Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 MADRID MARTES 27 s 3 s 2007 ABC AL DÍA Manuel María Meseguer Un mensaje de móvil permite saber en qué depósito de la grúa está un coche Este servicio retira de la calle al año 120.000 vehículos, la mitad por infracciones SARA MEDIALDEA MADRID. Las 132 grúas municipales que funcionan en la ciudad retiran anualmente de la calle una media de 120.000 vehículos, de los que aproximadamente la mitad han infringido alguna norma de circulación. Ayer, la empresa pública que gestiona este servicio- -Madrid Movilidad- -estaba de estreno, y por partida doble: un nuevo depósito de vehículos y un sistema que permite localizar, mediante un mensaje SMS desde el móvil, la base donde está un vehículo que se haya llevado la grúa. Lo del mensaje de móvil no es ninguna broma: a más de un conductor le ha ocurrido ir a recoger su coche y encontrarse con el sitio, sin saber si había sido cosa de la grúa o de un amigo de lo ajeno. Ahora, puede saberse si el coche ha sido retirado de la calle por el servicio municipal enviando un mensaje al 7724, y escribiendo en el campo del texto las letras SAM- -Servicio de Ayuda a la Movilidad- un espacio y el número de matrícula- -con letras incluidas- -del automóvil en cuestión. En unos segundos, el móvil recibe otro mensaje de respuesta, que indica en qué depósito se encuentra el vehículo, si está en tránsito- -de camino hacia alguna de las bases de la grúa- -o si no se tiene conocimiento de su situación- -si no es la grúa la que lo ha movido de su lugar- Otras maneras de averiguar dónde está el coche- -si ha sido retirado de la vía pública- -es llamar al teléfono 91- 787- 72- 92, o consultar en la página web www. madridmovilidad. es. El nuevo depósito inaugurado ayer en Barajas está situado frente a la terminal T- 2, tiene capacidad para 104 coches, y adscritas a él estarán cinco grúas, dedicadas a controlar y retirar los vehículos que cometan infracciones en las cuatro terminales del aeropuerto. Hasta ahora, los coches retirados eran enviados a la base de Colón, lo que suponía perder la grúa durante una hora explicó el concejal de Movilidad, Pedro Calvo. Esta mejora permitirá incrementar la operatividad del servicio. Actualmente, existen ocho EL BOTIJO y acontecimientos que llevan a pensar que no son buenos tiempos para la lírica. De nuevo el bucle melancólico del cierre de ciclo, aunque a estas alturas sea impensable el regreso a la España del borrico, la chumbera y el sombrero de paja. Quizás no les vendría mal a nuestros jóvenes menores de cuarenta años, para suspirar de alivio, un Cuéntame cómo pasó más rural y menos madrileño. Tampoco a nuestros políticos les sobraría el repaso. Pese a la inevitable caspa, en los sesentas, Madrid, con Barcelona, eran el no va más de la modernidad y las costumbres licenciosas. El asno, el secarral y el arado romano quedaban para provincias, donde competían con las censoras miradas de aquellas mujeres, permanente vestidas de negro de tanto hilar un luto con el siguiente, y con los encendidos sermones de los misioneros franciscanos y dominicos prestos a reconducir al camino correcto las ovejas descarriadas. En ninguna iconografía de la época podía faltar tampoco el botijo. No había cuadrilla de trabajadores, carro, carreta, reja, tenada o patio sin su correspondiente botijo de arcilla blanca, fresco y sudoroso, teñido de verdín y restos de barro. Eran cantarillos de dos asas (y boca ancha en medio) o de un asa (y boquilla angosta para disuadir a bichos e insectos) como el que acaba de regalar la Fundación Canal (de Isabel II, por supuesto) a unos cuantos miles de madrileños en el Día Mundial del Agua. Un botijo con unos versos de Pedro Salinas incluidos: Todo lo niega la tierra, pero todo se me da en el agua dicen. Tienen detalles éstos de la Fundación. En Navidades regalaron unos adaptadores de grifos que al mezclar el aire con el agua incitaban el ahorro. Pero era tecnología punta, de última generación y a los responsables de esta fundación de la Comunidad de Madrid les debió de parecer osado. Quizás la presidenta Esperanza Aguirre les dio un toque de atención ante la utilización frívola del I+ D +i del Canal. Así que vuelta al botijo y a mover el gaznate bajo el chorro de agua. Y para evitar susceptibilidades, propensiones a la metáfora y lamentos del tipo no son tiempos para... etc. unos versos de Salinas. Treinta años más tarde, el botijo sigue aquí. Ha El edil Pedro Calvo envía un SMS para saber dónde se encuentra un coche retirado por la grúa ERNESTO AGUDO depósitos de la grúa, con una capacidad total para más de 8.000 vehículos. Son los de Paseo Imperial, Colón, Centro, Barceló, Velázquez, Hortaleza y Barajas, además de los dos de larga duración- -Mediodía II y III- donde suelen recalar los vehículos que pasan más de ocho días en alguno de los otros depósitos, y también los que se trasladan por orden judicial- -un 45 por ciento de los que están allí llegaron por esta vía, procedentes de robos, accidentes y otros supuestos- No obstante, a estas bases de Mediodía- -situadas junto al poblado marginal de Las Barranquillas- -son trasladados también muchos vehículos retirados de la vía pública, lo que convierte la recuperación del automóvil en un auténtico mal trago para sus propietarios. Los responsables de Movilidad aseguraron que no hay intención de cerrar estos depósitos hasta que no se consigan otros emplazamientos donde trasladarlos. Por teléfono o web Contraataque del PSOE con la campaña ¿Qué pasaría si no cambiara nada? S. M. MADRID. El Partido Socialista de Madrid (PSM) inició ayer una campaña que, bajo el lema ¿Qué pasaría si no cambiara nada? contraataca la que puso en marcha el PP para publicitar sus actuaciones en la capital bajo el título ¿Qué pasaría si nunca pasase nada? Esta última campaña, además, será denunciada ante los tribunales en unos días, según anunció la pasada semana el candidato socialista a la Alcaldía Miguel Sebastián. La campaña del PSM iniciada ayer se compone de veinte cuñas, en las que se lanzan mensajes relativos a las averías del metro, la caída de la velocidad media, la posibilidad de implantar peajes en la M- 30, la contaminación o las diferencias de renta entre distritos. También critica el endeudamiento de la ciudad, los delitos en la capital- uno de cada tres madrileños es víctima de un delito, el doble de la media nacional los árboles talados, o la subida de impuestos, entre otros asuntos. El nuevo depósito de Barajas servirá para trasladar los vehículos que sean retirados del aeropuerto Más información sobre la grúa: www. madrid. movilidad. es Ocho depósitos La indisciplina le cuesta 110 millones de euros al año a los madrileños No respetar las normas, estacionar mal, incumplir el código de la circulación, olvidar el coche en el carril- bus... la indisciplina viaria le cuesta a los ciudadanos de Madrid, cada año, 110 millones de euros, según datos del concejal de Movilidad, Pedro Calvo. El edil aseguró que por culpa de la indisciplina al volante, la velocidad de la circulación se reduce un 10 por ciento, y la saturación aumenta un 20 por ciento. Y asegura que de no existir sistemas que ayudaran a evitarla, el gasto llegaría a los 410 millones de euros según el cual policías municipales, agentes de movilidad, grúas y demás medidas disuasorias de la indisciplina le ahorran cada año a la ciudad más de 340 millones de euros