Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 39 Rafael L. Bardají LA ELECCIÓN DE AZNAR H ace cuatro años al presidente español se le presentó una disyuntiva: elegir entre Bush y Sadam. José María Aznar no lo dudó un solo segundo. Eligió el campo de la razón y asumió la responsabilidad moral de hacer cumplir las resoluciones de la ONU sobre Irak. Eligió apoyar una intervención militar que Sadam podría haber evitado de cumplir con sus obligaciones. Cuatro años después, el gobierno nos pide que elijamos. Esta vez entre Aznar y Sadam. Ya que no podemos salvar a Sadam, que condenemos al anterior presidente por sus decisiones. Pero a Sadam Husein no lo mataron los estadounidenses ni mucho menos las tropas españolas que debieron batirse en retirada por la graciosa voluntad de Rodríguez Zapatero. A Sadam lo ajusticiaron los propios iraquíes, en una ceremonia macabra y brutal si se quiere, pero de acuerdo a la legalidad que los propios iraquíes se han dado. Por primera vez sin que nadie se la impusiera desde arriba. Pues resulta que la intervención que tanto se denuncia desde la izquierda europea y española ha sido abrazada por dos de cada tres ciudadanos iraquíes a pesar de la violencia que todavía reina en Irak. A quien están juzgando los iraquíes no es al cuarteto de las Azores, Bush, Blair, Aznar y y Barroso (más Howard desde Australia) sino a los auténticos genocidas que durante años sembraron el horror y la destrucción en aquel país. No es posible elegir entre Aznar y Sadam porque éste está muerto y sus seguidores, si bien siembran la destrucción entre los iraquíes, no tienen causa alguna que defender salvo el terror mismo. La elección, por fuerza, debe ser otra: entre Zapatero, quien deja que los iraquíes inocentes salten por los aires sin mover un músculo, y quienes luchan por una esperanza para Irak. Elija entre la rendición y luchar contra el terrorismo. El resultado le cambiará el futuro. Lo que le propone Zapatero, cambiar el pasado, es, simplemente imposible. Hay que hacer que Irak vaya a mejor. Que Aznar vaya a peor no resuelve nada. Philippe Val, director del semanario Charlie Hebdo en el centro, deja la Corte francesa en compañía de sus abogados REUTERS La Justicia francesa absuelve al director que publicó las caricaturas de Mahoma El semanario no atacó a la religión musulmana; criticó a los integristas concluye el Tribunal s La Gran Mezquita de París comparte la sentencia J. P. QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. El Tribunal correccional de París absolvió ayer a Philippe Val, director del semanario satírico Charlie Hebdo contra el que se habían querellado por presuntas injurias varias organizaciones musulmanas francesas, tras la publicación de las polémicas caricaturas de Mahoma que provocaron un incendiario escándalo internacional. En la portada de la publicación, el dibujante Cabu representaba al profeta Mahoma lamentándose por ser amado por una banda de gilipollas El semanario francés también reprodujo varias de las caricaturas publicadas originalmente por la revista danesa Jyllands- Posten lo que desató una ola de violencia en numerosos países musulmanes, con un balance de 50 muertos. El caso de Charlie Hebdo está llamado a sentar jurisprudencia nacional y quizá europea, oficiosamente, ya que ha permitido debatir ampliamente entre distintas partes. Según el Tribunal correccional parisino, la publicación de las caricaturas es perfectamente conforme al derecho de la libertad de expresión, y no ataca de ninguna manera a la religión musulmana, limitándose a criticar a los integristas de esta religión El Tribunal recuerda que Francia es un país oficialmente laico donde la libertad de expresión es fundamental, al igual que la de creencias, culto o convicciones religiosas. La sentencia del caso Charlie Hebdo abre otro precedente significativo: la división entre las organizaciones musulmanas francesas. La Unión de las Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF) ha anunciado su decisión de plantear un recurso, y el caso volverá a juzgarse dentro de un año. La Gran Mezquita de París, por el contrario, se dice satisfecha con la sentencia, ya que, desde su óptica, el Tribunal establece una diferencia clara entre musulmanes piadosos, respetuosos de la ley y sus convicciones, y los musulmanes integristas, finalmente infieles a la ley y extremistas en la manifestación de sus convicciones. El proceso y sentencia del caso no había planteado dudas de fondo. Sólo estaba en suspenso el respeto o el rechazo de los musulmanes franceses a la sentencia judicial. Todos los querellantes aceptan el principio de la independencia de la justicia y su acatamiento. Dentro de la UOIF hay organizaciones de distinta sensibilidad musulmana, más o menos radicales. Juntas presentarán un recurso. Pero el acatamiento de la Gran Mezquita de París parece subrayar la importancia de la corriente mayoritaria del islam francés, conservador, sin duda, ultrasensible, efectivamente, pero aparentemente dispuesto a acatar el funcionamiento de las instituciones y del poder judicial. Tras la gran crisis internacional, la jerarquía musulmana francesa parece inclinarse por su lenta y compleja integración. Un triunfo de la libertad de expresión que debe sentar jurisprudencia ABC MADRID. Las reacciones de satisfacción se multiplicaron. El redactor jefe del danés Jylland- Posten -primera publicación en que aparecieron las caricaturas- Carsten Juste, saludó el fallo como un triunfo de la libertad de expresión y apuntó que una condena habría sido una catástrofe no sólo para la libertad, sino para la base entera de la sociedad democrática Para la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) la sentencia es una victoria de la libertad de prensa y en ningún caso una derrota de una comunidad Para esta asociación de defensa de la libertad de prensa, la decisión beneficia a toda la sociedad por lo que espera que cree jurisprudencia Mientras, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, que preside España, valoró que va a contribuir a reforzar el sistema de libertad de expresión en Francia Las portadas de Charlie Hebdo en http: unecharlie. canalblog. com