Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 ECONOMÍA www. abc. es economia MIÉRCOLES 28- -3- -2007 ABC La politización en Endesa puede bloquear un desenlace hasta las próximas generales Los bloques de Enel- Acciona, que respalda el Gobierno, y de E. ON- Caja Madrid, con el PP, dificultan cualquier pacto A. LASO D LOM MADRID. La decisión de Caja Madrid de vender con el plazo límite de dos años a la alemana E. ON los derechos económicos de su 9,9 en Endesa, y mantener los derechos políticos para aliarse con el grupo presidido por Bernotat, ponen de manifiesto que la alemana está dispuesta a dar la batalla por Endesa hasta el final, consiga lo que consiga en su actual opa por la eléctrica española. Es más, las fuentes consultadas afirman que ha sido una imposición de Bernotat a Blesa que para la venta de las acciones de la caja se haya empleado un equity swap para configurar una alternativa política a Enel y Acciona. Esta decisión impide a la alemana dar marcha atrás aunque sea consciente de la imposibilidad de hacerse con el control de Endesa en su opa en curso. Parece ya muy claro que no podrá conseguir el control de la eléctrica, dado que sus competidores Acciona y Enel tienen conjuntamente casi un 47 de Endesa, que unido al 2,9 de la SEPI, hace casi inviable que los alemanes tomen la mayoría. No obstante, E. ON aspira todavía a más del 40 del capital de Endesa con su opa, e incluso no descartaría volver a negociar con Acciona y si hace falta con Enel, para intentar comprarles sus acciones. En este sentido, la determinación de la alemana es la de quedarse, y si al final tiene que producirse un troceamiento de la compañía por diferencias insalvables entre los nuevos socios, participar en el proceso de segregación. Asimismo, E. ON sigue estudiando la batería de medidas legales contra Acciona y Enel en todas las instancias posibles, incluida la SEC norteamericana, y la CNMV española, que el pasado lunes se ratificó en que Acciona y Enel no pueden hacer una opa hasta dentro de 6 meses. Pese a ello, se trataba de un pronunciamiento preliminar del organismo regulador, por lo que no es descartable que el presidente de la CNMV Manuel Conthe termine por aceptar algunas de las peticiones de los alemanes. Por ejemplo, privar a la pública italiana Enel (24,9 de Endesa) y a Acciona (22 de los derechos políticos de sus acciones por haberse concertado. Como ya ha explicado ABC, hay dos claras tendencias en el consejo del organismo regulador, una más partidaria de apoyar los criterios del Gobierno sin demasiadas discusiones, y otra, que lidera el presidente Manuel Conthe, más próxima a la tesis del vicepresidente económico, Pedro Solbes, mucho menos intervencionistas. Solbes, desde el principio de la opa cogió distancia de Montilla y Sebastián y sigue sin moverse de esa posición, aunque se haya tenido que tragar algunos sapos hasta la fecha. La batalla en Endesa tiene desde el lunes dos bloques antagónicos, el de pública italiana Enel y la constructora de los Entrecanales, cada uno con un 10 de derechos políticos de la eléctrica, frente al bloque de E. ON y Caja Madrid, que al margen de las acciones que obtenga en la opa la alemana, se han garantizado ya los mismos derechos políticos tras el acuerdo entre ambas. Pero hay algo ahora que puede complicar aún más una solución a la batalla de opas presentes y futuras, y es el radical antagonismo entre el partido del Crispación política Sede en Madrid del grupo Endesa, la mayor eléctrica española AP E. ON impuso a Blesa como condición para comprar que guardase sus derechos políticos y fuese su aliado La CNMV no descarta volver a estudiar la oferta presentada por Acciona y Enel de forma más profunda La alemana aspira a más del 40 del capital de Endesa y a estar en el reparto si esa fuese la solución final Fernando González Urbaneja UNA A ANDA EN JUEGO l Reino de España disfruta de triple A en los rating internacionales. Un lujo, formar parte de la primera liga, la de los serios y solventes, que abarata el crédito y amplía el potencial de crecimiento. Eso E requiere buenos números económicos, pero sobre todo garantías, seguridad jurídica. Anda en juego alguna A, precisamente, por la seguridad jurídica, por la dichosa opa, que sometida a escrutinio de los mercados internacionales no sale bien parada. Demasiadas incidencias políticas, cortocircuitos y enredos. El Gobierno podía (debía) haber sido neutral desde primera hora, dejar al mercado hacer y empujar con disimulo a uno u otro lado sólo en el momento decisivo. No lo ha hecho, protagonizó sucesivas actuaciones tan patosas como arbitrarias y, finalmente, se echó en brazos de unos pretendientes con objetivos ambiguos. Enel y Acciona concertaron abiertamente esta semana sus estrategias, algo que negaron hasta que lo hicieron. Y una vez hecho no cabe otra opción que revisar lo actuado y devolver las condiciones de neutralidad. ¿Cómo? pues como la CNMV determine tras una interpretación seria de la normativa de opa en vigor. Los concertados suman el 46 del capital de Endesa (que con el 3 de la SEPI que sin concertar parece concertado) que bloquea la oferta de E. ON y genera incertidumbres que pueden ser catastróficas en un futuro próximo. Si la opa de E. ON fracasa el compromiso de los concertados admite todo tipo de inter- pretaciones y ajustes a una nueva realidad. Los concertados prometen sin afianzar, pero la realidad les puede conducir a otra oferta, para frustración de no pocas expectativas. El aplazamiento de su necesaria opa durante seis meses fue la alternativa impuesta por la CNMV antes de la concertación, cuando sólo era insinuación. Materializada ésta ¿en qué queda el límite máximo del 25 ¿les afecta la limitación del 10 para cada accionista? Son incertidumbres que abren pleitos, recursos... que bien pueden costar una de esas A tan laboriosamente adquiridas. No tener éxito y encima hacer el ridículo puede ser desolador.