Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 s 3 s 2007 MADRID 55 Grave por el disparo de un policía tras una persecución El agente iba a ser acuchillado por el ladrón s El delincuente intentó atropellar a otro policía CARLOS HIDALGO MADRID. Las calles del distrito de Tetuán fueron ayer escenario de una peligrosísima persecución policial protagonizada por un delincuente de origen portugués que no dudó en intentar atropellar a un agente y acuchillar a otro para conseguir huir. La agresividad del delincuente obligó a uno de los policías a dispararle en defensa propia. Ingresó muy grave en el Hospital de La Paz, aunque, al cierre de esta edición, según fuentes policiales, su vida no corría peligro. Los hechos se produjeron después de las seis de la tarde. A los agentes de la comisaría de Tetuán les llegó el aviso de que un individuo sospechoso se encontraba manipulando un turismo en la calle de las Azucenas. Un coche patrulla con dos agentes de ese distrito se desplazó hasta el lugar especificado por el comunicante. Pero el sospechoso, Sergio Paulo Ramos Barro, de Montijo (Portugal) y de 31 años, logró subirse al coche, un Seat Ibiza, en el cual emprendió la huida. Los dos policías nacionales le dieron el alto, sin embargo, Sergio Paulo hizo caso omiso y, con el coche robado, se lanzó a toda velocidad por las calles de esa zona del distrito de Tetuán. Fuentes policiales indicaron que, durante su huida, el delincuente no dudó un momento en poner en peligro la vida de multitud de viandantes y de otros conductores, que asistían, perplejos, a la escena peliculera que este hombre estaba protagonizando sin importarle la integridad física de los demás. También destrozó algún parquímetro. La persecución policial duró entre 10 y 15 minutos. En un momento dado, el fugitivo paró en seco el vehículo que había robado. En ese momento, uno de los dos agentes que le pisaban los talones se apeó del coche policial para intentar detenerlo, pero, en ese momento, Sergio Paulo volvió a poner el turismo en marcha e, incluso, intentó atropellar al funcionario policial. Afortunadamente, no lo consiguió. Pero tampoco se quedó satisfecho con la que acababa de armar. Volvió a pisar el acelerador. Y el agente que continuaba en el coche patrulla le siguió. Pero, al llegar a la confluencia de la calle de la Alfalfa con la de Santiago Cordero, el Seat Ibiza se estampó contra la esquina. El coche policial se quedó detrás, indicaron las fuentes consultadas. Sergio Paulo Ramos sufrió las primeras heridas a la altura del pecho, al golpearse con el volante debido a la colisión, según indicaron los primeros datos. Aun así, intentó salir del coche, pero, debido al accidente, no podía abrir la puerta del piloto, sino que intentó salir por la del copiloto. Fue en ese momento cuando se le acercó el policía para detenerle. Nada más poner el pie en el suelo, el delincuente, cuando tenía a muy poca distancia al agente y de manera súbita, sacó un arma blanca que intentó hundir en el cuerpo del funcionario. A éste, según las fuentes consultadas, no le quedó más remedio que tomar su arma reglamentaria, del calibre 9 milímetros, y disparar en defensa propia contra el malhechor. Dio un solo tiro, que alcanzó a Sergio Paulo en el hemitórax derecho, muy cerca del abdomen. Como consecuencia de la herida, Sergio Paulo comenzó a perder sangre. El Samur- Protección Civil, una vez estabilizado, le trasladó en estado muy grave a La Paz, indicaron fuentes de Emergencias Madrid. Sergio Paulo es un viejo conocido de la Policía española. Entre 2000 y 2006 acumuló 22 antecedentes: 10 hurtos y uso de vehículo; 4 hurtos; 2 robos con fuerza en las cosas; un atentado y resistencia a la autoridad; 2 por daños y uno por falsificación de documentos. PERSECUCIÓN EN TETUÁN Jira fa Lugar donde se produjo el disparo Pin os Ro sa San Gui La A lfalf a tiag s oC David Vega, el declarado culpable, a su llegada al juicio JAIME GARCÍA ndo ord ero TETUÁN ay Voluntarios Catalan es Calle donde Miosotis comenzó la huida Las A zuce nas Mo qu e Blan co A rgib Declarado culpable el principal acusado de matar a una pareja y a su bebé Absuelve al imputado como coautor de dos muertes, que salió ayer de prisión s Las familias recurrirán M. J. ÁLVAREZ MADRID. Un único autor material del triple crimen de la familia de menores gitanos. Ése ha sido el veredicto del jurado, adoptado por unanimidad, leído ayer a las partes en la Audiencia Provincial. El tribunal del jurado, que ha juzgado los brutales asesinatos que le costaron la vida la madrugada del 4 de noviembre de 2004 en su casa de Moncloa a Amalio Molina, de 17 años, (recibió tres cuchilladas) su mujer, Ada Flores, de 16 (le asestaron 26) y Nerea, de 9 meses (que recibió cuatro) ha considerado probado que el único homicida es David Rodríguez Vega, alias el Paleta el principal acusado, para quien el Ministerio Fiscal pide 51 años, 17 por cada víctima, ya que le rebaja la pena 8 años por la eximente de drogadicción. Mientras, Emilio José Varela, considerado inductor y autor de dos de las tres muertes (la de las dos mujeres, ya que se emplearon dos cuchillos) fue declarado inocente. Éste, que se encontraba en prisión, fue puesto en libertad ayer. Respecto a Daniel Tunde y las hermanas Yolanda y Verónica Carlero, acusados de haber animado al Paleta a matar a Amalio, fueron declarados encubridores, ya que no acudieron a la Policía y destruyeron pruebas por miedo porque David que les dijo, según afirmaron en el juicio, que había matado a tres y mataría a 300 si hablaban De ahí que les apliquen la eximente de miedo insuperable (de seis meses a tres años de cárcel) Además, acuerdan para los condenados que indemnicen con 180.000 euros a las dos familias. Éstos, los Molina- Flores, recibieron el veredicto con gran desánimo y anunciaron que van a recurrir si la sala se pronuncia igual. No ven creíble que absuelvan a uno de los coautores, ya que se usaron dos armas con una fuerza distinta cada una en el cuerpo de Ada, que arrebató una de ellas e hirió a David dijo el abogado de la familia. Entre 2000 y 2006, Sergio Paulo acumuló 22 antecedentes en España, la mayoría por diferentes tipos de robos, pero también por atacar a un agente Durante su huida, no dudó en poner en peligro la vida de viandantes y conductores, e incluso llegó a destrozar un parquímetro tas Con 22 antecedentes Eximente de miedo insuperable