Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 MADRID VIERNES 23 s 3 s 2007 ABC Rocío Dúrcal da nombre a una plaza ABC MADRID. La cantante y actriz Rocío Dúrcal da su nombre, desde hoy, a una glorieta en Madrid. El acto contará con la presencia de amigos y familiares de la artista, además del alcalde de la capital Alberto RuizGallardón. La glorieta está situada en la confluencia de las calles Francos Rodríguez y Ofelia Nieto, en el distrito de Tetuán, María de los Ángeles de las Heras Ortiz, internacionalmente conocida como Rocío Dúrcal, recibe así este homenaje del pueblo de Madrid, en forma de una glorieta que llevará su nombre y que está situada en la confluencia de las calles Francos Rodríguez y Ofelia Nieto, pertenecientes al distrito de Tetuán. Rocío Dúrcal falleció el 25 de marzo de 2006, a los 61 años de edad, en su casa del municipio madrileño de Torrelodones. La artista pasó su infancia en la capital de España, donde también comenzó su carrera como cantante que la hizo famosa en todo el mundo. Dúrcal, localidad granadina de unos 7.000 habitantes por la que Rocío adoptó su apellido artístico, tiene ya una céntrica calle dedicada a ella. La artista eligió al azar el apellido Dúrcal cuando tocó con un dedo un mapa de España colgado de la pared y señaló justo esta localidad- -que está a medio camino entre Sierra Nevada y Motril- según confesó al alcalde del municipio granadino, Manuel Megías Morales. La decisión de dar el nombre de Rocío Dúrcal a una calle madrileña fue acordada por unanimidad de todos los grupos municipales en el pleno del Ayuntamiento del pasado 26 de abril de 2006. El regidor madrileño y parte de su equipo de gobierno rendirán hoy homenaje, en la glorieta que ya lleva su nombre, a esta artista. AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano OTEGUI o sé si a ese Otegui sudoroso le olerán los pies, pero manda un huevo. A mí me parece el Porfirio Rubirosa de la izquierda política y cultural. Su nuevo líder moral, vamos. ¡Qué bárbaro! ¡Qué forma de perder todos el culo en la capital! Ni a Mr. Marshall en Pinar del Río lo aguardaron con tanta expectación. ¿Está el fiscal enterado de esto? preguntó Otegui en un Juzgado hace unos años, cuando empezaba a despuntar en lo suyo. Y ahí lo tenemos. Entre los progres hay tortas para apuntarse en esta Semana Santa a costaleros de Otegui. No te puedes imaginar, Sonsoles, la de españoles que podrían gobernar, si quisieran. Otegui, mismamente. Otegui es, junto con Vera, el líder más apuesto del progresismo español. Y, tal como están las cosas, a lo mejor el más preparado, sin que con esto queramos dar a entender que Vera no ha leído. El viaje de Otegui a la Audiencia fue la comidilla en Madrid. Por San José, siempre por San José, caen en Burgos las nevadas más gordas, cosa que Al Gore no sabe. Quiero decir que no sabe quién es San José, porque han prohibido su fiesta en el calendario. Con que en el calendario hubiera figurado en rojo, que para eso es Obrero, el día de San José, hasta Al Gore habría sabido que, a pesar del mantra del calentamiento global, por San José nieva en Burgos, y, con nieve en Burgos, ¿a quién se le ocurre citar a Otegui a Madrid? Pero, ciudad hospitalaria donde las haya, Madrid ha tratado a Otegui con una cortesía que habrá emocionado al fornido ejemplar del Norte o Septentrión. La frustración de no poder echar mano a los asesinos de Barajas querían pagarla los progres cargando de cadenas a Aznar, pero este Otegui es un hombre tan de paz que, con tal de evitar lo segundo, podría ayudar a Rubalcaba- ¡cráneo privilegiado! -a resolver lo primero. Como dicen en la oficina electoral del señor Sebastián, hay que mirar adelante aunque sus viejas alumnas, al deponer sus recuerdos en la prensa de progreso, declararon que lo mejor de su profesor era la parte de atrás. Aquí, en los espejos cóncavos del Callejón del Gato, todo el mundo huele que el futuro- -trabajos, recomendaciones, favores- -es Otegui. Y el ministro de Justicia, citando a Corleone. N