Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MADRID LUNES 26- -3- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes Me cuesta mucho frenar afirma Alberto Contador, número 1 de la clasificación mundial tras su París- Niza Cuando ruge la marabunta Los pilotos españoles, con cuatro podios, hacen vibrar a la afición en un circuito de Jerez que estableció otro récord de público s Luis Aragonés fue animado ayer por sus jugadores tras la doble cara contra Dinamarca POR JOSÉ MIGUEL MATA MADRID. El deporte nacional tiene un ciclo vital que se repite cada año con inusitada regularidad. El Campeonato del Mundo de Motociclismo funde casi en uno a todos los aficionados que, como en Fuenteovejuna, se juramentan para obrar el milagro. Este año, también. Han sido 244.461 los que han pasado por las gradas del circuito de Jerez durante el fin de semana, un nuevo récord de público en el que es, sin duda, el mejor Gran Premio del Mundial. Ayer, día de las carreras, sólo 132.168 privilegiados disfrutaron en directo de la exhibición de Jorge Lorenzo (bueno, y de Álvaro Bautista, Andrea Dovizioso y Héctor Barberá) para poner una pica en el corazón de aquel que aún- ¿quedan? -no disfrute con las motos. Él puso una bandera sobre suelo andaluz, Lorenzo s Land (tierra de Lorenzo) como símbolo de su dominio en una cilindrada que promete emociones fuertes. Como las demás. Porque en MotoGP Rossi, pese a dar otra lección ayer, en su casa está cada vez más menos lejos de Pedrosa, segundo ayer, y de otros jovenzuelos (Stoner) que vienen apretando. Y porque en la escuela de 125 no paran de salir imberbes- -como Pol Espargaró- -que aseguran el futuro. E Jorge Lorenzo grita su triunfo en 250 c. c. a los cuatro vientos de Jerez AFP l futuro es lo que deberá asegurarse la selección de fútbol el miércoles frente a Islandia. Tras ser Jeckyll y Hyde contra los animosos daneses, tanto Luis Aragonés como sus jugadores hicieron ayer examen de conciencia. No sólo hay que ganar, tampoco estaría de más darse una alegría al cuerpo en forma de buen juego, empaque, seguridad, constancia... Sólo así recuperarán al cien por cien la confianza de una hinchada que, eso sí, es tan fiel como la del motociclismo, aunque reciba muchas menos alegrías. El Bernabéu lo demostró el sábado y seguro que el Ono Estadi lo volverá a hacer pasado mañana.