Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 28 s 3 s 2007 ABC CLÁSICA Juventudes musicales Obras de Mozart, Liszt y Chaikovski. sIntérpretes Orquesta Philharmonia. sDirector: Riccardo Muti. sLugar: Auditorio Nacional. Madrid. sFecha: 26- 03- 07 Genio y figura ALBERTO GONZÁLEZ LAPUENTE El mundo de la música necesita intérpretes como Riccardo Muti. Se pueden hacer mil conciertos pedagógicos como se debe educar musicalmente, aunque sólo sea con un propósito de cultura general. Esto evitaría que alguien dijera, como el otro día se dijo en unas noticias, que el himno de la Unión Europea es la quinta sinfonía de Beethoven. Así, del principio al fin. La afición a la música se contagia en lugares insospechados. Uno de ellos tiene que ver con la admiración del mito construido por el intérprete que tiene planta y personalidad. Por eso Muti es otra cosa y da gusto verle. Porque camina sin mover un pelo, cuida la imagen, habla pausada y sonoramente, y además dirige de forma magistral. En Muti se pueden admirar otras muchas cosas. Delante puede estar una orquesta como la Philharmonia que se la sabe todas, que se mueve como un solo hombre y que de pronto sorprende con contundentes solos (a veces menos pero es cuestión de humanidad) pero detrás están las ideas claras, la mirada inquisidora, el gesto exacto, el misterio que relaciona el mínimo esfuerzo con el máximo rendimiento. Que se prefiera una u otra versión es cosa de cada cual. Lo cierto es que intérpretes como él siempre ofrecen la posibilidad de descubrir algo nuevo. Hoy sorprenderá la corpulencia de su Mozart, el de la sinfonía 35 en re mayor, que no por casualidad es una tonalidad brillante. Y en ella el contraste entre el fuerte y el piano, los acentos en el grave y la armadura sinfónica. Puede que sea un Mozart algo imposible, por eso mismo es admirable. Luego se comprende que además es coherente y marca estilo. De ahí que la sinfonía Patética se apoye en el acento y en la fidelidad sintáctica antes que en lo subjetivo. Y aún así quedará la peculiaridad de un rubato, el grosor de alguna textura, la aparición vibrante del metal o la firma de los contrabajos rematando la obra. En todo momento, el poder sonoro de quien es capaz de convertir Los preludios de Liszt en una grandiosa mixtura minuciosamente graduada. Para hacer afición. Juan Ribó y Mari Paz Ballesteros, durante su intervención en el acto de celebración del Día Mundial del Teatro, ayer en Almagro EFE Almagro saldrá a la calle para celebrar su trigésimo festival de teatro clásico El certamen castellano- manchego presentó ayer su programación en un acto en el que también se festejó de manera institucional el Día Mundial del Teatro JULIO BRAVO ALMAGRO. Jornada festiva en esta localidad castellanomanchega cuyo nombre evoca el arte de la escena. Por un lado, se celebraban los actos institucionales del Día Mundial del Teatro, una jornada creada en 1961 por la Unesco; por otro, se adelantaba la programación del Festival de Teatro Clásico, que se celebrará entre el 28 de junio y el 22 de julio. Doble ocasión para que se reuniera en el Teatro Municipal de Almagro un puñado de gentes vinculadas a la escena: desde la actriz Concha Velasco, objeto de curiosidad de todos cuantos se cruzaron con ella, hasta el dramaturgo, director y escenógrafo Francisco Nieva, a quien se rindió homenaje; pasando por Pedro Moreno, Mari Paz Ballesteros (presidente y secretaria del Centro Español del Instituto Internacional del Teatro, dependiente de la Unesco) Héctor Colomé, Juan Ribó, la bailarina María Rosa, Victoria Rodríguez o Sara Montiel, presente más por su condición de manchega que de teatrera. Junto a ellos, el presidente de la Junta de Castilla- La Mancha, José María Barreda; el alcalde de Almagro, Manuel Sancho Gallego; el subdirector general de Teatro del Inaem, Fernando Cerón (en representación del Ministerio de Cultura) y Andrés Peláez, director del Museo del Teatro de Almagro, que ofició como maestro de ceremonias. Tras diversas lecturas- -entre ellas el mensaje del Día Mundial, escrito por Sheik Dr. Sultán bin Mohammed Al Qasimi, y leído por Héctor Colomé- tomó la palabra Emilio Hernández, director del Festival de Almagro, que desveló la programación del próximo certamen, que alcanza este año su trigésima edición. Habló de la palabra, y de la herencia que nos han dejado los clásicos, una herencia que nos ha hecho poseedores de una riqueza imposible de dilapidar Quiere Emilio Hernández que esta trigésima edición del festival sea una fiesta que se viva en la calle. El año pasado vinieron seiscientos mil espectadores; este año esperamos que la cifra aumente. Entre las novedades que presentará el certamen estará una mayor atención a los niños, con una programación especialmente pensada para ellos y con la presentación del proyecto pedagógico Vanessa Redgrave (que donó el importe del premio Corral de Comedias, que se le concedió el pasado año, para la promoción del teatro entre niños) Será otra gran actriz internacional, la argentina Norma Aleandro, quien abra este año el festival con su espectáculo Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor La actriz recibirá tras la función el premio Corral de Comedias de este año. Será el primero de los homenajes que rinda el Festival, que recordará también a Rafael Pérez Sierra (su primer director) y a Manuel Canseco. El festival se desarrollará en 21 espacios distintos; contará, como es habitual, con la presencia de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, que estrenará Del Rey abajo, ninguno de Francisco Rojas Zorrilla (otro protagonista del festival, al celebrarse este año el cuarto centenario de su nacimiento) con versión y dirección de Laila Ripoll. Otro dato destacable es la presencia de dos conjuntos jóvenes dedicadas al teatro clásico: la Joven Compañía Nacional, un proyecto recién nacido, que ofrecerá Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega; y la Compañía Siglo de Oro de la Comunidad de Madrid- Resad, con Morir pesando matar de Rojas Zorrilla. Entre las curiosidades, la Numancia de Cervantes en japonés, presentada por la compañía Ksec Act, el Hamlet chino de la Shanghai Peking Opera Troupe; y un Hamlet africano procedente de CongoBrazza, y con participación también de artistas de Senegal, Côte d Ivoire, Mali y Togo. Hacer afición El PP pide una ley del Teatro MADRID. El Grupo Parlamentario Popular en el Congreso presentó ayer, para su estudio en la Comisión de Cultura, una proposición no de ley relativa a la necesaria aprobación de un proyecto de ley del Teatro que dinamice el sector Los populares recogen el testigo de la Asociación de Directores de Escena, que elaboraron hace unos meses unas bases para un proyecto de ley de teatro, y se han hecho eco de muchas voces del sector que reclaman una normativa para la escena española. En su proposición, el Grupo Popular solicita que el Gobierno remita a la Cámara en el plazo de cuatro meses un Proyecto de Ley de Teatro