintza el zulo de Achondo (en Amorebieta) donde la banda guardaba abundante material explosivo. El pasado enero, la Policía asestaba un nuevo golpe con la detención en Port Bou del etarra liberado Iker Aguirre Bernadal, de 26 años, cuando trataba de entrar en España en el tren de Perpiñán (Francia) a Barcelona. El pistolero se dirigía a Levante para recabar información sobre la Copa del América, que se inicia en Valencia esta primavera. Según la Policía, también iba a obtener datos en algunas otras localidades costeras con vista a una hipotética campaña de verano de atentados.