Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 25 s 3 s 2007 ABC Pagar 904 euros supone una auténtica fortuna en China, porque la renta media urbana anual es de 1.157 euros Cuando juegas, vives de noche y duermes de día, sólo importa ganar la partida dice un joven adicto (Viene de la página anterior) puntos nerviosos sensibles del cuerpo para relajarlos y liberar su ansiedad. Un método que en Occidente puede escandalizar por recurrir a ligeros electrochoques pero que en China se suele emplear en los hospitales de medicina tradicional para calmar incluso los dolores de espalda. Una buena prueba de que los padres consienten tan singular tratamiento es que cada mes deben pagar 9.300 yuanes (904 euros) lo que supone una auténtica fortuna en este país porque la renta media urbana ascendió en 2006 a 11.759 yuanes (1.157 euros) pero para todo el año. A pesar del esfuerzo económico que supone, el padre de Guo Qianfan, un universitario de 21 años natural de la provincia de Fujian, no dudó en embargarse para sufragar el tratamiento porque su hijo, que sacaba muy buenas notas en el primer curso, ha suspendido todas las asignaturas en la primera evaluación de este año. Mi padre es profesor de escuela y sólo gana 2.000 yuanes al mes (unos 200 euros) por lo que me da cargo de conciencia que me tenga aquí se lamentó el muchacho, que cada jornada se pasaba desde las seis de la tarde hasta la medianoche en el cibercafé y una vez estuvo jugando dos días enteros. En el futuro, espero poder controlarme porque abusar de internet no es bueno para la salud. Cuando juegas, te olvidas de los amigos, vives de noche y duermes de día y sólo te importa ganar la partida desgranó Guo Qianfan, enfundado en un uniforme militar de color caqui que le viene grande, pero que es obligatorio para todos los pacientes. Apartados por prescripción médica de los ordenadores y sus tentaciones, a Guo Qianfan y Liu Jian sólo les queda rememorar sus hazañas en el World of warcraft y jugarse a pares o nones saber quién recogerá los platos de la mesa en el comedor. Evidentemente, necesitan todavía más mili y electrochoques Un geólogo contempla las formaciones de ofiolita en el complejo rocoso de Isua, en el suroeste de Groenlandia SCIENCE Malas notas en el colegio La formación de la corteza terrestre fue muy temprana en la vida del planeta Un equipo científico halla en Groenlandia una cresta rocosa, formada por corteza oceánica- -ofiolitas- cuya antigüedad alcanza los 3.800 millones de años S. BASCO MADRID. Cuando la Tierra se formó, hace 4.600 millones de años, nuestro planeta era una gran esfera, homogénea y bastante fría, de polvo cósmico y gases unidos por la atracción gravitacional. La contracción de esos materiales y la radiactividad de los elementos más pesados hizo que se calentara. Todo comenzó a fundirse hace algo más de 4.000 millones de años, bajo la influencia de la temperatura y la gravedad. Más tarde, al empezar su enfriamiento superficial, comenzó la diferenciación entre la corteza, el manto y el núcleo terrestres. Los silicatos más ligeros ascendieron para dar lugar a la corteza y el manto, mientras que los elementos pesados- -hierro y níquel- -se hundieron y formaron el núcleo. Los gases emanados de las primeras erupciones volcánicas originaron la atmósfera. Su progresivo enfriamiento dio lugar a su condensación parcial, y se formaron los océanos. Los geólogos discuten desde hace décadas si la formación de la corteza terrestre y, por consiguiente, la tectónica de placas se remontan a la segunda mitad de la vida de la Tierra, menos de 2.500 millones de años, o a una época más temprana. Un equipo científico ha cerrado esta controversia al hallar en el suroeste de Groenlandia- -en Isua- -los afloramientos más antiguos de rocas procedentes de corteza oceánica, datadas en 3.800 millones de años. Estas formaciones rocosas, denominadas ofiolitas, se originan al constituirse la corteza oceánica en la litosfera sumergida bajo los mares. Bajo la dirección del geofísico noruego Harald Furnes, del Departamento de Ciencias de la Tierra, de la Universidad de Bergen, este equipo científico publica sus conclusiones en el último número de Science La antigüedad de estas formaciones de ofiolita ha sido fijada tras el análisis radiométrico de diferentes elementos radiactivos- -uranio, neodimio, samario... -hallados en las rocas; y después de análisis comparativos de la presencia de elementos como titanio, vanadio, cromo y zirconio. La proporción de oxígeno indica que se formaron bajo el océano. Estas ofiolitas, constituidas por material metabasáltico (anfibolitas) procedente de lava de erupciones submarinas, se formaron a lo largo de la dorsal mesoatlántica y, por alguna razón derivada del movimiento de placas tectónicas, no se hundieron en la zona de subducción del límite continental, sino que afloraron en forma de diques en una cresta de 35 kilómetros de longitud y unos 2.500 metros de anchura. Furnes concluye que la antigüedad de estas formaciones rocosas puede suponer una revolución en los conocimientos sobre la geofísica de nuestro planeta. Hasta la fecha, la formación de ofiolitas más antigua conocida era la del complejo de Dongwanzi, en el norte de China (2.505 millones de años) La tectónica de placas explica la formación y destrucción de la corteza terrestre, como un proceso dinámico, a partir de las dorsales oceánicas, grandes cordilleras enlazadas que recorren los océanos. La cadena montañosa más larga de la Tierra no son los Andes: es una cordillera submarina de 60.000 kilómetros de longitud- -una vez y media el diámetro de la Tierra- -que atraviesa el Atlántico, emerge en Islandia, rodea África, pasa por el Índico entre Australia y la Antártida, y vuelve al norte por el Pacífico. En las dorsales oceánicas, el adelgazamiento de la corteza terrestre permite el ascenso de magma a través de fisuras en el fondo del océano y de erupciones volcánicas. Las dorsales se encuentran en los márgenes divergentes de las placas tectónicas y permiten la formación de nueva corteza oceánica. Dicha corteza se desplaza hacia los bordes exteriores de las placas, hacia las zonas de subducción situadas en los límites continentales, donde se hunde hacia el núcleo terrestre. Controversia científica Zonas de subducción Formadas en la dorsal mesoatlántica, las rocas de Isua ponen fecha al inicio de la tectónica de placas Más información sobre este estudio: http: www. eurekalert. org jrnls sci emb scipak pdf furnes. pdf