Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN SÁBADO 24 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM LAS VERGÜENZAS DE ZAPATERO ESPUÉS de la absolución de Arnaldo Otegui, levantada sobre el pedestal de indignación popular que supuso la liberación de Ignacio de Juana Chaos, José Luis Rodríguez Zapatero se ha quedado con sus vergüenzas al aire. Por una parte espera ese comunicado de ETA, que en el País Vasco todos dan por inmediato, y por la otra, crece la irritación razonada y razonable del PP, de muchos veteranos militantes socialistas y, en general y al margen de adscripciones, de quienes, por españoles, están dispuestos a exigir que el Gobierno respete y defienda la dignidad del Estado. En ese cruce de sentimientos políticos y exigencias éticas, M. MARTÍN el presidente del GobierFERRAND no, aparece desnudito y dispuesto a que, como a San Sebastián, le lleguen las saetas que le convertirán en mártir. Algo que le beneficia porque, en realidad, se trata de un suicida político empecinado en circular por el carril del disparate. Como las desgracias viajan en racimo, el Tribunal de la Audiencia Nacional que absolvió al portavoz de Batasuna dice en su sentencia que existía prueba de cargo directa y suficiente para condenar a Otegui. Sólo la retirada de la acusación por parte del fiscal le impidió hacerlo. No entiendo muy bien las razones por las que el PP, las asociaciones de víctimas del terrorismo o cualquiera de las organizaciones cívicas que se enfrentan a ETA y sus amigos no estaban personados en el caso. Especialmente si se considera que, ahora más que nunca, la Fiscalía es una herramienta monomando para el manejo del Gobierno. Sin esa lógica e inexistente compañía, el fiscal Fernando Burgos pudo hacer de su capa un sayo según los patrones que, sin disimulo y con fervor, diseña Cándido Conde- Pumpido. Ni en el supuesto de que la nota de ETA que espera Zapatero suponga la cuadratura del círculo puede admitirse sin irritación creciente que el jefe de un Gobierno democrático actúe, según las apariencias, como una marioneta movida por los maeses del asesinato y la violencia aplicada al independentismo. Aunque, como tengo aquí escrito, Zapatero haya implantado la moda de una ética cortita es exigible un mínimo que ya se ha franqueado camino de la nada. La Ley Orgánica del Poder Judicial con la que, en 1985, el PSOE blindó a sus dirigentes al precio de romper la hipótesis de la independencia de la Justicia ha dado unos frutos dañinos al fundir los tres poderes del Estado en uno solo; pero, además, la utilización descarada de los fiscales como peones de brega para la chapuza gubernamental marca un nuevo hito de degradación democrática que, en caso de los protagonizados por De Juana y Otegui, soliviantan y escandalizan a los ciudadanos menos concienciados y más dispuestos a dejar pasar los excesos del poder. Esto, naturalmente, sólo se arregla con un voto crítico y exigente y no con manifestaciones callejeras. DÍGANME QUE NO tirles con sus propias armas, acosarles con un frente O hay nadie tan idiota como para redactar un jurídico- policial o negociar en horas bajas la entrega acta de sus reuniones y acuerdos con ETA y, de su causa a cambio de determinadas prebendas políademás, firmar el papel y guardar una copia ticas. Funcionar, lo que se dice funcionar, sólo funcioen lugar seguro... ¿O sí? No, seguro que no. Un Gobiernó la primera con la rama político- militar (aquellos no en sus cabales no envía a nadie a sentarse con Tereran otros tiempos) y la tercera cuando un Gobierno nera con el mandato de que firme lo acordado y de que decidido y unos jueces en estado de firmeza decidiepase tres copias a los ministerios afectados. Eso no se ron apretar las tuercas sociales y policiales y poner a le ocurre ni a Carmen Calvo. Diga lo que diga ese mala banda contra las cuerdas. Lo demás, al mecaco de Fernando Barrena no estamos en disnos hasta ahora, no ha funcionado. En cuanto posición de creernos que hay alguien tan estúla banda ve el asomo de un Gobierno con anpido en el Gobierno de España de pedir los jussias de pasar a la historia va y le mete el pico tificantes del taxi de Oslo que les llevó del aerode la muleta: el Gobierno embiste y la banda puerto al restaurante en el que decidieron los torea. En la sesión de toreo correspondiente a aspectos fundamentales de la tregua mojoneesta faena de aliño hemos llegado al punto en ra decretada por la banda de asesinos. Mucho el que una banda de asesinos facinerosos tiemenos aún de pedir la fotocopia del carné de ne el control de los tiempos. Y los ciudadanos identidad de los presentes y adjuntarlo al plieCARLOS no merecemos eso: el Gobierno entregado y go de acuerdos. No me lo creo. Pero, aún así, HERRERA los terroristas controlando la lidia, un presime asalta la duda de que pueda ser cierto: ¿sedente ensimismado con la idea de domeñar a la bestia rá verdad que son tan sumamente tontos del culo de y una bestia chuleándole ante la opinión pública. De firmar un papel en el que se comprometen, en nombre no ser así, de ser que el Gobierno tiene controlada la del Gobierno de España, a tal o cuál cosa? De ser así, situación y acepta el trago de permitir que la opinión además de confirmar que estamos en manos de una pública crea que le marcan los tiempos es que estabanda de merluzos, estaría justificada la melancolía mos ante unos estrategas descomunales. Viéndoles que crea el sabernos gobernados por unos muchala cara, la verdad, cuesta de creer. chos que no han aprendido nada de treinta años de luQue una partida de delincuentes criminales como cha contra el terrorismo nacionalista vasco. Durante la que representan los Otegui, Barrena y demás chuseste tiempo los etarras han sido los mismos y su estrama se permitan recordarle a un Gobierno democrátitegia ha sido pareja: las mismas exigencias y las misco- -bobo, pero democrático- -que no está cumplienmas técnicas. De este lado, en cambio, cada Gobierno do sus acuerdos después de bajarse los pantalones del ha utilizado prácticas distintas y ha procurado eviculo del fiscal general como lo ha hecho el Ejecutivo denciar las diferencias para que a nadie le quepa la de Rodríguez es, cuando menos, motivo de desconsuemenor duda de que se trata de otra gente. Cada Gobierlo. Alimente y libere usted a De Juana, blinde usted a no ha querido empezar de cero, diferenciarse, no pareOtegui, garantice a Batasuna el suministro electoral cerse en nada al anterior. Todo Ejecutivo ha soñado para esto, para que le salga un berrendo a decirle que con convertirse en el que acaba con la serpiente y pano es suficiente. ra ello se ha plantado delante de la ciudadanía aseguVuelvo al principio: ¿a alguien en su sano juicio se rando tener la clave para convencerles de que hay que le ocurre firmar acuerdos con esta gente? Díganme dejar de ser malos chicos. Se han hecho varias cosas: que no, se lo suplico. intentar seducirles con la reeducación social, comba- D N -Según tengo entendido, en la Segunda República también había críticas al Gobierno, y luego no pasó nada.