Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL VIERNES 23 s 3 s 2007 ABC Italia ocultó a Fuego de mortero contra la EE. UU. la presión a visita de Ban Ki- moon a Bagdad Karzai para liberar El viaje del secretario de la ONU a Irak rozó la tragedia cuando daba una rueda de prensa con el primer ministro iraquí a los talibanes Alemania se suma a las críticas de Gran Bretaña, Holanda y Estados Unidos JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Las relaciones de Romano Prodi con Estados Unidos tocaron fondo ayer cuando Washington hizo saber que el Gobierno italiano le había ocultado sus presiones a Hamid Karzai para que liberase a cinco guerrilleros talibanes a cambio del periodista Daniele Mastrogiacomo, un canje que calificaron de grave error y que ha sido fuertemente criticado por los gobiernos británico, holandés y alemán. Es la primera vez que en Irak o en Afganistán se libera a combatientes encarcelados para obtener la liberación de un rehén secuestrado por la guerrilla. Como el Ejecutivo italiano seguía intentando disimular lo sucedido, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormick, precisó ayer que el ministro de Asuntos Exteriores, Massimo D Alema, se lo ocultó incluso a la Condolezza Rice en la cena que ambos mantuvieron el pasado lunes en Washington después de la liberación del periodista. A todas luces, fue un acto de deslealtad respecto a un aliado. El predecesor de D Alema al frente de la diplomacia italiana, Gianfranco Fini, denunció la pérdida total de credibilidad de Italia y comentó que si el lenguaje diplomático no fuese tan delicado, se podría decir que nos han acusado de mentirosos El antiguo presidente del Senado, Marcello Pera, afirmó que éste es el peor momento de Italia desde la caída del fascismo pues Prodi y D Alema han deslegitimado el Gobierno de Karzai obligándole a liberar un número no precisado de talibanes Aunque inicialmente se hicieron públicos cinco nombres- -todos ellos personajes destacados, como el hermano del jefe de los talibanes en la zona del secuestro- fuentes próximas a los servicios secretos italianos manifestaron al Corriere della Sera que en realidad se habían liberado al menos el doble o sea más de diez guerrilleros. Uno de los liberados, Ustad Yasir, portavoz de los talibanes, manifestó que Romano Prodi AP Pérdida de la credibilidad voy a tomar inmediatamente dos fusiles y volver a la yihad para luchar contra los invasores y los infieles O sea, contra las tropas de la OTAN en Afganistán, entre las que figura un contingente de 1.900 soldados italianos, cuyas reglas de enfrentamiento- -criticadas por Washington- -les impiden entrar en combate a pesar de la ofensiva de los talibanes. Las barreras de mentiras terminan desmoronándose, y aunque Massimo D Alema se defendía repitiendo que nosotros no hemos tratado nunca con los talibanes, sino únicamente con Karzai el mismísimo Romano Prodi se había jactado de haber presionado a Karzai para que aceptase todas las exigencias de los secuestradores, entre las que destacaba la excarcelación de los guerrilleros talibanes. El tema es grave, y después de las duras críticas de Gran Bretaña y Holanda, ayer se hicieron públicas las de Estados Unidos y Alemania. Un alto funcionario del Gobierno de Berlín manifestó a la edición electrónica de un semanario alemán que el canje de Daniele Mastrogiacomo por los talibanes ha sido un error enorme y, además, la peor señal que se puede enviar a esos grupos radicales, pues les invita a llevar a cabo nuevos secuestros En sintonía con el resto de los aliados- -a excepción de Italia- el Gobierno de la canciller Angela Merkel no cede a las exigencias de los terroristas. ABC BAGDAD. La visita por sorpresa ayer a Irak del secretario general de la ONU, Ban Ki- moon, rozó la tragedia cuando un proyectil de mortero cayó a apenas 50 metros de la sala donde él y el primer ministro iraquí daban una rueda de prensa. Justo en el momento en que el secretario general se refería a la mejoría en la condiciones de seguridad en Irak, una explosión que se pudo ver en directo por televisión hizo temblar la sala y provocó el espanto en el rostro de Ban Ki- moon. Tras unos segundos de zozobra, en los que se vio incluso cómo se desprendían pequeños fragmentos del techo de la sala, Ban y el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, prosiguieron durante unos minutos la rueda de prensa, aunque la concluyeron de prisa tras otras dos preguntas de los periodistas. No hay de qué preocuparse fueron las primeras palabras de Maliki, que permaneció casi impasible tras la explosión. El ataque con mortero a la oficina de Maliki, situada en la altamente custodiada Zona Verde y donde se celebraba la conferencia, fue el acontecimiento más destacado de la visita de Ban a Bagdad, en la que anunció un incremento de la ayuda de la ONU a la reconstrucción del país. Por momentos, volvió el recuerdo del ataque contra el representante especial de la ONU para Irak, Sergio Vieira de Mello, que fue asesinado en agosto de 2003, en un atentado en el que murieron 22 personas. Precisamente ayer, en ese panorama de violencia que no cesa, el Gobierno iraquí dijo que está negociando con grupos insurgentes que actúan en el país y que no están vinculados a Al Qaida, según reveló un alto funcionario iraquí. Saad Yusif Al Mutalibi, del Ministerio iraquí del Diálogo y la Reconciliación Nacional, explicó que uno de los objetivos (de las negociaciones) es unirnos a ellos en la lucha contra Al Qaida con el fin de lograr que esa organización terrorista salga de Irak. Casi lo estamos logrando y uniendo nuestras fuerzas para atacar a Al Qaida y expulsarla de Irak añadió. Este anuncio se produce só- Negociar con los insurgentes REUTERS Ki- moon (a la derecha en las imágenes) se asusta por las explosiones ayer en Bagdad; a su lado, el primer ministro de Irak lo horas después de que el vicepresidente suní de Irak, Tarek al Hachemí, instase al diálogo con los insurgentes en un intento por alcanzar la paz en el país. Creo que no hay otra salida que dialogar con todo el mundo excepto con Al Qaida, dijo Al Hachemí, tres de cuyos hermanos murieron el pasado año en Irak víctimas de la violencia religiosa. Ayer, tres soldados estadounidenses murieron en combates en Bagdad y en la provincia de Al Anbar, según comunicó el Ejército estadounidense. Estas muertes elevan a 3. 225 el número de militares y personal asimilado de Estados Unidos muertos en Irak desde la invasión hace cuatro años, según cifras del Pentágono. Además, 33 nuevos cadáveres con signos de violencia fueron hallados por la policía iraquí en distintos puntos de Bagdad. Finalmente, el Ministerio del Interior iraquí decidió cesar a cuarenta oficiales de la policía, algunos de alto rango, por pertenecer al disuelto partido Baaz, al que pertenecía Sadam Husein, según fuentes policiales iraquíes. ABC. es Vídeo del ataque a Ban Ki- moon en: abc. es internacional