Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 25 de Marzo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.339. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Irene Lozano ASÍ QUE PASEN CINCUENTA AÑOS is nietos estudiarán las guerras mundiales como guerras civiles, y sabrán que un tratado firmado en Roma hace cincuenta años los libró de ensartar al vecino en una bayoneta. Ahora la cosa parece clara, pero entonces no lo estaba tanto. Los visionarios extrajeron delosescombros de la guerra su idea de paz; de los dogmas nacionalistas su esperanza de universalidad; del odio legado por el nazismo, su discurso sobre el interés común y los Derechos Humanos. Chapeau. Oigo decir estos días que Europa está en crisis y lo celebro: es la constatación de que existe. Renquea en la esfera internacional, titubean sus instituciones y tropieza en la Constitución, sí. Es un continente aquejado por sus fantasmas, pero es. Quitémonos el sombrero ante aquellos fundadores que, como el joven de Así que pasen cinco años, se empeñaron en luchar contra toda idea de ruina. Hay querecordar hacia mañana como quería el joven lorquiano. Y más en esta región meridional de Europa, donde una panda de salteadores de caminos sin futuro quiere mantenernos secuestrados en su debate decimonónico, y nos urgen a que les abramos yalas puertas del reconocimiento, porque a alguien le han entrado no sé qué prisas de que participen en instituciones en las que no creen. Hay que recordar hacia mañana, antes de que la putrefacción se adueñecompletamente del gremio periodístico, y creen escuela esos ejemplares que buscan sufragar sus bellotas atizando elenfrentamiento entre españoles. Europa, consulargahistoriadecrímenes, ha avanzado gracias a europeos que creyeron en el bien, la libertad y la verdad, desde Sócrates a Simone Weil, pasando por Bartolomé de las Casas. Conviene tenerlopresenteahoraqueelmundosedeja mecer por la tentación visceral. Recordar hacia mañana; y no olvidar que siempre hubo irracionales, pero que antes o después fueron barridos y amontonados cuidadosamente en los rincones. M El escritor galés, durante su paseo por la Catedral de Santa María de Vitoria, el viernes ABC Ken Follett regresa a la catedral El escritor visita Vitoria, donde lanzará en octubre Mundo sin fin secuela de Los pilares de la Tierra MARÍA ZABALETA dra de World without end Mundo sin fin -así se titulará la novela- -el británico ha regresado a Vitoria para demostrar a su musa literaria su más sincera gratitud. Lo ha hecho alejado de los focos y de los flashes, bajo el necesario anonimato que merecen los reencuentros trascendentes y con un objetivo tan firme como contundente: confirmar lo que hasta ahora era un secreto a voces. Que Vitoria será el escenario del lanzamiento internacional de Mundo sin fin el próximo mes de octubre. Una auténtica perita en dulce para la capital alavesa, si se tienen en cuenta no sólo los 20 millones de ejemplares que la editorial Mondadori tiene previsto editar, sino el hecho irrefutable de que la foto fija del galés en la capital vasca presentando su obra dará la vuelta al mundo y captará la atención de su incalculable legión de entusiastas. El británico, muy metódico a la hora de recopilar y analizar la profusa información que desde hace cuatro años le proporcionan los rectores de la Fundación Santa María, ha tardado más de cuatro años en dar forma a esta segunda parte de Los pilares de la Tierra Lo explica el propio Ken Follett a través de su página web: No podía escribir otro libro sobre la construccción de una catedral porque sería el mismo libro. Y no podía escribir otra historia de los mismos personajes porque para el final de Los pilares o eran muy viejos o habían muerto La solución pasaba por desgranar el proceso de recuperación integral de la catedral de Santa María- -ése por el que Follett reconoce sentirse impresionado y fascinado -y darle la vuelta. El escritor pone así el acento en los problemas estructurales que el templo vitoriano ha padecido desde sus orígenes en el siglo XIII. La catedral y el priorato serán de nuevo el centro de un magistral tapiz de amor, odio, codicia, soberbia, ambición y venganza, entretejidos en el mayor desastre natural que jamás ha azotado la raza humana: la plaga conocida como la Muerte Negra que acabó con la mitad de la población de la Europa del siglo XIV La gente de la Edad Media luchó contra esta peste mortal y alguna sobrevivió... C uando en 1989 Ken Follett construyó el andamiaje literario de Los pilares de la Tierra lo hizo enmarcando su historia de amor, muerte, fe y ambición en un templo gótico de la Inglaterra medieval. Trece años después, el 10 de octubre de 2002, tras su visita a la catedral de Santa María de Vitoria, el escritor de Cardiff- -para muchos el gran maestro de la narrativa de suspense y acción- -declaró: Ojalá hubiera conocido esta restauración a la hora de escribir Los pilares de la Tierra A punto de colocar la última pie-