Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 DEPORTES DOMINGO 25 s 3 s 2007 ABC Así jugó España CASILLAS: bien. Poco trabajo, pero bien en el juego aérero. Muy seguro en todas las salidas. ÁNGEL: regular. No supo en la primera parte aprovechar el hueco que le dejaba Iniesta por su banda. Luis le corrigió repetidamente su posición. Inseguro. JAVI NAVARRO: regular. En el gol danés, Gravgaard le ganó la acción. Alguna indecisión peligrosa. MARCHENA: bien. El más firme y decidido atrás. Sacó balones comprometidos al final CAPDEVILA: bien. En la primera parte se ofreció siempre en ataque. En la segunda, tapó su banda con seguridad. INIESTA: bien. Cuando entró en juego demostró su calidad, pero hay que exigirle más, porque puede. ALBELDA: regular. No fue su mejor día, bien en el corte, pero regular en la elaboración. XAVI: regular. Sólo apareció en los últimos minutos de la primera parte y no encontró su ritmo habitual. Aún así no debía haber sido sustituido porque es el único jugador que tiene el balón. SILVA: notable. El más activo. Era su primer partido oficial pero se comportó como un veterano. El más presente en el juego. MORIENTES: notable. Un gran gol y mucha presencia en el remate. Trabajó además en la presión VILLA. notable. Además del golazo, velocidad y perpendicularidad. Tenerle es una garantía. XABI ALONSO: bien. Aportó físico y aplomo al centro del campo en un momento delicado. TORRES: mal. Se pasó más tiempo por los suelos que de pie. Ninguna ocasión. ANGULO: regular. Se pegó a la derecha y aportó trabajo. El técnico Luis Aragonés: regular. El equipo estuvo bien dispuesto en la primera parte, pero no acertó con los cambios, aunque a priori parecían bien tirados. Fernando Torres no entró en el partido. Sin David Villa y Morientes la selección nacional perdió cualquier posibilidad de remate y sin Xavi Alonso el control del balón. Iker, el único bastión blanco La última vez que se jugó en el Bernabéu en partido oficial hubo 5 madridistas JULIÁN ÁVILA MADRID. Iker Casillas se encuentra ya entre los top ten Ha defendido los colores de la roja en sesenta y siete ocasiones, pero pese a esa veteranía nunca ha tenido un papel de primer protagonista en la selección. Es uno de los pilares en el campo y durante todo este tiempo se ha protegido bajo el paraguas que han sostenido compañeros como Fernando Hierro, Guardiola o Raúl. Ahora, casi siete años después de su debut frente a Suecia en vísperas de la Eurocopa de Bélgica y Holanda, ha tomado las riendas del equipo. No quiso reconocer públicamente en la última rueda de prensa que le toca tirar de este carro tan joven. Antepuso la idea del bloque, del equipo, por encima de la un futbolista. Sin embargo hay detalles que le delatan en la adopción de este rol. A Iker siempre se le pegaban las sábanas para llegar a la concentraciones. Casi siempre era de los últimos en aparecer por el hotel de Las Rozas pese a que vive a diez minutos en coche. No fue así en esta ocasión. El portero llegó tres cuartos de hora antes del punto tope señalado por Luis. No fue una casualidad ese madrugón. El portero ha estrechado su relación con el seleccionador nacional desde la ausencia de Raúl en este grupo. No ha supuesto un trauma para el guardameta este papel. Él siempre ha sido el jugador bisagra. Conoce a la perfección los códigos de los jugadores y de los técnicos porque ha tenido muy buenos profesores y ha vivido situaciones extremas con la roja. Además no está marcado. Ha sido muy independiente en el vestuario, pero no tenía ningún inconveniente en montar una partida de cartas con los jugadores del Valencia o salir a pasear con el núcleo azulgrana. De hecho comparte afinidades con Xavi desde la etapa juvenil. Fueron campeones sub 20 en el año 1999 en Nigeria y hay un margen de cinco meses entre el debut de uno y otro. Le llegó la hora de confirmar la alternativa es un escenario familiar. En el Bernabéu, rodeado de los suyos. Pero esta ceremonia tan especial tuvo un regusto amargo. El capitán era el único madridista sobre el césped y en la convocatoria porque Sergio Ramos estaba sancionado Esta escena es el fiel reflejo de la situación actual por la que pasa el Real Madrid ya que sólo aporta dos jugadores. Una escena que viene siendo muy habitual. Para encontrar la aparición de un solo jugador blanco en un partido oficial hay que retroceder hasta el 30- 3- 05, cuando España se enfrentó a Serbia y Montenegro (Raúl fue suplente) Una fotografía muy distinta al última partido oficial que disputó la selección española en Chamartín. Fue en octubre del año 2000. Entonces, España, de la mano de José Antonio Camacho, se enfrentó a Israel buscando una plaza para el Mundial de Japón y Corea. En aquel once casi medio equipo defendía los colores del Real Madrid (Casillas, Hierro, Helguera, Munitis y Raúl) No fue la noche soñada por el portero. Vivió una primera parte tranquila, pero sufrió mucho en la segunda parte, curiosamente cuando el encuentro era más favorable. Vio como un remate de Daniel Jensen se estrellaba contra el poste derecho y el balón volvía al terreno de juego y sintió una impotencia tremenda cuando en la siguiente jugada no pudo rechazar un cabezazo de Gravgaard. Era el primer gol que recibía en casa en tres partidos Iker Casillas da por concluido el encuentro IGNACIO GIL El Príncipe Felipe presidió el partido y sufrió como el resto de aficionados Su Alteza Real el Príncipe de Asturias presidió el encuentro de anoche en el Santiago Bernabéu. Y lo pasó como el resto de aficionados. Bien en la primer parte, donde aplaudió los goles de Villa y de Morientes y después apretó los puños cada vez que Dinamarca se acercó a los dominios de Iker Casillas. Respiró con el final del encuentro y en esta ocasión no bajó a los vestuarios. En el palco le acompañaron el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Galllardón, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky. En un palco vip se dejaron ver el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, con unos familiares al igual que Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior.