Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 26- -3- -2007 Blair desmiente a Irán y asegura que los buques británicos estaban en aguas iraquíes 33 Zapatero, convencido de que su política deja huella en la Unión Europea L. AYLLÓN ENVIADO ESPECIAL BERLÍN. José Luis Rodríguez Zapatero se mostró ayer en Berlín convencido de que la política que defiende desde su Gobierno, especialmente su insistencia en apostar por la resolución pacífica de los conflictos, ha dejado huella en la Unión Europea. Para el jefe del Ejecutivo, la actuación de España se ve no sólo en el texto de la Declaración aprobada ayer en la capital alemana, sino también en los retos de futuro de la Unión. En una conversación con periodistas españoles, Zapatero rechazó las críticas que se le hacen de que no ha estado suficientemente presente en Europa, en un momento en que, ante la falta de liderazgos claros, España podría haber aprovechado mejor las bazas que le daba la buena marcha de su economía. El presidente del Gobierno considera que España está en una situación muy adecuada y, además, aseguró que contamos y somos respetados Según Zapatero, el hecho de que en España se produjera hace tres años un relevo en el Gobierno ha sido determinante para que la UE pudiera alcanzar una posición común para abordar la resolución de conflictos. Asimismo, anotó en el haber de su Gobierno la última iniciativa europea para Oriente Próximo, después de que España la impulsara junto a Francia e Italia. ANGELA MERKEL FRAU EUROPA DE CANCILLER A EMPERATRIZ La jefa del Gobierno alemán emerge en solitario como única líder fuerte de la UE. Parece la germana con más poder desde Catalina de Rusia POR RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Kanzlerin zu Kaiserin? se preguntaba una repentinamente orgullosa prensa alemana ante el relieve internacional de su primera mujer canciller, camino ahora de parecer emperatriz de Europa. Se ha dicho que desde Catalina de Rusia no ha habido mujer alemana con más poder en sus manos y también que probablemente hoy sea la mujer más poderosa del mundo, con permiso de Condoleezza Rice, Madonna y la autora de Harry Potter. Pero Merkel es una Frau una mujer- -incluso una mujer de su casa que a veces da la mano a su homólogo con un dedo quemado por la tapa del horno- -que además es Doktorin y que, pese a su posición a los mandos del motor de Europa y los elogios recibidos tras años de desaires, no se comporta como una Herrin -dueña y señora- Más bien se desenvuelve con la seriedad y el tacto de una Dame pese a sus gustos casi Proletarin Europa ni siquiera se molesta ya en despedir al presidente Chirac, que pese a la ocasión del 50 aniversario abandona Berlín por la puerta de atrás, mientras celebra como salvadora a esta canciller venida del frío y a la que hasta hace meses ninguneaba- -inimaginativamente- -el peinado. Al parecer más que iniciativas- -que las tiene, como la energía, los valores, la libertad- Merkel aporta consensos sobre los que luego abordar iniciativas, aunque las coronen otros. Y se azora cuando escucha que es la líder más potente de Europa, pero no le intimida la responsabilidad, ya que el miedo en políti- Merkel, ayer en Berlín en la rueda de prensa tras la Cumbre ca es mal consejero En los últimos días se ha embuchado con maestría el hueso checo y el polaco: tiene un corazón para el Este y cree en la igualdad de los europeos, aunque no minimiza el impulso aún hoy de los fundadores. Pero su estatus particular ha pasado, hoy todos estamos en el mismo plano Por ello es escéptica con la panacea de las dos velocidades: Schengen es una cosa, pero los valores no son divisibles. En el escenario europeo, recaba los focos sin alternativas AP y hasta en Londres no había habido tal consenso con un alemán desde Karajan; se la compara con el Blair prei- Iraq, aunque pueda sorprender que en realidad la canciller encabece una precaria coalición. Pero si hay quien responda al reto de una Europa evanescente- como se recusa- parece sólo el fiable motor alemán, en los términos de recuperar ilusión que dice Benedicto XVI o en el del tamaño, prosperidad, geografía y valores que en medio de Europa concentra Alemania. La Declaración de Berlín Declaración con ocasión del L Aniversario de la firma de los Tratados de Roma: Durante siglos Europa ha sido una idea, una esperanza de paz y entendimiento. Esta esperanza se ha hecho realidad. La unificación europea nos ha procurado paz y bienestar, ha cimentado nuestra comunidad y superado nuestras contradicciones. Cada miembro ha contribuido a unificar Europa y a fortalecer la democracia y el Estado de Derecho. Gracias al ansia de libertad de las gentes de Europa Central y Oriental, hoy