Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25 s 3 s 2007 Ahorro e Inversión ECONOMÍAyNEGOCIOS 55 EVOLUCIÓN DE LA COTIZACIÓN DEL YEN- EURO Cotización en yenes. Desde enero de 2006 0,0074 0,0072 0,0070 0,0068 0,0066 0,0064 0,0062 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Ene. Feb. M. CONSULTORIO BANCA PRIVADA ¿Es buen momento para invertir en hedge funds ¿Cuáles son las principales ventajas de este nuevo producto comercializado en España? 2006 FUENTE: Morningstar 2007 Cómo sacar partido a una revalorización del yen En la reciente caída de los mercados, pocos fueron los activos que nadaron a contracorriente. Se salvaron los títulos de deuda pública y el yen FERNANDO LUQUE DIRECTOR DE ANÁLISIS DE MORNINGSTAR La divisa nipona fue, en efecto, uno de los grandes beneficiados de la tormenta que sacudió a los mercados y aprovechó para recuperar algo más de un 2 frente al euro y un 3 frente al dólar estadounidense. Los analistas achacan este movimiento a los cierres de operaciones de carry trade por parte de inversores profesionales. Estas operaciones consisten simplemente en endeudarse en una divisa con tipos bajos (yen) para comprar activos de mayor rentabilidad, (títulos de deuda pública americana) Estos flujos de capital son también los que explican en parte la tremenda depreciación que ha sufrido la divisa nipona estos años. nesas denominado en yenes y que no cubra el riesgo divisa. En teoría, una subida de la divisa nipona afectaría positivamente a este tipo de fondos, pero hay que valorar el posible comportamiento de las acciones japonesas y, en este sentido, es difícil anticipar como afectaría una subida del yen a la renta variable nipona. De hecho, la correlación entre la cotización del yen respecto al euro y un índice como el Topix es relativamente baja pero positiva, lo que indicaría que subidas del yen vienen generalmente acompañadas por subidas de la bolsa o viceversa. Otra opción es elegir un fondo de renta fija en yenes. El inconveniente es que los fondos accesibles son todos sensibles a una subida de tipos de interés a largo plazo en Japón; pero la ventaja es que la correlación con la cotización del yen es muy alta (de un 90 Una primera opción sería invertir en un fondo de acciones japonesas denominado en yenes comprar yenes. Y el círculo virtuoso puede convertirse en círculo vicioso el yen apreciándose cada vez más y obligando a los inversores que se han endeudado en yenes a recomprar esa divisa en niveles más altos. Un argumento atractivo para los que estén dispuestos a apostar por una continuación de la recuperación del yen. Por otra parte, todo apunta a que el Banco de Japón está más predispuesto a elevar paulatinamente sus tipos, lo que aumentaría el atractivo de la divisa nipona. Dicho esto, también hay que decir que los tipos podrían subir en la zona euro, por lo que la supuesta revalorización del yen no sería tan pronunciada como si Japón fuera el único país en subir sus tipos. Ahora bien, si estamos convencidos de que el yen podría revalorizarse, ¿cómo podríamos sacar partido a esta tendencia? Invirtiendo en un fondo monetario en yenes sería la opción más adecuada, pero no existen fondos de estas características al alcance del inversor español. Estos movimientos, además, se retroalimentan: cuanto más cae el yen, más atractiva es la operación de carry trade y cuanto más crecen estas operaciones, más cae el yen. Ahora bien, llega un momento en que este círculo virtuoso se deteriora bien por el lado del dólar (si el billete verde se debilita o si los tipos de interés bajan en EE. UU. la operación es menos ventajosa) bien por el lado del yen (si esta divisa sube o los tipos en Japón aumentan, la operación es menos rentable) o bien simplemente (como parece que sucedió a principios de este mes) por el hecho de que los inversores implicados en el carry trade se vean obligados a deshacer sus operaciones y a re- Retroalimentación ¿Invertir en el Nikkei? Una primera opción es invertir en un fondo de acciones japo- Apostar por una subida del yen respecto a las demás divisas tiene sus fundamentos. Pero si eso llega a producirse hay que asumir efectos colaterales. El principal es que los japoneses tendrían menos incentivos en comprar activos denominados en dólares, especialmente deuda pública, lo que conllevaría a un aumentos de tipos a largo en EE. UU. que impactaría negativamente sobre la renta fija y las bolsas americanas. Dentro de este escenario sería muy difícil que el resto de activos mundiales (tanto de renta fija como de renta variable) consiga rentabilidades decentes. En conclusión podríamos recomendar incluir activos en yenes en sus carteras, pero hasta cierto punto no convendría que se revalorizasen en exceso. Efectos secundarios La irrupción de los llamados hedge funds o fondos de inversión libre, en terminología de la CNMV, ha sido propiciada por la regulación aprobada el pasado año, mediante el Reglamento que desarrolla la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva. El éxito creciente de estos productos ha llevado al inversor privado a preguntarse si se debe o no invertir en ellos. La nueva categoría de activos tiene como características principales la búsqueda de rentabilidades absolutas positivas anuales, sin referenciarse a ningún índice como las inversiones tradicionales; la preservación del capital como elemento fundamental; la volatilidad muy controlada; el optimizar la rentabilidad por unidad de riesgo asumida; y la baja correlación con los activos financieros tradicionales (cuando baja la bolsa muchos hedge funds obtienen rentabilidades positivas) También tiene desventajas como la menor liquidez, los mínimos de inversión elevados y la necesidad de controlar el riesgo. Todos estos aspectos requiere de un nivel de control que sólo pueden aportar los bancos especialistas en gestión patrimonial. Hoy existen más de 8.000 hedge funds single manager fondos con un único gestor y un único tipo de estrategias, y más de 10.000 fondos de fondos hedge conocidos también como multiestrategia o multi manager Si nos atenemos al nivel de riesgos, existe toda la gama imaginable, desde hedge funds muy seguros que buscan ofrecer rentabilidades algo superiores a los tipos de interés (monetarios dinámicos) a los que ofrecen ren- tabilidades anuales del 45 con volatilidad del 10 Por lo tanto, la labor de un buen asesor de banca privada es conocer, estar al día e identificar a los mejores. La principal diferencia entre un gestor tradicional y un gestor de hedge funds es que éste último no está sometido a ningún tipo de regulación que le imponga limites de inversión y reglas estrictas de diversificación. Por ejemplo, un inversor que compra un fondo de renta variable nacional debe saber que el gestor está obligado a mantener en todo momento al menos un 80 del fondo invertido en las acciones del Ibex 35, aunque su visión a corto plazo sea negativa, con lo que si la Bolsa cae, también lo hará el fondo. Un gestor tradicional hará una buena gestión si el comportamiento relativo de su fondo es mejor que el del índice de referencia o que el del resto de fondos de su categoría. La inversión en hedge funds es un perfecto complemento a las inversiones tradicionales en tesorería, renta fija y renta variable, ya que al no estar negativamente correlacionada con los mercados financieros, la adecuada proporción de gestión alternativa produce en la cartera total una mejora de la rentabilidad media y una disminución del riesgo medido por la volatilidad. Las preguntas pueden ser enviadas a esta dirección de correo electrónico: ahorroinversion abc. es Espacio elaborado con la colaboración de: LOS HEDGE FUNDS, UN MERCADO AL ALZA Datos en puntos del Índice Credit Suisse Tremont Hedge Fund 400 360 320 280 240 200 2001 FUENTE: Bloomberg 2002 2003 2004 2005 2006 07