Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -3- -2007 El cantante argentino Coti publica su nuevo trabajo, Gatos y palomas 87 Poeta (catalán) en Nueva York Bajo el nombre Made in CataluNYa el Instituto Ramon Llull lleva la poesía catalana a la Gran Manzana durante dos meses ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Esto es como un ensayo de la Feria de Fráncfort opinabaun asistenteal recital de poesía catalana protagonizado el pasado viernes por Lou Reed, Patti Smith y Laurie Anderson, en el Centro de las Artes Mikhaïl Baryshnikov en Nueva York. En general, el público americano puede degustar esta oferta como quien asiste a una exposición de arte hitita. Pero lo que se hizo de la mano de Lou Reed, Patti Smith y Laurie Anderson fue cruzar el puente. Entrar en el disco duro de otras gentes, a caballo de su propia lengua. Y de sus propios iconos. Lou Reed, Patti Smith y Laurie Anderson no se limitaron a poner el careto y la leyenda. El recital (más de 22 poetas) se sentía ungido de cuidado. Laurie Anderson cargó sobre su elegante voz el peso de los poemas más narrativos. Se atrevió con la integridad del Manifest groc (Manifiesto De izquierda a derecha, Patti Smith, Lou Reed y Laurie Anderson, durante el recital el viernes amarillo) exaltante alegato vanguardista contra el sopor cultural de la época, firmado por Salvador Dalí, Sebastià Gasch y Lluís Montanyà. A pesar de su ingenuidad y virulencia algo trasnochada, al público le arrancó enormes aplausos y suspiros. Será que nadie siente que se haya progresado mucho desde entonces. Patti Smith se reservó un registro más minimalista pero brutalmente penetrante, sobre todo cuando acometió el drama del descreimiento en el Cant espiritual de Josep Palau i Fabre. O cuando rompió el protocolo y el programa para recitar L Elionor deMiquelMartí i Pol, símbolo de lo que en otro poema de Maria- Mercè Marçal se define como el colmo de las gracias: Haber nacido mujer, de clase baja y de una nación oprimida, es decir, tres veces rebelde Entre estas dos gigantas, la figura de Lou Reed se hacía fuerte en una ironía que empezaba por beber agua de una botella que imitaba las hechuras de una petaca alcohólica. Pero no. El antiguo jinete del Apocalipsis un- EFE EFE blioteca España, tres modernos edificios situado en las comunas del noreste de una urbe asolada por la violencia hasta hace poco. Más información sobre el congreso: http: www. congresodelalengua. gov. co derground templó con serenidad y sabiduría el humor viril de Vicent Andrés Estellés y Enric Casassas y los versos púgiles de All Brow de Blai Bonet. En los bises, Reed recitó el único poema originalmente en español: El juego de hacer versos deJaimeGildeBiedma. Antes queél, Anderson habíarecitado dos en francés del pintor Miquel Barceló. Nada de esto suscitóningún drama. Tampocoel hecho de que Patti Smith se despidiera con un emocionado y cómplice: ¡Viva catalán!