Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -3- -2007 MADRID 69 Entre las obras más acuciantes está el sistema eléctrico, cubiertas, tejado, limpieza y pintura Sólo la restauración y puesta a punto del campanario, bastante deteriorado, costaría 36.000 euros podría poner algo la Iglesia. Pues no pone nada porque al depender San Miguel de la Nunciatura Apostólica, no recibe fondos de la Conferencia Episcopal ni de ninguna institución de la Iglesia asegura el rector Cociña. Nunca está de más echar mano de la historia para valorar un monumento histórico y artístico. Esta es, a grandes rasgos, la de San Miguel. Esta basílica pontificia es heredera de la antiquísima parroquia (siglo XII) de los Santos Justo y Pastor- -mártires de Alcalá de Henares- cuya primitiva iglesia fue derribada en 1738. La primera piedra del templo actual, cuenta su rector, se colocó el 20 de septiembre de 1739. Bajo los auspicios del cardenal- infante de Toledo, don Luis Antonio de Borbón y Farnesio, hermano de Carlos III, las obras de edificación concluyeron en 1755. Cuando, avanzado el siglo XIX, y por razones urbanísticas, se derruyó el Hospital de los Italianos y su iglesia, el templo de los Santos Justo y Pastor se entregó en permuta a la Santa Sede. Corría el año 1892. Por deseo expreso del Papa León XIII, la iglesia se puso entonces bajo la nueva advocación de San Miguel Arcángel. Su regencia se encomendó a la Congregación del Santísimo Redentor, los redentoristas. En noviembre de 1930, monseñor Federico Tedeschini, Nuncio de Su Santidad en España, la consagró como basílica pontificia. En noviembre de 1959, siendo Nuncio monseñor Hilebrando Antoniutti, se confió su atención pastoral al Opus Dei. El 28 de noviembre de 1984, y por real decreto, el templo es declarado Monumento Histórico- Artístico Nacional. En la actualidad, es propiedad de la Nunciatura Apostólica e Iglesia del Cuerpo Diplomático. Dada su ubicación, San Miguel es una de las iglesias más visitadas durante todo el año por los turistas que recorren una de las zonas más típicas e históricas de Madrid. Heredera de la parroquia La imagen de San Miguel, en el altar mayor, presenta erosiones en el rostro por culpa del paso del tiempo Declaración monumental En el interior de la cúpula es fácil ver el mal estado en que se encuentra el cableado eléctrico