Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES www. abc. es deportes VIERNES 23- -3- -2007 ABC Yo no quiero éxitos sucios para España Jaime Lissavetzky s Secretario de Estado para el Deporte El juez ha archivado la Operación Puerto un golpe para sus planes. La decisión judicial contrasta con la posición inicial, cuando se vio indicio de delito contra la salud pública. Yo no voy a hacer presión mediática JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. El revés judicial ha hecho mella en Jaime Lissavetzky Díez (Madrid, 55 años, doctor en Ciencias Químicas) El juez ha archivado la Operación Puerto (OP) la mayor trama de dopaje desatada en España, un golpe necesario al club de Eufemiano Fuentes, aunque el secretario de Estado para el Deporte sigue fiel a un principio: tolerancia cero con la trampa. Ayer recibió a ABC. tuar con diligencia o guardar todo en un cajón. Aquí estamos para proteger al deportista. MUCHA PROPAGANDA Los tiempos los marcó el juez, no el CSD. Nosotros colaboramos, pero las 200 bolsas de sangre estaban ahí OTROS DEPORTES Según el informe de la Guardia Civil, sólo había bolsas de sangre de ciclistas PROBLEMA SOCIAL ¿Y no piensa que es el deportista el que más se beneficia del dopaje, más dinero, mejores contratos? Víctima no es. El deporte tiene tres problemas: dopaje, violencia y corrupción. Y hay que intentar que haya más luces que sombras EL DECLIVE DEL CICLISMO -Sabíamos que la repercusión sería grande porque afectaba a deportistas profesionales. Y todo se hizo de acuerdo con el juez. La Guardia Civil ha actuado como policía judicial. El juez vio indicios de delito y permitió registros, grabaciones, vídeos. Y luego decidió detenciones, fianzas, etc. Ahora ha decidido un sobreseimiento y yo seré prudente. Creo en la justicia y hay que respetarla. El recurso de la Fiscalía impide decir que el proceso esté ya acabado. ¿Qué balance realiza de la Operación Puerto -No voy a hacer un juicio al deportista. En todas las profesiones hay tentaciones y trampas. Yo voy al meollo. Hay laboratorios caseros, como se descubrió en la Operación Mamut (70 detenidos en un golpe al dopaje en los gimnasios) capaces de sintetizar 20.000 unidades de hormona de crecimiento cada hora y media. Y cada unidad vale 600 euros. Hablamos de muchísimo dinero. No se puede culpar de todo a la Operación Puerto -Y de un problema social. -Como soy de ciencias, creo en la teoría de la relatividad. Depende de cómo acabe el caso. La decisión judicial contrasta con la posición inicial, cuando se vio indicio de delito contra la salud pública. Yo no voy a hacer presión mediática. -El Consejo cabalgó a favor del caso. ¿El juez les ha quitado la razón? -Claro. claro, por supuesto. Es un problema real que nadie se inventa. El eurobarómetro dice que hay tres problemas en el deporte: el dopaje, la violencia y la corrupción. Yo quiero que las luces del deporte prevalezcan sobre las sombras. El protagonismo social del deporte es enorme. El Barça- Madrid da señal a cien países, los Juegos de Atenas tuvieron 3.900 Jaime Lissavetzky sigue en su cruzada contra el dopaje millones de espectadores, ¿cuánta gente sigue a Fernando Alonso? El mensaje es claro: proteger la salud, luchar contra el dopaje. IGNACIO GIL -Me da pudor hablar bien de mí mismo y no soy tan tonto como para hablar mal de mí mismo. -La OP ha calado socialmente. España ya no es el paraíso del dopaje. ¿Pero el CSD tiene algo que reprocharse? Los enemigos son los poderosos, los que se lucran con la salud de los demás -Bajé a la arena, hablé con algunos en una reunión que no fue productiva, llamé a Carlos Sastre, que me dio una gratísima impresión, me llamó Sevilla e intenté hablar con Valverde sin conseguirlo. He hablado con mucha gente cercana al ciclismo y la conclusión es que este deporte necesita una gran sentada. ¿Con cuántos ciclistas ha hablado en este tiempo? -No hubo ninguna prisa ni había que demostrar nada a nadie. No seamos injustos. Nadie elige el momento. Había 200 bolsas de plasma en un arcón... Cuando se levantó el secreto de sumario, transmitimos el informe a la Federación de Ciclismo, teníamos dos opciones: ac- ¿No hubo sobredosis de propaganda al principio, demasiada urgencia por enseñar la presa al Tour y a Francia? -Ha perdido a su director general en la Operación Puerto -Para nada. Iba a ser candidato a la alcaldía de Córdoba desde hace tiempo. Eso sí, es injusto que ahora se acuse al teniente de la Guardia Civil. ¿Y no tuvo curiosidad por investigar? -He intentado ser respetuoso, que siga la investigación. Es mi papel. Si el juez decide esto, es que lo ha investigado todo. Si salen otros nombres u otros deportes, nosotros no vamos a intentar esconderlo. -Yo sólo poseo el informe de la Guardia Civil. Y dice que las bolsas de sangre sólo pertenecen a ciclistas. No tengo más datos, aunque no pongo en duda esa información que usted da. -Sin embargo, hay documentación en el sumario que relaciona a Eufemiano con atletas. Ustedes dijeron que sólo había ciclistas. -Seguro que algo hemos hecho mal. ¿Quién no? Pero también digo que tengo la conciencia tranquila. La OP no es del Consejo, aunque yo felicito a la Guardia Civil. No hemos tapado nada ni a nadie. ¿Eso quiere decir que no han hecho nada mal? -El punto final fue el informe de la Guardia Civil. Pero no nos engañemos. La OP no es la causa del deterioro del ciclismo, que vive en la convulsión, el enfrentamiento y demás. No se le puede echar la culpa de todo. A los ciclistas presuntamente implicados les impide correr en el ProTour el código ético, no la OP. Nadie se inventó las bolsas de sangre. -Si es verdad que atletas, tenistas y futbolistas visitaban al dichoso Eufemiano, el cisma sería demasiado grande. Y el deporte español estaría patas arriba... -La lectura podría ser otra. Todo el mundo sabe lo que hay en el ciclismo desde el Tour 98, y se ha perdido la ocasión de sacar a la luz otros fraudes. -Estamos de acuerdo. Sería absurdo tapar nada, pero si hay otros deportistas, que se diga si hay alguien que lo sabe. Le juro que yo no lo sé. -Igual. No tengo un dato adicional al margen del informe. -Pues claro. España es una de las ocho potencias mundiales, crea empleo, la climatología, artistas de primera, cultura en la vieja Europa. Funciona. ¿Necesitamos más medallas para destacar? No somos la antigua URSS. Y yo no quiero éxitos sucios para España. ¿Y Alejandro Valverde, más de lo mismo? ¿Quiere menos éxitos, pero más auténticos? -La ley antidopaje llenará un vacío alucinante. -Es nuestro producto estrella. Tengo una fe absoluta en la ley. Los enemigos son los poderosos, los que se lucran con la salud de los demás. Se ha modificado el código penal, el de seguridad ciudadana. El mensaje está lanzado: tolerancia cero al dopaje.