Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional LUNES 26- -3- -2007 ABC Merkel coincide con el Papa y reconoce las raíces judeocristianas de Europa La canciller relanza la UE y anuncia una conferencia intergubernamental para consolidar la hoja de ruta en junio ENRIQUE SERBETO ENVIADO ESPECIAL BERLIN. Con un solemne discurso cargado de fundamentos éticos, la canciller alemana Angela Merkel ha insuflado un potente impulso a la desanimada Europa durante la firma solemne ayer de la Declaración de Berlín. La celebración de los cincuenta años del Tratado de Roma ha conseguido ser el aldabonazo que se pretendía para intentar sacar a la UE del bloqueo y, aunque no se puede decir que se haya encontrado la solución, al menos la canciller alemana ha mostrado un camino claro y bastante realista para intentarlo. En esta jornada histórica, Merkel también aludió claramente al mensaje que había lanzado la víspera el Papa Benedicto XVI y, al hablar en su discurso solemne de los valores fundamentales de Europa, citó expresamente las raíces religiosas y con una naturalidad admirable en estos tiempos. La libertad- -dijo- -es la principal fuerza del ser humano. y el ser humano está en el centro de nuestra acción. Su dignidad es inviolable. Y yo añadiría que esa concepción del hombre proviene, a mi entender, también de las raíces judeocristianas de Europa Angela Merkel marcó el paso ayer a los demás jefes de Estado o de Gobierno de la Unión Europea asunto volverá a ser discutido y que ello debe ser considerado normal en una sociedad democrática: Hay que aceptar discutir esta cuestión, es normal, y en el diálogo entre culturas y religiones a nivel mundial, los europeos deben poder expresar sus raíces comunes. Nosotros debemos admitir que estamos marcados por este pasado judeocristiano. La cuestión es saber en qué tipo de documento se puede inscribir esto, pero la discusión continuará De ser así tendrá que ser en la conferencia intergubernamental que se propone convocar al final del semestre de presidencia alemana. Merkel considera que la aceptación de esta Declaración de Berlín por parte de los veintisiete (aunque sólo fue firmada por las tres instituciones, el Consejo, el Parlamento y la Comisión) es suficiente para dar por hecho que en la cumbre de junio se lanzará la hoja de ruta siempre advirtiendo que lo harán sin anticipar el resultado salvo que no quisiera dejarle tareas pendientes a la presidencia portuguesa que tomará el relevo. Y de todos modos, tampoco piensa decirlo todo el Tratado de Roma que ahora conmemoramos se negoció en secreto recordó) sino que se limitará a anunciar las cosas cuando se vean claras Lo único que adelantó es la fórmula de conferencia intergubernamental, que ha de ser corta y en la que se estudiarán no sólo las recetas para encajar a los países que no han ratificado el Tratado Constitucional, sino otras ideas que ayer aparecieron en el almuerzo y que versaban sobre la necesidad, por ejemplo, de que se cree una autoridad común sobre energía. Javier Solana, que asistió al almuerzo, dijo que había habido un ambiente muy constructivo sobre las posibilidades de que se encuentre una fórmula, que, a su juicio dejará más satisfechos a los países que ya han ratificado el Tratado Constitucional que a los que no lo han hecho dando a entender que la base del resultado será en efecto el texto actual. Merkel también habló del nuevo texto como algo firmado por todos los países después de negociaciones muy difíciles y que ha de seguir siendo la base de todo el trabajo. AP En la rueda de prensa posterior a la ceremonia, Merkel volvió a referirse a la cuestión diciendo que ella tenía que ser realista, es decir, no muy optimista en cuanto a que eso quede reflejado en la Constitución, puesto que aunque comprende la posición de la Iglesia católica y reconoció que ha hablado de ello con el actual Pontífice y con su predecesor Juan Pablo II, tenemos que admitir que en Europa hay una clara separación entre lo político y lo religioso Aunque sabe que muchas personas desearían que las raíces cristianas fueran mencionadas en la solución al Tratado Constitucional, existen tradiciones seculares que rechazan mencionar la fe en documentos oficiales del Estado Sin embargo, como gran cambio frente a lo escuchado hasta ahora, la canciller alemana aseguró que el Más realismo que optimismo La presidenta de turno reconoce que será difícil que algunos países acepten una alusión al cristianismo Con esa ambición, la canciller alemana había invocado en su discurso el espíritu visionario de los fundadores de la UE que nos ha permitido que un sueño se convierta en realidad aunque no siempre pareció posible: He leído- -aseveró en su discurso- -que alguien de una de las delegaciones que participó en las negociaciones de los Tratados de Roma, creo que un británico, dijo entonces que la resolución no tenía ninguna posibilidad de ser firmada, y que si llegaba a ser firmada, no sería ratificada y que si era ratificada, no se aplicaría nunca El euroescepticismo, como se ve, es tan viejo como Europa. ABC. es Galería de imágenes de la Cumbre de Berlín en abc. es internacional