Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 27 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM EL SEPARATISMO NO DESCANSA L verdadero sentido de un partido separatista reside en la intención de alterar el equilibrio y el esplendor del Estado en que se encuadra. Sólo así, con la ruptura del continente, puede pensarse en la fuga de una parte del contenido, aspirante a dar forma a un nuevo Estado. Es el cuento de nunca acabar y, en los últimos cien años, la constante más perturbadora que viene soportando la Nación española. De ahí que lo prudente sea, sin ignorar la realidad, poner barreras de distancia entre los partidos de ámbito nacional- -lo de españolistas es un truco dialéctico- -y los de naturaleza soberanista. Cualquier M. MARTÍN forma de cooperación y FERRAND cercanía solo operará, como demuestra la experiencia, a favor de la centrifugación del Estado, la pérdida de la fortaleza nacional y la confusión entre los valores cívicos. La práctica erradicación de los valores éticos en el escenario político favorece las conductas engañosas, tramposas y desleales. Eso lo saben muy bien los asamblearios líderes de ERC, capaces, como se demostró este último fin de semana, de ocupar la vicepresidencia en el Govern tripartito que preside José Montilla y, simultáneamente, en descarado ejercicio de traición, ofrecerle al principal partido de la oposición, CiU- -el grupo más votado en las últimas elecciones- la presidencia de la Generalitat. Como todo, especialmente en política, tiene un precio, el tasado para la mudanza en los apoyos del grupo que lidera Josep Lluis Carod- Rovira es la convocatoria ilegal de un referéndum de autodeterminación de Cataluña. A la vista está el gran fracaso de la política autonómica de José Luis Rodríguez Zapatero. El nou Estatut, uno de sus diseños para la contención de la demanda separatista, nada más entrar en vigor y esparcir sus vapores anticonstitucionales ya le sirve de escalón a ERC para elevar el nivel de sus demandas. También queda de manifiesto la inconveniencia de que un partido como el PSC, a fin de cuentas una parte esencial del PSOE, forme coalición y Gobierno con grupos cuyo objeto es antagónico del que cabe suponerle a los socialistas. Pero lo que más sobresale en este chusco incidente es la debilidad, política y moral, de José Montilla, a quien, de ahora en adelante, habrá que llamar el consentidor -apelativo idéntico en castellano y catalán- Así se hará justicia a un presidente del Gobierno que tolera que su vicepresidente negocie la traición con los adversarios... y continúe en el cargo. Todas estas escaramuzas, escandalosamente distantes de la demanda social, sirven a la causa de los partidos que no quieren ser españoles y perjudican gravemente la buena marcha de los asuntos del Estado e, incluso, del Gobierno. La capacidad desestabilizadora de las grandes sandeces tiende al infinito y conlleva una dedicación, en tiempo y fuerza, que mejor nos vendría aplicada a los asuntos generales y comunes de la Nación. POR OTRA PARTE LA CIUDADANÍA DE LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS sos, de activos fabriles o mercantiles. Pero el mercado espaRES de los cinco monopolios privatizados pueñol resulta pequeño: ¿cómo puede Iberia sobrevivir indeden ir a manos foráneas La primera página pendiente si no cuenta con ventajas político- administratidel ABC de ayer me resultó impropia de un luvas? Hasta Arcelor, aquella siderurgia, gloria de la indusnes: ni un solo tema de deportes. Con todo, presentaba mutria europea, que nació de la fusión de empresas públicas chas cuestiones decisivas de presente y de futuro, de dentro de Francia, España y Bélgica, pasó a propiedad deempresay de fuera de España. Y en la esquina inferior derecha harios indios por una opa, hostil para la gestión europea, pero bía espacio para apuntar el titular con el que empiezan esindudablemente beneficiosa para los accionistas. A nuestas líneas: aquellos viejos monopolios españoles del tabaco, tros entrañables y desfasados nacionalistas, basde la gasolina, de la electricidad, de los teléfonos y tante consuelo debería procurarles el dato deque si de las líneas aéreas, sobre los que el Estado franbien casi todos los antiguos monopolios van a quista organizó su actividad empresarial, estaban caer en manos depropietarios foráneos, otras mua punto, después de haber sido privatizadas, de conchas empresas españolas se buscan la vida comvertirseenempresas depropiedad extranjera. Aunprando empresas foráneas El aeropuerto londique el periódico no tomaba posición editorial, el exnensedeHeatrow, el demayor tráficodeEuropa, escelente reportaje daba a entender que eso de la protá gestionado por una empresa española, Ferropiedad extranjera era un mal rollo. vial. Abertis, la empresa española de infraestrucCon respeto para cualquier opinión, debo apreJOSÉ MARÍA turas, es propietaria de autopistas en Francia y surarme a decir que para un servidor lo mejor que GARCÍA- HOZ América, ypronto comprarálasAutoestradeitalialespudopasara aquellosviejos monopolios fue, prena. Repsol compró el monopolio petrolífero argentino y cocisamente, lo que les pasó: convertirse en empresas privarre el riesgo de ser a su vez comprada por alguna de las das y competir en el mercado. A día de hoy, cualquiera de grandes del petróleo. ¿Y qué decir de Telefónica? La gran ellas compara sus propios números con los de su pasado y triunfadora de las telecos europeas y suramericanas pueresultan mucho mejor: másclientes, máseficiencia, másbede estar orgullosa de lo hecho hasta aquí, pero nadie le ganeficio... Todo lo cual redunda en ventajas para los consurantiza quepasado mañanaleechelos tejos unasupergranmidores. de norteamericana. Digan lo que digan, la propiedad de una empresa resulContra lo que suele decirse, este vaivén empresarial no ta cuestión mucho menos relevante que su eficiencia. Para se debe exclusivamente a siniestros movimientos de capiel común de los españoles resulta más beneficioso que Altatal especulativo, sino a las necesidades deeficiencia empredis- -antigua Tabacalera Española S. A. -compita en pie sarial que plantea un mundo en el que cada vez existen mede igualdad con los americanos o los europeos, oqueTelefónos barreras políticas y administrativas. En esemovimiennica- -antigua Compañía Telefónica Nacional de Espato global, alasempresas españolas no lesvamal, pero obviaña- -rivalice con ingleses, franceses y escandinavos para mente no todas pueden conservar su identidad, su propieprestar servicios en el mercado español, etc. etc. No hay dad y su gestión. que engañarse: lo que requiere el sistema económico, y lo los consumidores, son proveedores eficientes, terminar quién es y cómo quiere ser, para que encima le sea cual sea su nacionalidad. echemos el fardo de la nacionalidad de sus empresas. Y ya Dicho esto, me apresuro a añadir que en el entorno de la que estamos en tiempos decambiar la Constitución, la nueglobalización, las empresas, todas las empresas, necesitan va bien podría dejar sentado que serán españolas las emganar tamaño para conseguir mejor eficiencia. Desde los presas que mejor servicio, en términos de calidad y precio, bancos a las petroleras, pasando por las tabaqueras o las lípresten a los ciudadanos españoles neas aéreas o las televisiones de pago, el requisito necesajosemaria garcia- hoz. com rio deléxitoes manejar grandes masasdeclientes, deingre- E T ¿Es cierto, presidente, que si usted gana las elecciones, Manuel Marín será sustituido en el Parlamento por Lorenzo Milá, y los diputados por personas seleccionadas y mediante agencia?