Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 25 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM ERRORES PROVERBIOS MORALES ENCADENADOS A tenemos a la vista un nuevo escándalo que viene a relevar, para bien del Gobierno, el de la liberación de Ignacio de Juana Chaos y el del paseo en avión de Arnaldo Otegui. Se suscitó el caso en la junta general de accionistas de Prisa, en la que el presidente de la sociedad editora, Jesús Polanco, ya en el turno de ruegos y preguntas- -improvisadamente- emitió juicios críticos adversos al PP que, desde una voluntad neutral, pueden ser considerados injustos y desmedidos. Dijo, por ejemplo, que la manifestación convocada por el PP el pasado día 10 fue un caso de franquismo puro M. MARTÍN y duro y, a mayor abunFERRAND damiento, que el partido que lidera Mariano Rajoy desea volver a la guerra civil Que un viejo franquista señale el franquismo de un equipo político que, de promedio, era menor de edad el día de la muerte del Dictador, entra en el territorio de lo chusco mejor que en el de la polémica y, en atención a la situación senecta y de grave enfermedad que acompañan al editor, sus equivocadas valoraciones merecen más comprensión y desdén que rabia y afán de réplica. Lejos de entenderlo así, el PP ha incurrido en el error encadenado de darle leña al anciano Polanco y anunciar una suerte de boicot a los medios de los que ha sido fundador. Incluso ha llegado a convocar a los anunciantes, lectores, oyentes y espectadores del Grupo para que le den la espalda. Algo que resulta contradictorio con los días aznaritas en los que el Gobierno del PP se convirtió- ¿por qué? ¿para qué? -en gran benefactor de los intereses de Prisa. En estos últimos años, ha sido una empresa de la Conferencia Episcopal, la Cope, la que ha marcado el estilo de castigar a un empresario vecino, tal que a la sociedad mercantil que sostiene este periódico, como rabieta y respuesta, a lo que aquí se dice, o se deja de decir, por los profesionales que lo elaboramos, no por los editores que lo impulsan. El PP, que viene colaborando con el abyecto método crítico amparado por los obispos, ahora lo hace suyo y quiere castigar en los medios de Prisa, y en sus profesionales, lo que ha sido, de serlo, un exceso del presidente del Grupo, del máximo representante de su propiedad. Crece la cadena de los errores. Cuando no se es capaz de matizar la distancia que, en un medio periodístico, hay entre su propiedad y sus profesionales se entra en una grave confusión que, además de poner en veremos la idea de la libertad, organiza una mezcolanza de responsabilidades que es, justamente, la irresponsabilidad. La reacción del PP a las palabras, incuestionablemente lejanas de la razón y el equilibrio, del presidente de Prisa, no redactor en ninguno de sus medios, es excesiva. La especialización del capital y del trabajo, especialmente en la industria de la Información, es el punto de apoyo de la libertad. HUMILLADOS del partido en el poder. En el fondo de este sentimiento REO recordar que Rodríguez sostuvo alguna vez colectivo de vergüenza y humillación no hay impugnaen el Congreso aquello de que en las sociedades ción alguna de la legalidad prostituida, sino, como didecentes no se humilla a los ciudadanos. La idea, ría Margalit, un buen número de buenas razones para obviamente, no era suya. La debió sacar (no él mismo, considerar que se nos ha faltado al respeto. claro está, sino alguno de sus curritos) de un artículo de No puede afirmarse que los perpetradores directos Fernando Savater en que éste citaba al filósofo israelí de las mencionadas medidas hayan derrochado fuerza Avishai Margalit. En cualquier caso, la versión de Rode convicción a la hora de justificarlas, quizá porque dríguez mutilaba el pensamiento de dicho autor (lo que hasta a ellos se les alcanza que nada tienen de rano hacía Savater) porque Margalit alude siemzonables. La repugnancia que el ministro Rubalpre a las instituciones como origen de la humicaba y el fiscal Burgos han afirmado sentir por llación: Y puesto que limito el concepto de socieDe Juana Chaos, el primero, y por las opiniones dad decente a la conducta de sus instituciones, de Otegui, el segundo, responden sin duda a una una sociedad decente sería... aquella cuyas instentativa psicológicamente explicable de desplatituciones otorgan a todas las personas el honor zar hacia los beneficiarios de sus respectivas deque merecen (Avishai Margalit, La sociedad decisiones- -inducidas desde más altas instancente. Barcelona, 1997, pág. 45) O bien, una socias- -el efecto que ambas han causado en la pociedad es decente si sus instituciones no actúan JON blación humillada y ofendida por las mismas. de manera que las personas sometidas a su autoJUARISTI Una maniobra triste e inútil, porque va a ser imridad crean tener razones para sentirse humillaposible olvidar su participación en los dos episodios das (pág. 22) definiéndose la humillación como un timás graves de la enloquecida carrera del Gobierno sopo de conducta o condición que constituye una buena racialista hacia el abismo. A estas alturas, la única duda zón para que una persona considere que se le ha faltado que plantea el empecinamiento de Rodríguez en la faral respeto (pág. 21) sa del proceso de paz es si se debe a una estúpida conEn la presentación, el pasado viernes, del manifiesfianza en la viabilidad del proyecto de aniquilación políto conjunto de Basta ya! COVITE y Foro de Ermua, Fertica de la derecha o al terror que le inspiran las consenando Savater advertía de la divergencia entre lo legal y cuencias de su fracaso en la manipulación de las demanlo decente en las últimas iniciativas tomadas por el Godas nacionalistas. Su error actual radica en temer solabierno en el contexto del mal llamado proceso de paz mente el futuro, porque lo peor ya ha acontecido y a la No es ilegal la excarcelación de un asesino por supuesvista está: la desesperación de los vascos no nacionalistas razones humanitarias. Tampoco hay asomo de ilegatas, abandonados a su suerte frente a un fascismo abertlidad en la retirada de cargos contra un presunto apolozale que, desde el jueves pasado, se sabe impune para gista del terrorismo por el mismo fiscal que se los impusiempre, toda vez que sostener la equivalencia de comtó, pero ambas medidas rebosan indecencia. Ambas mepromiso político y terrorismo es ya una opinión legítididas humillan a las víctimas de ETA. Ambas medidas ma y no punible (el siguiente paso que exigirá Bataofenden el sentido común de la justicia de la mayoría de suna, en pura lógica, es su legalización inmediata, pues los ciudadanos. Ambas medidas, en fin, han sido percinunca ha hecho otra cosa que apoyar políticamente una bidas por estos como lo que realmente son: arbitrariedadeterminada forma de compromiso político) y ahora, des ventajistas cometidas por el Gobierno y la Fiscalía, por lo que se ve, lo que urge es convertir a los humillaabusando perversamente de la ley y de las instituciodos y ofendidos en franquismo aniquilable. nes, con el único fin de favorecer los intereses políticos Y C -Te diría que es una barbaridad el boicot del PP a ese grupo de comunicación, si no fuese porque he prohibido a mi partido hacer declaraciones a Telemadrid.