Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 23- -3- -2007 ABC 1957: Firma del Los hitos del Tratado de Roma proyecto europeo Los seis estados que en 1951 1973: El Reino Unido se incorpora a la CE El mal estado de la economía británica contrasta con el florecer de la Comunidad. Los británicos vencen sus reticencias y se adhieren a la CE, junto con Dinamarca e Irlanda. Los temores de Londres a una unión política están presentes desde el principio y tendrán sus repercusiones en el futuro. 1986: España regresa a Europa Después de una dilatada y dura negociación, España se incorpora a la Comunidad Europea junto con Portugal. La entrada de España consagra el retorno de la península ibérica a los foros internacionales, e inaugura también la creación de un polo de países del sur mediterráneo en el seno de la futura Unión. firmaron la Comunidad Europea del Carbón y el Acero- -Bélgica, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos- -suscriben el primer texto político de una unión inspirada en 1950 por Robert Schuman, y dirigida a desterrar definitivamente el flagelo de la guerra de Europa. Robert Schuman Alemania teme que los checos y polacos arruinen el consenso en Berlín Las crecientes reticencias de Praga y Varsovia dejan en suspenso su actitud ante la declaración de Merkel ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. Han sido los penúltimos en llegar a la Unión Europea y se están convirtiendo en un inesperado dolor de cabeza en la búsqueda de los consensos estratégicos comunitarios. Dos países tienen en vilo a la Presidencia alemana porque no decidirán hasta el último momento si darán o no su apoyo a la declaración de Berlín con la que se va a celebrar el cincuentenario de la Unión. Polonia y la República Checa quieren jugar el papel de alumnos díscolos y rebeldes y van a dejar en suspense la celebración. Nadie espera que se atrevan a aguarla, pero en ningún caso van a contribuir a facilitarla. La versión final de la Declaración de Berlín fue enviada como estaba previsto ayer por la tarde- noche a los sherpas de los países miembros, nombre con el que en la jerga comunitaria se conoce a los funcionarios de enlace con la Presidencia, y en las horas que quedan para la ceremonia del domingo el Gobierno alemán confía en que nadie haga observaciones sustanciales, puesto que de otro modo habría que volver a retocarlo todo y a imponer una nueva ronda de consultas in extremis. El método negociador tiene la ventaja de que pone a los reticentes ante el dilema de tener que señalarse demasiado vetándolo en el último momento, pero tiene el riesgo de que en este caso lo hagan. Algunas capitales se han quejado, en efecto, de que el método negociador no les ha dejado mucho tiempo para estudiarlo, que es precisamente la idea de los negociadores alemanes. En consecuencia, Gobiernos como el de la República Checa ya han dicho formalmente que no dirán si están o no de acuerdo con la declaración hasta el último momento y que en todo caso, no quieren que se les vincule con ningún plazo concreto para la solución del futuro del Tratado Constitucional. El actual presidente checo, Vaclav Klaus, es un declarado euroescéptico, seguramente uno de los más radicales que han estado al frente de un Estado miembro en estos cincuenta años que se conmemoran el fin de semana. Tenemos que definir el futuro de la integración europea de otra manera. Debemos crear la Organización de Estados Europeos (OEE) cuyos miembros sean los estados y no los ciudadanos de esos estados, como sugiere la Constitución europea ha declarado Klaus en un artículo aparecido recientemente en el Financial Times La via apia hacia la UE Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, Italia y Luxemburgo firmaron el 25 de marzo de 1957 en Roma los Tratados Constitutivos de la Comunidad Económica Europea (CEE) y de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom) En vigor el 1 de enero de 1958, tenían como base histórica el plan Schuman y el Tratado de París por el que en 1951 se había creado la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en el que los seis países decidían coordinar sus industrias pesadas. El objetivo era buscar un mercado común en el que las personas, bienes y servicios se movieran libremente. El primer paso fue nivelar los aranceles, para después ir eliminándolos. En cuanto a Polonia, la posición es probablemente menos extrema, pero preocupa más a Alemania. Por ello Merkel ha aprovechado la visita oficial a Varsovia la semana pasada para tratar de allanar el camino. Para evaluar su desapego con las tribulaciones sobre la reforma institucional que ocupan a media Europa, basta decir que el presidente polaco, Lech Kaczynski, se fue del último Consejo Europeo de Bruselas, diciendo que estaba muy satisfecho de que se hubiera conseguido un acuerdo sobre la nueva política energética y la reducción de emisiones contaminantes, no porque esté interesado especialmente por el tema, sino porque así hemos demostrado claramente que no se necesita ninguna Constitución para que la UE tome decisiones y pueda seguir funcionando Los polacos también están descontentos por el hecho de Tanteo a Varsovia Fotografía de la firma del Tratado de Roma expuesta en Bruselas que Merkel no ha querido invitar a Turquía a las celebraciones de Berlín. Polonia apoya fervientemente las aspiraciones turcas por lo que representa de refuerzo a las tesis de una Europa menos política y más basada en la simple organización económica, mientras que los democristianos alemanes están cada vez más lejos de ver con agrado un futuro con Ankara sentada en el Consejo Europeo. Los polacos quisieran haber incluido una mención a las raíces cristianas en la Declaración de Berlín, pero habría hecho imposible el consenso con otros países como Francia, por lo que Merkel tampoco ha podido complacer estas aspiraciones. Se considera que ha intentado hacerlo a través de la declaración que aprobarán por separado pero también en Berlín los líderes democristianos, pero está por ver si los polacos entienden esta sutileza. Siendo democristianos los tres que van a firmar el documento oficial (Merkel por el Consejo, Durao Barroso por la Comisión y Hans- Gert Pöttering por el Parlamento Europeo) el tema se quedará fuera en aras del consenso general. Todo sobre el aniversario europeo en http: europa. eu success 50 index es. htm