Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Zapatero abre un nuevo proceso s El chantaje de De Juana LUNES 26 s 3 s 2007 ABC El juez que trasladó a De Juana a San Sebastián ya redujo su pena en 2002 pese al rechazo de Interior El etarra envió numerosas quejas al Juzgado número 3 para pedir redenciones, ante la resistencia de los centros MARIANO CALLEJA MADRID. Solicito que V I. es. time la QUEJA (sic) que planteo contra la Junta de Tratamiento por la negativa a concederme la redención extraordinaria correspondiente al esfuerzo intelectual realizado por el trabajo de elaboración de dos libros (versiones euskara y español) que han sido publicados. Que V I. haga respetar mis derechos reglamentarios y me reconozca la redención extraordinaria correspondiente al año 1999 por ambas versiones del libro. Por ser de justicia que pido en Madrid III a 26 de junio de 2000 El preso que escribió esa queja, y que remitió al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria Número 3 de Madrid, es el terrorista Ignacio de Juana Chaos, quien entonces se encontraba en prisión por los 25 asesinatos que había cometido. ABC ha tenido acceso a los documentos que prueban que la Administración opuso resistencia, una y otra vez, a la aplicación de redenciones de pena para De Juana, y que sólo cedió cuando se lo exigió el juez. Un magistrado, el del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria Número 3, José Luis Castro, que ahora es el titular del Juzgado Central, que avaló la aplicación de la prisión atenuada, es decir la excarcelación, a Ignacio de Juana Chaos por su huelga de hambre, tras la cesión del Gobierno de Zapatero. El presidente del Gobierno, en el Pleno del Senado del pasado 7 de marzo, afirmó que el Gobierno del PP concedió a De Juana dos redenciones extraordinarias máximas de 175 días cada una, por escribir en la cárcel un presunto libro que es un panfleto y que consideraron un esfuerzo literario En los documentos oficiales queda demostrado que la realidad no tiene nada que ver con lo que dijo Zapatero. También el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, acusó al PP de dar a De Juana 600 días de redenciones extraordinarias, 350 por escribir el mismo libro Ustedes se lo dieron por pasividad. Ni tan siquiera tenían que haber cambiado la instrucción, bastaría con que hubieran aplicado la que existía y no le podían haber dado nunca, nunca, redenciones de 175 días por escribir un libro que era apología del terroris- El etarra De Juana fue trasladado en ambulancia desde Madrid al Hospital de San Sebastián el pasado 1 de marzo mo Rubalcaba tampoco se ajustó a la realidad, ya que la Administración sólo propuso la redención tras reiteradas quejas del etarra admitidas por el juez, quien al final le daba la razón. Pero volvamos a aquella queja que presentó el terrorista y repasemos con documentación toda la historia. Un par de meses antes, el 17 de abril de 2000, De Juana envió un escrito a la Junta de Tratamiento del Centro Penitenciario Madrid III en el que pedía una redención extraordinaria de su pena por la publicación de dos libros: Con fecha marzo de 2000, la editorial Txalaparta ha publicado dos libros (euskara y castellano) cuya autoría es mía. Tales libros han sido Días y Egunak La publicación de ambas obras se ha debido al trabajo realizado durante el año 1999. Por ello solicito: se me conceda la redención extraordinaria correspondiente y contemplada en el R. P. en base al trabajo intelectual realizado La Junta de Tratamiento contestó al etarra de forma negativa. El terrorista recordó entonces una conversación que tuvo con el juez de vigilancia penitenciaria número 3 de Madrid, José Luis Castro, y le remitió la queja, escrita a máquina, en la que, además, decía: En entrevista personal concedida por el J. V P. n- 3 de Madrid a finales del pasado año le planteé a V la cuestión de que me I. iban a publicar un libro cuya autoría es mía. Así mismo (sic) le pregunté sobre mi derecho a obtener redención extraordinaria por ello y en base al esfuerzo intelectual realizado y contemplado en el derogado C. P. pero que es el que a mí se me aplica. V I. fue rotundo al afirmar que, efectivamente, tales redenciones me correspondían, pero que en primer lugar las tenía que solicitar a la Junta de Tratamiento y que únicamente si me eran denegadas podía recurrir al J. V P. De Juana apunta que la Junta de Tratamiento da dos motivos para denegar su solicitud de redención: no tener constancia de la actividad y no ajustarse al ámbito de ninguna activi- LOBO ALTUNA Los documentos hablan Zapatero y Rubalcaba no se ajustaron a la realidad cuando acusaron al PP de dar beneficios al etarra: la Administración se resistió una y otra vez El terrorista protestó por los retrasos y dificultades y todo tipo de impedimentos por parte de su centro penitenciario cuando se trata de redenciones y otros beneficios Queda acreditado que el interno ha realizado un trabajo intelectual como autor de dos libros que cumplen todos los requisitos legales concluyó el juez dad programada. ¿Qué ocurrió entonces con la queja del terrorista? Que no llegó a su destino, ya que el 16 de mayo de 2001 se le notificó que no constaba su escrito en el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria Número 3. Así que De Juana tuvo que volver a tramitar su requerimiento, al que añade otra protesta: Estas pérdidas de documentos, retrasos y dificultades para que se ejecuten diversas resoluciones judiciales y todo tipo de impedimentos por parte de la Dirección del Centro Penitenciario de Madrid III se vienen reproduciendo sistemáticamente siempre que se trata de asuntos relacionados con cualquier tipo de redenciones o liquidación de condena y en concreto cita otro caso que le sucedió en 1998. Ahora se encuentra en el Puerto de Santa María, pero sigue dirigiendo su queja al mismo juez de vigilancia penitenciaria número 3 de Madrid. (Pasa a la página 14) Más protestas del etarra