Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 DEPORTES LUNES 26 s 3 s 2007 ABC MUNDIAL DE MOTOCICLISMO s Gran Premio de España Isidre Esteve quedará paralítico salvo milagro Un accidente en la Baja Almanzora le causó una grave fractura vertebral con lesión medular s Tiene los pulmones encharcados de sangre ENRIQUE YUNTA BARCELONA. No son esperanzadoras las noticias para Isidre Esteve. Salvo milagro, el piloto ilerdense quedará parapléjico por culpa de la caída que sufrió el sábado mientras disputaba la Baja Almanzora, un batacazo tremendo que le afecto la médula y que le ocasionó múltiples fracturas por todo el cuerpo. Esteve fue trasladado a primera hora de ayer a través de un helicóptero medicalizado del RACC al Hospital Valle de Hebrón de Barcelona desde Almería, donde se encontraba ingresado en el Complejo Hospitalario de Torrecárdenas. En el centro catalán confirmaron los peores pronósticos y percibieron que el piloto tenía sangre en los pulmones, por lo que no podrá ser operado hasta que se solvente esta complicación a través de un drenaje. El parte indica que Esteve sufre una fractura- luxación con estallido de las vértebras T 7 y T 8 con una lesión medular y emoneumotorax bilateral con los dos pulmones encharcados de sangre, de ahí que lo primero sea resolver todos los contratiempos relacionados con las funciones vitales y evitar problemas respiratorios. Una vez drenados los pulmones, lo normal es que los médicos intervengan quirúrjicamente para fijar y estabilizar las fracturas vertebrales. De todos modos, esta operación, y teniendo en cuenta el desalentador informe médico, no garantiza que Esteve recupera la movilidad de sus extremidades inferiores. Así lo reconoció ayer el doctor Xavier Mir, que, muy a su pesar, realizó un análisis tan realista como desesperanza- Pocas garantías Isidre Esteve EFE Las gradas de Jerez dieron el otro espectáculo de la carrera EFE Y NO MORIR EN EL INTENTO Lorenzo pasa a Dovizioso. Todos saltan. La avalancha los tira. Tamara, que abría una bebida, se empapa. Surgen las bromas. El público es el otro espectáculo POR T. GONZÁLEZ- MARTÍN JEREZ. Vivir un gran premio en las curvas de Peluqui, Ferrari o Crivillé debería ser obligatorio en el ejército. Es tan duro como unas maniobras, pero sin nadie que mande. Si uno sale vivo, cuéntelo. El que no ha estado allí, nunca se lo cree. Mercedes, Tamara, Andrea, Álvaro, Diego, Javi, Roberto, Eli, Cristina, Juanjo y Carlos, una peña de Guadalajara, son el ejemplo de cómo un grupo de aficionados se transforma, por los avatares del circuito, en la familia Trapisonda Cada año es una peripecia impredecible Sin luz, con legañas y frío, tomaron Peluqui a las siete de la mañana, a la espera de la avalancha de las nueve. A esa hora, ya estaban rodeados. Mercedes lleva los tuperware pero la comida recibió los primeros golpes cuando Pol Espargaró tuteó a los grandes. Merche se sentó sobre las viandas, para impedir una patada que las hiciera rodar. La que rodé fui yo cuando un garrulo celebró otra pasada del Pol Aquí hay que venir vestido de guerra- -señala Eli- porque los empujones y las bebidas te ponen perdido. Eso, si no te caen chispas de petardo La guerra se desató en 250. Las gradas se movieron como si fueran un barco. Quiero una Coca dijo Álvaro. Tamara abrió el botellón cuando Lorenzo superaba a Dovizioso. El grupo de atrás saltó y cayó encima de ella. Resultado: Me empapé de Coca. Tenía hasta el sujetador de Rossi pegajoso. Quería quitármelo y uno de atrás soltó: Si quieres, te ayudo Su pareja, Carlos, encajó la ironía. Todos rieron. Es Jerez, aquí nadie se mosquea Lo peor sucedió en la fiesta de Lorenzo. Una traca quemó el plástico del tuperware de Andrea. Se deshizo y los bocadillos de tortilla sabían a goma chamuscada... Pues nos los comemos, porque hace un hambre... El colmo lo sufrió Cristina. Una chispa de petardo le saltó al pelo. Se echó Fanta encima para apagarlo... Y vuelta a las bromas. Es el ambiente de Jerez y su Gran Premio. CÓMO VIVIR EN LA GRADA Se encuentra en la UCI del Valle de Hebrón, en donde se le está sometiendo a un drenaje pulmonar dor: La lesión puede dejar secuelas muy importantes, esperamos que sean las mínimas. Pero no somos muy optimistas, la verdad. En cualquier caso, hay que esperar sentenció el médico del Valle de Hebrón. Isidre Esteve participaba en la prueba de la Baja Almanzora, en cuyo prólogo se había impuesto el viernes. El sábado, durante la primera jornada y cuando ocupaba el primer puesto de la general, sufrió la caída en el segundo tramo y salió despedido de su KTM. Esteve perdió el control de su moto en una curva cercana al cauce de un río y se produjo un fuerte golpe en la espalda que le dejó sin sensibilidad por debajo de la cintura. LA PERMANENTE SONRISA DEL DAKAR Simpático, hogareño y ambicioso, el de Oliana afronta la carrera más complicada de su vida. Más incluso que el Dakar, una prueba que se le ha resistido siempre POR E. Y. BARCELONA. Cuentan los que le conocen que es imposible no pasarlo bien con él. Humilde, ambicioso, hogareño y optimista por naturaleza, Isidre Esteve vive las peores horas de su vida en la UVI del Valle de Hebrón, esperando que un milagro médico le rescate de la paraplejia. Él, que tantas veces ha aprendido de las caídas, está a punto de quedarse sin lo que más le gusta: montar en moto. Esteve (Oliana- -Lérida- 15 de mayo de 1972) ha sido durante los últimos años uno de los pilotos más experimentados en la materia. Dos veces cuarto clasificado en el Dakar, aparecía siempre en las quinielas como uno de los máximos favoritos. Pero, por una cosa u otra, siempre se le resistió la prueba africana, aunque jamás desistió en su idea inicial: Algún día me tocará a mí ganar repetía hasta la saciedad. En sus diez participaciones, ha ganado numerosas eta- Una traca quema el tuperware de Andrea en Peluqui... ¡Alegría! Comemos bocadillos quemados pas, aunque también ha sufrido lo suyo. Sin ir más lejos, en la penúltima edición se pegó un trompazo tremendo y perdió el bazo, pero mantuvo intacta su ilusión por esta prueba. Pudo ser mucho peor. Su carrera, pese al mal fario dakariano, es de lo más triunfal. A los 18 años, Esteve ingresó en el Motoclub Segre y en 1990 ganó los campeonatos de Cataluña y de España de enduro júnior en 80 centímetros cúbicos. En 1993 se llevó el Campeonato del Mundo en Holanda por equipos y fue segundo en el apartado individual. Debutó en el Dakar en 1998 y terminó decimoctavo, siendo cuarto en 2001. Al margen de varios campeonatos de España de enduro y de raids, Isidre Esteve también ha ganado en seis ocasiones la Baja Aragón y otras carreras importantes. Ahora afronta la más importante de su vida. Cuando ha caído, siempre se ha levantado.