Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN LUNES 26 s 3 s 2007 ABC LA CRÓNICA DEL LUNES SUMISIÓN DE SUS VOTANTES PSOE Y PP BUSCAN LA CIEGA Pretenden los unos y los otros, PSOE y PP, que los ciudadanos se conviertan en fanáticos rehenes de sus aguerridas estrategias Pablo Sebastián beligerante con el PP en la contienda política, lo que ha causado alborozo entre los dirigentes y medios mas crispados del entorno del PP que han aplaudido la respuesta del boicot (parecido al del PSOE con Telemadrid) Aunque esta bronca política y mediática en la que no debió entrar el PP- ¿prohibirán a Gallardón acudir a la SER los que van a la COPE mientras se insulta al alcalde y a casi todo el mundo? -a quien más favorece es a Zapatero porque le facilita un cierre de filas en torno a su persona de ciertos dirigentes del PSOE y opinadores del Grupo Prisa entre los que se habían detectado incipientes críticas frente a sus temerarias y demenciales políticas de reformas estatutarias y negociación con ETA. Las dos políticas cruciales de la presente legislatura que los publicistas de la Moncloa pretenden relegar a un segundo plano con la nueva campaña, estrenada por Zapatero en el Congreso, que consiste en decir que la economía va muy bien y que son muchas las reformas sociales puestas en marcha por este Gobierno. Un discurso que repiten como papagayos los portavoces y editorialistas afines al PSOE que supone tanto como decir, por ejemplo, que la bomba de ETA que mató a dos inocentes en Barajas carece de importancia a la vista del nivel del crecimiento económico. La acción del Gobierno es un todo indivisible con luces y sombras, sobre todo cuando estas últimas se proyectan sobre una crisis del poder judicial, el modelo de Estado, la revisión de los pactos de la Transición y de la Guerra Civil- -tan de moda en las últimas declaraciones- -y el posible reconoci- L espectáculo de una cruenta batalla política está servido y sus primeros protagonistas pretenden que nadie pueda quedar al margen, pregonando el conmigo o contra mí en pos de un férreo control de sus respectivos ejércitos partidarios y mediáticos y de una movilización del electorado que ya veremos cómo responde ante el estruendo. Rajoy ha lanzado el guante para convertir las elecciones municipales del próximo 27 de mayo en una convocatoria decisiva, pero Zapatero, que tiene ante sí el escollo de la participación de Batasuna en los comicios- -el presidente declaró en Berlín que la ley de Partidos deja margen a cierta interpretación- no aceptó el desafío del PP y ha declarado que el duelo final será en las elecciones generales de marzo de 2008, temeroso el presidente de los efectos inmediatos que podría tener a finales de mayo la agitación que lidera Rajoy, mientras en el palacio de la Moncloa se desvanecen las esperanzas de un gesto de ETA o una declaración Batasuna que permita un respiro en la negociación con ETA. Los últimos episodios de la excarcelación de De Juana, la exculpación de Otegi y la premeditada actuación del fiscal del Estado para impedir que los jueces actúen contra Batasuna- -y cuidado con la Sala del Supremo encargada de vigilar las candidaturas de los radicales abertzales- -constituyen pruebas de la disposición del presidente a hacer concesiones a ETA para reconducir el proceso y evitar otro atentado, males mayores dice Zapatero. Pero estas graves decisiones, que han provocado la indignación de los ciudadanos y que no ofrecen dudas sobre la política de apaciguamiento o de entendimiento del presidente con ETA, que no puede llamarse de plenamente antiterrorista, también escenifican una secuencia favorable al PP, que ha unido a ello el éxito de las manifestaciones de Madrid y Pamplona. Ofreciendo a Rajoy la oportunidad de presentarse ante su electorado como un líder mas enérgico y decidido. Y en ese empeño, que no sabemos si se corresponde con su carácter ni con la mejor de las estrategias, el líder del PP ha llegado al cuerpo a cuerpo con el Grupo Prisa, próximo al Gobierno, que se ha declarado no neutral y por lo tanto E Lejos de lo que a lo mejor esperan los comandantes de ambos bandos, el río de la abstención todavía puede crecer. Se sabrá muy pronto miento político de ETA, a cambio del final de su sangrienta cabalgada. Todo esto lo saben en el PSOE y su entorno cultural y mediático, pero son muchos los dirigentes, militantes y analistas que, con la nariz tapada, miran hacia otro lado ante el discurso calculado del riesgo de una derecha extrema, revanchista y vengadora que hace oposición con el terrorismo, inunda y crispa la calle y espera que se le entregue el poder sin haber reconocido los errores de la guerra de Irak, y mientras promociona un juicio paralelo sobre el 11- M al servicio de la conspiración, a la vez que recupera en un primer plano las figuras del Gobierno que perdió las elecciones en 2004, Aznar, Acebes y Zaplana. Un totus revolutum que consiente el PP, incapaz de desprenderse de los errores del pasado y empeñado también en mezclar sus luces y sus sombras a pesar del alto riesgo que implica semejante mezcla que desvirtúa y confunde sus denuncias verdaderas sobre la crisis de fondo que amenaza la convivencia nacional y el pacto constitucional que los españoles sellaron al inicio de la Transición. Pretendiendo, los unos y los otros, PSOE y PP, que los ciudadanos se conviertan en fanáticos rehenes de sus aguerridas estrategias, lo que no sólo está claro que vaya a ocurrir sino que más bien está por ver. Porque, lejos de lo que a lo mejor esperan los comandantes de ambos bandos, el río de la abstención todavía puede crecer. Se sabrá muy pronto, en los comicios de mayo para empezar, y en las generales de 2008, unos meses después. -Mira por dónde, en este bolígrafo hay unas huellas de alguien que, enviado por el Gobierno, nos firmó algo.