Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL 50 aniversario de los Tratados de Roma s La hora de Alemania SÁBADO 24 s 3 s 2007 ABC La Presidencia de la UE aspira a un ejército europeo en una década El Gobierno alemán no ve factible la confederación ni en los próximos 50 años R. VILLAPADIERNA BERLIN. La canciller alemana quiere aprovechar la cumbre del 50 aniversario de la Unión para dar un impulso álgido de renovación, que sortee el punto muerto y los modestos logros de la presidencia actual. La Comisión necesitará competencias claras que la hagan eficiente, la UE tiene que hacerse a la idea de ir teniendo unas fuerzas armadas comunes y, para tranquilidad de los euroescépticos, el Gobierno alemán- -acusado siempre de federalismo- no ve una confederación europea en los próximos 50 años según aclaró al Bild la canciller. Ante una fiesta con más ruido que nueces, Merkel se ha armado en las últimas horas con propuestas y desafíos. Entre los primeros, quiere aproximar la necesidad de un Ejército europeo, a crear a lo largo de la próxima década, incluida una fuerza naval de intervención rápida para operaciones anticontrabando, piratería y humanitarias. Entre los desafíos, urge en el Tagesspiegel que aparecerá hoy a reenfocarnos todos en una nueva dirección si queremos que la UE modele con sus valores la globalización Merkel llama a abandonar unas estructuras que fueron creadas para funcionar cuando la Unión contaba con 15 miembros, pero que con 27 resultan inadecuadas. Si queremos afectar los nuevos tiempos, liderar el cambio climático, contribuir a la seguridad y la estabilidad en el mundo y ser una región en crecimiento, con un sentido de la responsabilidad social... el tratado constitucional es justo para ello En el Bundestag, el ministro de Exteriores, Frank- Walter Steinmeier, dijo a los diputados que la Unión necesita nuevos cimientos y estos tienen que venir en la forma de la sustancia de una constitución A casi dos años de la zancadilla franco- holandesa al nuevo tratado, la Unión no se ha repuesto y las dificultades que han ido aguando esta declaración de 50 aniversario parecen ser pocas, frente a las intenciones de Merkel de lograr en junio un mandato para la convocatoria de una nueva conferencia constituyente. La cita tiene, como buen aniversario, más forma que contenido, pero Merkel quiere cosechar un impulso. Hay festividades durante todo el fin de semana en distintos puntos de Europa y, especialmente, Berlín se pondrá de largo junto a la Puerta de Brandenburgo, símbolo de la superación de una trágica división. Probablemente Merkel confíe en que la analogía sea inspiradora. Pero no lo ha puesto fácil la emergencia del euroescepticismo a todo lo ancho del continente y, sobre todo, rodeando a la propia Alemania, en Praga, Varsovia, Dinamarca, Holanda o Francia. En las últimas horas aún tuvo que telefonear a Praga para lograr la promesa de Klaus y Topolanek de que no estropearían la re- El comisario de Energía, Andris Piebalgs, obseguiado por los ecologistas en el día de su cumpleaños unión y el inocente texto de la declaración. La canciller, que aparece en estos momentos como única líder europeísta con capacidad de convocatoria, ha prometido presentar en junio una hoja de ruta para reparar el tratado y reavivar el espíritu constitucionalista, a fin de poder tener un nuevo tratado antes de las elecciones europeas del 2009. Un desafío que dará la auténtica talla de Merkel. Merkel aboga porque la UE de los pasos necesarios para crear efectivamente un Ejército común, aunque su portavoz aclaró después que sería un objetivo a largo plazo. Un primer paso hacia la creación de una EPA fuerza naval de intervención será la creación, para 2008, de una base de datos común para seguir las operaciones y disponibilidad de los barcos de los países miembros y poder asignarles tareas. Alemania está experimentando un amplio despliegue naval en los últimos años. EUROPA EN MARTE Íñigo Méndez de Vigo Eurodiputado del Partido Popular Noticia aparecida en la sección de Nacional de ABC el 29 de marzo de 2057 local, acuerdo recibido como la mejor salida a lo que se ha dado en llamar la crisis del tungframio y que ha supuesto una subida espectacular en los precios de este combustible. Con el éxito de la negociación en el bolsillo, Goicoechea Hartzenbusch acude a la capital de la comunidad autónoma italiana a la celebración del centenario de los Tratados de Roma, que supusieron la primera piedra en la fundación de nuestra patria común. En la rueda de prensa que ofreció previa a los festejos el presidente recordó: Aunque a alguno, hoy, le parezca ciencia- ficción, hace tan sólo cien años nuestra hermosa patria era un conglomerado de países independientes que acababan de enfrentarse en la más siniestra de las guerras. Ese catastrófico episodio histórico significó, sin embargo, el fin de lo que se ha dado en llamar la segunda edad media y condujo a la construcción, muy lentamente eso sí, de nuestra preciada unión política. Prueba de ello es que hasta dentro de dos años no celebraremos el cincuentenario de nuestra primera Constitución. Posteriormente, en el discurso que ofreció en el Quirinale a los presidentes y representantes de las 35 comunidades autónomas europeas volvió a incidir en esta cuestión: Hay que recordar que hace apenas un siglo nuestra patria estaba fragmentada como un puzzle, existían arcaicos conceptos nacionalistas- localistas, para pasar de una comunidad a otra eran necesarios pasaportes y largas colas en las fronteras, había incluso embajadas interiores... ¡Se imaginan ustedes! ¡El absurdo de una embajada alemana en Italia! Claro que entonces no teníamos instituciones Abandonar viejas estructuras l presidente de la Unión Europea, el español Cristóbal Goicoechea Hartzensbusch, llegó ayer por la mañana a Roma en la aeronave presidencial Eurospace La aeronave, la última gloria del consorcio europeo EADS, ha hecho el vuelo Milenio- Roma en tan sólo tres horas cuarenta. Tras las últimas tensiones en la capital de la colonia europea en Marte, el presidente ha conseguido un importante acuerdo por el que la Unión cede el 3 de los impuestos sobre el tungframio al gobierno E comunes ni un gobierno común ni el grado de democracia del que gozamos hoy; nuestra economía iba a la zaga de Asia o América, a quienes venimos superando con creces desde hace más de cuarenta años; no existía el euro, que hoy es la moneda internacional de referencia; los europeos apenas hablaban la lengua de su país o alguna otra; nuestros ciudadanos no estaban protegidos por una Carta de los derechos fundamentales ni podían trabajar fuera de su propia comunidad, y el comercio estaba lastrado con pesados gravámenes. ¿Pueden siquiera concebir ustedes las dificultades con las que habían de convivir los ciudadanos europeos? El presidente concluyó los actos de homenaje del día con la tradicional ofrenda al mausoleo de los padres fundadores. Lo último que me queda desearle a los queridos lectores de ABC es que ustedes y yo lo veamos. Tras comprobar lo espléndido que está Francisco Ayala a los 101 años, me queda una remota esperanza.