se ha superado definitivamente la división artificial de Europa. Con la integración europea hemos demostrado haber aprendido la lección de las confrontaciones sangrientas y de una historia llena de sufrimiento. Hoy vivimos juntos, de una manera que nunca fue posible en el pasado. Los ciudadanos y ciudadanas de la UE, para fortuna nuestra, estamos unidos. En la UE estamos haciendo realidad nuestros ideales comunes: para nosotros el ser humano es el centro de todas las cosas. Su dignidad es sagrada. Sus derechos son inalienables. Mujeres y hombres tienen los mismos derechos. Nos esforzamos por alcanzar la paz y la libertad, la democracia y el Estado de Derecho, el respeto mutuo y la responsabilidad recíproca, el bienestar y la seguridad, la tolerancia y la participación, la justicia y la solidaridad. En la UE vivimos y actuamos juntos de manera singular, y esto se manifiesta en la convivencia democrática entre los Estados miembros y las El presidente del Gobierno también reiteró su apuesta por conseguir un nuevo Tratado de la Unión Europea, de dimensión constitucional por considerar que Europa se debe dotar de un gobierno más ágil y facilitar que las mayorías puedan adoptar decisiones. Además, defendió que las instituciones europeas tengan fortaleza, liderazgo e impronta Zapatero insistió en que el proyecto europeo ha sido un éxito y debe seguir siéndolo y señaló que la UE debe tener protagonismo en la lucha contra el cambio climático y contra las desigualdades, dedicando una especial atención a combatir la pobreza y a tratar los movimientos migratorios. España se muestra satisfecha de que la Declaración haya incluido la necesidad de luchar contra la inmigración ilegal. Fortalecer las instituciones instituciones europeas. La UE se funda en la igualdad de derechos y la convivencia solidaria. Así hacemos posible un equilibrio justo entre los intereses de los distintos Estados miembros. En la UE preservamos la identidad de los Estados miembros y la diversidad de sus tradiciones. Valoramos como una riqueza nuestras fronteras abiertas y la viva diversidad de nuestras lenguas, culturas y regiones. Hay muchas metas que no podemos alcanzar solos, pero sí juntos. Las tareas se reparten entre la UE, los Estados miembros, sus regiones y sus municipios. Nos enfrentamos a grandes desafíos que no se detienen en las fronteras nacionales. La UE es nuestra respuesta a ellos. Sólo unidos podemos preservar en el futuro nuestro ideal europeo de sociedad, en beneficio de todos los ciudadanos y las ciudadanas de la UE. Este modelo europeo aúna el éxito económico y la responsabilidad social. El mercado común y el euro nos hacen más fuertes. Con ellos podemos amoldar a nuestros valores la creciente interdependencia económica mundial y la cada vez más intensa competencia que reina en los mercados internacionales. La riqueza de Europa se basa en el conocimiento y las capacidades de sus gentes; ésta es la clave del crecimiento, el empleo y la cohesión social. Vamos a luchar juntos contra el terrorismo, la delincuencia organizada y la inmigración ilegal. Y lo haremos defendiendo las libertades y los derechos ciudadanos incluso en el combate contra sus enemigos. Nunca más debe dejarse una puerta abierta al racismo y a la xenofobia. Defendemos que los conflictos del mundo se resuelvan de forma pacífica y que los seres humanos no sean víctimas de la guerra, el terrorismo y la violencia. La Unión Europea quiere promover en el mundo la libertad y el desarrollo. Queremos hacer retroceder la pobreza, el hambre y las enfermedades. Para ello vamos a seguir ejerciendo nuestro liderazgo. Queremos llevar juntos la iniciativa en política energética y protección del clima, aportando nuestra contribución para contrarrestar la amenaza mundial del cambio climático. La UE se nutrirá también en el futuro de su apertura y de la voluntad de sus Estados miembros de consolidar a la vez juntos el desarrollo interno de la UE. Esta seguirá promoviendo también la democracia, la estabilidad, y el bienestar allende sus fronteras. Con la unificación europea se ha hecho realidad un sueño de generaciones anteriores. Nuestra historia nos reclama que preservemos esta ventura para las generaciones venideras. Para ello debemos seguir adaptando la estructura política de Europa a la evolución de los tiempos. Henos aquí, por tanto, cincuenta años después de la firma de los Tratados de Roma, unidos en el empeño de dotar a la Unión Europea de fundamentos comunes renovados de aquí a las elecciones al Parlamento Europeo de 2009. Porque sabemos que Europa es nuestro futuro común ABC. es Texto íntegro de la Declaración, también en http: www. abc. es informacion pdf texto- UE. doc