Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 MADRID MIÉRCOLES 28 s 3 s 2007 ABC Abiertos los dos túneles gemelos de Pío XII, que utilizarán 45.000 vehículos cada día El alcalde asegura que se convierten en un eje bidireccional que beneficiará a 375.000 vecinos de Fuencarral- El Pardo y Hortaleza MERCEDES CONTRERAS MADRID. Los dos túneles de Pío XII ya están a pleno rendimiento para el tráfico. Ayer, el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, inauguró el túnel sur, -desde las cuatro torres de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid a la M- 30- Al tiempo reabrió el túnel norte, en el sentido contrario de la marcha, que ha estado cortado casi dos meses para facilitar la terminación de los trabajos. Estos túneles, en los que se han invertido 156,4 millones, se convierten así en un eje con doble dirección, este- oeste, compuesto por dos pasos de tres carriles cada uno, que pueden aliviar la circulación del cierre norte de la M- 30. Son- -dijo el alcalde- -un atajo que acorta recorridos y mejora las conexiones Las obras de estos subterráneos se han desarrollado en dos fases distintas. En la primera se remodeló y prolongó el túnel norte, que pasó de 800 metros a 1.360, ya que se ha alargado hasta Monforte de Lemos. Cuenta con una salida intermedia al lateral de La Castellana, así como con un ramal (en la izquierda) hacia Sinesio Delgado y una última salida en Monforte de Lemos. Durante los meses en que ha estado abierto, hasta mitad de febrero, lo han usado diariamente unos 25.000 vehículos. La segunda fase ha correspondido al túnel sur, de nuevo trazado. Cuenta con 1,6 kilómetros de longitud. La embocadura del subterráneo está situada en Monforte de Lemos, y en sus primeros metros se incorpora por la derecha un carril procedente de Sinesio Delgado. Posteriormente, hay a la izquierda una entrada (ahora cerrada) desde el futuro Anillo de la Ciudad Deportiva, y así se conforman sus tres carriles. Las salidas, por su parte, pueden hacerse hacia Pío XII, por el carril de la derecha, mientras los dos restantes se dirigen a la M- 30, uno hacia el norte y otro hacia el sur. Aseguró el alcalde que estos túneles son una referencia no sólo por la solución que suponen para el tráfico, sino también por las técnicas empleadas para su construcción Así, explicó, el sistema de cajón empujado -una estructura hincada en la tierra mediante el empuje de gatos hidráulicos- -que se ha empleado para superar por debajo la playa de 18 vías de la estación de Chamartín sin cortar, en ningún momento, el tráfico de trenes. Para hacer este túnel, que atraviesa en un tercer nivel el paseo de la Castellana, también ha sido necesario salvar las líneas 1 y 10 de Metro, así como las canalizaciones de agua del Canal de Isabel II o las obras del futuro intercambiador de transportes. Estas obras- -dijo el alcalde- -permitirán ahorrar tiempo y combustible, mejorar la fluidez del tráfico, reducir la siniestralidad y tener un menor impacto acústico y atmosférico. Además, han permitido transformar un único túnel obsoleto, peligroso y colapsado en un moderno eje urbano, funcional y seguro que se adelanta a las necesidades de la ciudad Este conjunto de túneles- -añadió- -abre definitivamente nuevas expectativas e incrementa la competitividad de una zona donde se están creando importantes áreas de actividad económica No hay que olvidar que, una vez abierto el Anillo Distribuidor de las Cuatro Torres, el eje de Pío XII prestará servicio a esta zona, así como al Centro Internacional de Convenciones que se va a construir en ese mismo espacio. Recordó Ruiz- Gallardón, en relación a la seguridad, los 300 sensores de auscultación que se instalaron durante la obra. Esa misma seguridad- -dijo- -se ha trasladado al túnel ya en servicio, pues cuenta con 4 galerías de conexión con el túnel norte, 17 cámaras, 31 bocas de incendio, 24 ventiladores y Áreas económicas Los primeros vehículos circulaban ayer por el nuevo túnel de Pío XII VÍCTOR INCHAUSTI Retrasos de hasta 30 minutos en tres líneas de Cercanías en hora punta ABC MADRID. La mañana amaneció complicada para moverse en transporte público y privado. De un lado, por la lluvia, que provocó atascos de hasta 70 kilómetros en las carreteras de entrada a la capital y triplicó los accidentes. De otro, por una avería eléctrica en el tramo de la red de Cercanías entre Chamartín y Cantoblanco, que ocasionó retrasos de hasta media hora en dos líneas, y de unos diez minutos en otra, entre las seis y las diez de la mañana. La falta de tensión eléctrica afectó a una de las vías, lo que obligó a concentrar el servicio en una sola. De ahí que la C- 7 y la C- 10, entre Chamartín y Tres Cantos y entre Chamartín y Colmenar Viejo, respectivamente, soportasen demoras de hasta media hora. En la C- 1 los retrasos fueron de diez minutos, entre Chamartín y Alcobendas- San Sebastián de los Reyes. En las carreteras, a las diez, la M- 40 presentaba a 30 kilómetros de atascos en tres tramos, en dirección a la A- 2 A- 1 y A- 6. La zona con más dificultades se situaba entre los kilómetros 12 y 25 La A- 4, presentaba otros 10 kilómetros, mientras que la A- 6, otros doce, según la DGT. Todo ello hizo que se prolongara la hora punta más de la cuenta. Ya por la tarde (16.30) la fisura de un antiguo colector a la altura del túnel M- 30 a su paso por el Vicente Calderón, complicó el tráfico. La grieta provocó una filtración de agua y arena en la calzada que discurre por la superficie del nudo sur. Los cortes intermitentes en el subterráneo se prolongaron durante media hora; tras ella, se cerró uno de los tres carriles. Para ir a la A- 6 y Badajoz se desviaba el tráfico por el mismo bypass sur. mientras que para ir hacía la carretera de Toledo, por la superficie, Méndez Álvaro. Estas obras permitirán ahorrar tiempo y combustible, mejorar la fluidez del tráfico y reducir la siniestralidad dijo Ruiz- Gallardón