Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 24 de Marzo de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.338. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El retorno de Harry Houdini Entre sospechas de asesinato, familiares del escapista y mago más legendario del siglo XX solicitan la exhumación de su cadáver para intentar aclarar las circunstancias de su misteriosa muerte en 1926 POR PEDRO RODRÍGUEZ n vida, Harry Houdini supo capturar por todo el mundo la imaginación de boquiabiertas audiencias con su misteriosa habilidad para librarse de ataduras de todo tipo dando esquinazo a la muerte en situaciones límite. Una fascinación que se traslada también a su inexplicado pero fatal desenlace en 1926. Ocho décadas después de su fallecimiento, los descendientes del mago y escapista más legendario del siglo XX han solicitado interrumpir su sueño eterno para hacer frente al cúmulo de teorías conspirativas sobre su muerte, ocurrida como no podría ser de otra forma un día de Halloween y atribuida en su momento a una supuesta peritonitis vinculada a un puñetazo en el estómago durante una demostración de resistencia al dolor. La creciente leyenda sobre la inopinada muerte de Houdini a los 52 años- -hospitalizado de urgencia tras una última función en Detroit y enterrado en un neoyorquino cementerio de la zona de Queens- -ha sido alimentada por múltiples factores. Desde la falta de una autopsia hasta la supuesta utilización de un suero experimental para su tratamiento, pasando por múltiples hipótesis de asesinato. Sin olvidar la actual certeza médica de que no existen apendicitis traumáticas George Arden, cuyo abuelo Theodore era hermano de Houdini, ha defendido la necesidad de exhumar el cadáver ante el cúmulo de sospechas y evidencias circunstanciales sobre un posible envenenamiento. Aspecto, que pese al paso de tanto tiempo, podría ser investigado con modernos análisis toxicológicos. Con este supuesto empeño esclarecedor, este grupo ya ha contratado los servicios de un reputado abogado de DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LOS COMPROMISOS mí, caballeros, me gustaría conocer esos compromisos. Si es que existen, claro. Si es cierto que se han suscrito con esa boca en que uno hereda, decía el poeta, las tres palabras, los tres fuegos. Si es cierto que se han sellado con la misma tinta indeleble con la que un hombre de honor firma sus cargos, sus nombramientos, sus acuerdos, sus contratos, sus deudas y hasta sus cartas de amor o de catástrofe. Me gustaría descubrir en qué pactos de medianoche se alzó un cristal de humo, o qué bodas de sangre estamos celebrando. Me gustaría saber desde qué orilla, si de cuervos, palomas o gorriones, miramos, esperamos o aceptamos el triunfo de la ira, y cuáles son el precio y la esperanza. Entender por qué ahora, y cuál es el principio de esta página nueva que tanto se asemeja a la derrota. Porque toda esta trama que nos pasa, este argumento casi previsible, este juego de buenas voluntades, tiene un calor de pólvora en las alas, se parece a los cuentos más escuetos, dinosaurios que el alba no disipa, dice tener su propio calendario, eso que algunos llaman una hoja de ruta. Como una tempestad temporizada, se suceden, por orden, los relámpagos. Y es muy de sospechar que ustedes, caballeros, ya se hayan empeñado hasta las cachas. Yo quisiera saber con qué sueño gobiernan. Qué país nacerá de esos papeles que ya tienen la forma de un vientre fecundado. Y qué mutilaciones, qué perdón, qué derivas, y qué número exacto de corderos, qué nuevas y profundas soledades negocian en mi nombre y en secreto. Qué vota, quien les vote, con su voto. Ya que ustedes también nos dilapidan, sepamos para qué. Y si es verdad que ha habido compromisos, ¿a qué están esperando para hacerse la foto? A E Harry Houdini encadenado como en una de sus acciones en una foto de 1899 Nueva York y la ayuda de varios especialistas en medicina forense. Como la imaginación parapoliciaca no necesita esperar a resultados científicos, la lista de siniestros sospechosos aparece encabezada por una secta liderada por una médium de Boston llamada Mina Margery Crandon. Entre los simpatizantes de este culto obsesionado con hablar con los habitantes del más allá figuraba el autor Arthur Conan Doyle, creador de Sherlock Holmes. Hacia el final de su vida, Harry AP Houdini se había dedicado a denunciar y poner en evidencia a los Espiritualistas liderados por la señora Crandon. Y de hecho, entre los peticionarios de su exhumación figuran descendientes de la famosa médium. Quizá la historia se haya equivocado en este caso y por eso necesitamos recurrir ahora a la ciencia ha indicado Anna Thurlow, bisnieta de Margery A tenor de las historias que conserva su familia, los delirantes seguidores de su bisabuela podrían haber sido capaces de todo.