Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 MADRID LUNES 26 s 3 s 2007 ABC AL DÍA Luis Prados de la Plaza Las preguntas de Los 300 parquímetros destrozados en tres meses en Fuencarral han provocado un aluvión de mensajes de los lectores. Quejas por el afán municipal por recaudar dinero, más aparcamientos y algunas opiniones a favor, entre las reacciones EXAGERAR ENTADA la base de la modernidad, calidad y beneficios que se le añaden a Madrid con la transformación de la M- 30, toda exageración- -de palabra u obra- -encarece, traspasa el límite de los verdadero, pierde la naturalidad que conviene y se aparta de lo justo. Intente usted explicarle este consejo a unos y a otros y, seguramente, la mayoría se sentirá atacada por esa falta de comprensión ante lo suyo. Presupuestos y flecos, aparte. Estamos viviendo un rebrote de inquebrantables adhesiones, que no sé si pertenecen a la pertinaz militancia o a la pertinaz forofancia. Alguien le está organizando al señor alcalde la cadena inaugural más larga y sostenida, a base de prisas y de tramos parciales, con discursos que no le convienen (entre prepotente y vengativo) más parecido a aquella peineta de Fabio Capello el día que ganó un partido fácil, y de chimba pirula, que a la sencillez deseable de la obra bien hecha La gente no está tan necesitada en conocer el número de atascos que se van a evitar a partir de ahora (o sea, cuando se termine y quede todo ajustado) porque bastante ha tenido con los atascos, recién, y las evidentes molestias de bailes de movilidad que han destacado por su improvisación y que, en lugar de ahorrar combustible o bajar la contaminación, como la propaganda arrecia, han acelerado ambas cuestiones... Sin contar los contratiempos y el sofoco de conductores sencillos que, en un momento dado, se han visto atrapados (camino de Talavera o Toledo, pongo por caso, cuando él quería ir a otro sitio) ni olvidar los ciscos de la superficie, del transporte público colectivo y del abuso de esa exageración no rectificada como viene siendo la política de parquímetros. ¿Nadie ha pensado en que lo más conveniente, ahora que se aproxima la calma, es la elegancia social del regalo que les espera a los ciudadanos? Por sus obras los conoceréis pero sin exageraciones y a su debido tiempo. Las prisas abastecen las tumbas de cardiacos que dijo alguien. Y para exagerar, ya tenemos la exaltación del terrorismo, el lío de la Fiscalía y de los jueces, el delirante empecinamiento que nos espera. S ABC Patio del colegio Ramiro de Maeztu ¿Qué opina de los actos de vandalismo contra los parquímetros? Ya que en Madrid nos hemos metido en grandes obras, creo que es el momento para que construyan muchos aparcamientos gratuitos: así se solucionaría el problema del estacionamiento. Los aparcamientos públicos siguen siendo un robo por mucho que ahora cobren sólo por fracciones. No apruebo el vandalismo, pero ya pagamos bastantes impuestos por todo y éste no deja de ser uno más. Además ¿quién no ha sido multado por pasarse de hora o ha tenido que salir corriendo para poder cambiar el papelito Es un abuso. Charo Me parece que los métodos no son adecuados, pero entiendo que ya estemos un poco cansados de tanto atraco por parte de las administraciones. Jesús Los que destrozan los parquímetros son unos salvajes. Desde que los han instalado en el barrio del Pilar es una maravilla aparcar. Antes todos los concesionarios de coches los tenían aparcados fuera y los vecinos nunca podíamos estacionar. ¡Bravo por los parquímetros! María Rosa Es una reacción lógica contra una imposición arbitraria y recaudadora del alcalde. Lo que El patio del colegio del centro público Ramiro de Maeztu está en mal estado. El suelo es deficiente y los charcos son constantes los días de lluvia. Aunque se ha construido una pasarela, ésta resulta inútil porque el pavimento continúa en pésimo estado. Asociación de Padres del CP Ramiro de Maeztu. Envíe sus fotos a htpp www. fotos. abc. es Los parquímetros no me gustan y la violencia tampoco Me parecen mal: son un pequeño atraco a plena luz del día- -o de una farola si ha anochecido- pero mucho peor aún me parece el vandalismo que los destroza. Servirse del vandalismo y de la violencia para destrozar lo que no te gusta es expulsar fuera de sí toda la rabia que se tiene acumulada dentro. Hay otras formas más educadas de liberar esa agresividad que se lleva dentro. Uno de Motril verdaderamente hace falta en los barrios en los que los ha instalado son aparcamientos para residentes. Por las noches es cuando no hay manera de encontrar sitio. De día no hay ese problema. Manuel Yo, particularmente, estoy contento con la medida de instalación de parquímetros; en mi caso me beneficia. Sin embargo, entiendo que habrá barriadas en que no sea tan necesario y se instalaron con afán recaudatorio. De todas formas no creo que sea lo apropiado su destrucción, pienso que hay otras formas de protestar. Florencio