Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 VIERNES deESTRENO VIERNES 23 s 3 s 2007 ABC Julio Medem da voz como productor a personas un poco fuera de la norma Dos documentales arrojan luz sobre la esquizofrenia y el síndrome de Down F. MARÍN BELLÓN MADRID. La cartelera acoge a partir de hoy dos películas documentales producidas por Julio Medem y dedicadas a dos efermedades por lo general incomprendidas: la esquizofrenia y el síndrome de Down. Lola Barrera e Iñaki Peñafiel dirigen ¿Qué tienes debajo del sombrero? Lola me enseñó una fotografía de Judith Scott- -escultora estadounidense de 62 años a quien le llegó el reconocimiento después de vivir 36 años en un psiquiátrico- abrazada a su escultura Medem cuenta emocionado que la imagen lo fascinó, sobre todo al tratarse de una mujer sordomuda y mayor. Lola y yo tenemos una hija, que se llama Alicia y da nombre a la productora, que dio un vuelco a nuestras vidas y nos acercó a ese tipo de personas Los dos documentales tratan de dar a conocer- -explica- -lo que esas personas un poco fuera de norma tienen que decir En el caso de Uno por ciento, esquizofrenia a Medem, que es médico y soñó con ser psiquiatra, le llegó una carta de una psicóloga con un hermano que padece esta enfermedad. La fuerza de la misiva lo impulsó a llamar a Ione Hernández, quien había trabajado con él en La pelota vasca Sobre todo me ayudó con las entrevistas a las víctimas cuenta Medem, porque mi hermano había muerto en un accidente de coche y cuando me encontraba ante una viuda o ante cualquier víctima del terrorismo me sentía anímicamente muy vulnerable De hecho, el documental que se estrena hoy guarda similitudes formales con La pelota vasca con una sucesión de entrevistas sobre un fondo negro. Medem prepara ahora el estreno de Caótica Ana (previsto para el próximo verano) película que, dice, le ha ayudado muchísimo a salir adelante y cuya música no es de Alberto Iglesias, sino de una artista de fuera muy importante Cuca Escribano, en una imagen de Atlas de geografía humana ABC Me ofrecen personajes muy poderosos en sus victorias como para que importe el físico Cuca Escribano s Actriz de Atlas de geografía humana Es una actriz sólida y brillante que pasa del teatro a la televisión y de ésta al cine dejándose en sus papeles pedazos de sí misma, belleza y calidad que ha aportado a su nueva película, Atlas de geografía humana dirigida por Azucena Rodríguez POR JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. Dentro de su imponente físico habita el alma de una potentísima actriz. No hay reto que no acepte Cuca Escribano. Hoy se estrena Atlas de geografía humana nuevo filme de Azucena Rodríguez, interpretado también por Montse Germán, María Bouzas y Rosa Vila, en los personajes principales. Televisión, teatro y cine conforman la bases en las que Cuca ha cimentado una trayectoria sólida y equilibrada. Comenta que en la televisión aprendió lo que no está en los escritos, que los escenarios le proporcionan el placer de lo inmediato. Y al cine lo deja en otro lugar indeterminado, porque te aporta unas sensaciones muy distintas, fuertes y extrañas. Es diferente y mágico. Sabes el papel que tienes entre las manos, interpretas lo que te pide el director y después vives un rosario de interrogantes de los que no sales hasta que ves la película. Entonces es cuando llega la parte extraña, porque hagas lo que hagas encuentras un plano o una escena donde te planteas si podías haberlo hecho mejor, pese a llevar 25 filmes nombre fuera por delante del suyo. Fue muy generoso. -El público juzgará la labor de cada una. ¿Cree que el físico ayuda o tiene, como en su caso, que ofrecer más para demostrar que está a la altura que acostumbra? -Cualquiera de las cuatro actrices podíamos haber sido la primera en el cartel, pues la historia la componemos entre todas. Tiene razón en que ahora se ve más, pero no quiero olvidar que José Coronado cuando hicimos Poniente de Chus Guitiérrez, pidió que mi -Encabeza un reparto por primera vez en el cine. ¿No es una responsabilidad? -Fue en la televisión andaluza. Había gente que se iba a Madrid y a veces me preguntaba si estaba eligiendo un camino equivocado. No busqué el cine, él vino a buscarme. He tenido directores fabulosos y no echo de menos la televisión. -Pues en televisión ha tenido papeles en los que ha permanecido durante 130 capítulos. -Esta es la segunda vez que rueda una historia basada en una novela de Almudena Grandes. -A pesar de tener un cuerpo potente, me ofrecen personajes muy poderosos en sus victorias como para que importe mi físico. Como cualquier mujer, también estoy encantada si salgo mona. La gente que vio mi primera película decía que ganaba al natural. El público me ha visto siempre como en Poniente que se desarrollaba en un mundo de hombres, muy sencilla y tapada. Estoy satisfecha con los personajes que hago, aunque la carrera en el cine es muy lenta cuando exiges calidad. ¿Qué tienes debajo del sombrero? Uno por ciento, esquizofrenia Género- -Documental Directores- -Lola Barrera e Iñaki Peñafiel Ione Fernández -En ambos casos hay una experiencia común, y es que cuando lees el libro notas que la mitad del trabajo está hecho. Si te pierdes, ahí está la novela, que te proporciona gran cantidad de situaciones emocionales y datos sobre un pasado riquísimo. Los personajes de Almudena son de carne y hueso. Más información sobre la película: http: www. altafilms. com Viajes al fondo de la azotea JAVIER CORTIJO Mientras la ficción ibérica sigue cocinándose cual chilindrón lisérgico, la acera documental se coloca el gorro de chef a las finas hierbas con grandiosos festines. Sobre todo, ¿Qué tienes debajo del sombrero? maravilloso trabajo que explora y reactiva las fronteras del arte más allá de bienales y macrocócteles de inauguración. Así, sus autores fijan la cámara en la mirada diluida pero ultralúcida de Judith Scott, escultora sordomuda y con síndrome de Down, que exterioriza su presunto dolor (o su paz infinita) con enmarañadas obras a las que ni una radiografía médica puede encontrar lógica al uso Ella y otros outsiders moldean un documental sereno, elegante y emocionante, de lo mejor de nuestro cine. Por su parte, Uno por ciento, esquizofrenia también sondea con luz de pez abisal una enfermedad tan terrible como frivolizada Más árido y conversacional, el filme da vueltas concéntricas alrededor de todos los frentes del problema, sin saber en ocasiones quién es el cuerdo y quién el loco hasta los créditos. Perfecta cara B, a la sazón, para otro documental reciente, La Osa Mayor menos dos de David Reznak, una de las cinco mejores películas españolas de la década.