Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Zapatero abre un nuevo proceso s La exaltación que el fiscal ya no ve VIERNES 23 s 3 s 2007 ABC Se nos ha ido la joven gudari dijo Otegi al ensalzar a la etarra Castresana La terrorista, que murió al estallarle la bomba con la que quería matar indiscriminadamente en Alicante, trabajaba en una guardería J. PAGOLA MADRID. A todos los gudaris- -soldados vascos- -que han caído en esa larga lucha por la autodeterminación, nuestro aplauso más caluroso. Sin vosotros no hubiera sido posible De esta forma, alta y clara, Arnaldo Otegi ensalzaba a los pistoleros de ETA muertos por su propia espiral terrorista. Lo hizo el 30 de julio de 2001 en el cementerio de Polloe, en San Sebastián, durante un homenaje a la etarra Olaia Castresana, calcinada días antes al estallarle un artefacto que preparaba en un piso de Torrevieja para cometer un atentado indiscriminado en algún punto turístico de Alicante. Batasuna, como siempre, manipuló la muerte de uno de los suyos para convertirlo en héroe y montar su aquelarre etarra Allí, en Polloe, Otegi, el hombre que está por el proceso de paz se ufanó de que el debate de autodeterminación, impuesto luego en Ginebra y Oslo, no se ha conseguido ni por la lucha institucional, ni por otro tipo de luchas, sino gracias a la lucha de la izquierda abertzale en Euskal Herria Allí también, Otegi, el interlocutor válido de la izquierda abertzale según el Ejecutivo y el propio PSOE, proclamó a los cuatro vientos que los gudaris de ETA se nos van con la dignidad silenciosa y la suerte solitaria En ese desfile de héroes que se van, el portavoz de Batasuna citó a Olaia Castresana. Se nos ha ido también la joven gudari de 22 años Así pues, a todos los gudaris que han caído en esa larga lucha por la autodeterminación, nuestro aplauso más caluroso. Sin vosotros no hubiera sido posible Dicho esto, sentenció a modo de aviso a navegantes que las nuevas generaciones vascas se adhieren a la lucha armada para expresar su compromiso político Castresana, la joven gudari de 22 años en palabras de Otegi, antes de irse con la dignidad silenciosa y la suerte solitaria compaginaba su trabajo de puericultora en una guardería de San Sebastián con su actividad en ETA, que conlleva asesinar a seres humanos, entre ellos niños. El 23 de julio de 2001, Olaia Castresana preparaba en un piso de Torrevieja un artefacto de diez kilos de dinamita titadyne para colocarlo en alguna zona turística de Alicante que, en pleno periodo estival, estaría repleta de inocentes, incluidos niños. En el verano siguiente, compañeros de Olaia la puericultora asesinaron no lejos de allí, en Santa Pola, a Silvia una niña de 6 años, además de un transeúnte. De no haberle estallado el explosivo- -estaba en malas condiciones porque había caducado- -probablemente se hubiera añadido una matanza más al largo historial sanguinario de ETA. Y Otegi hubiera tenidio el mismo reconocimiento hacia Olaia Castresana, pero con la satisfacción de que no se nos ha ido Las malas compañías habían llevado a la joven gudari a una de las herriko tabernas más clásicas, Marruma en el barrio donostiarra de Gros. La frecuentaba al acabar su jornada en la guardería. Allí recibió las primeras dosis de adoctrinamiento abertzale, consistente en confeccionar cócteles molotov y adiestrarse en la puntería. Lo de quemar cajeros automáticos y autobuses le supo a poco y Olaia Castresana pidió el ascenso para entrar en ETA, de la mano de su novio, Anart Oyarzábal, empleado en una funeraria. Tras la muerte de la joven gudari Oyarzábal, que pudo escapar por los pelos del pisobomba, insertó desde la clandestinidad una esquela en Gara Las herriko organizaron el Memorial Olaia Castresana de fútbol, y Otegi pidió para ella el aplauso más caluroso La última víctima El Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, tramita el posible reconocimiento de Ambrosio Fernández como víctima del terrorismo. La Dirección de Apoyo ha hablado con la familia del fallecido, mantiene un contacto permanente con la Oficina de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco y estudia los informes médicos y policiales. El Gobierno vasco remitió al Ministerio del Interior la documentación para que Ambrosio Fernández pudiera ser reconocido como víctima del terrorismo. El hombre, de 79 años, residía en un edificio que alberga en su planta baja una sucursal bancaria atacada por los proetarras la Noche de Reyes. El aplauso más caluroso Otegi en su discurso de homenaje a la gudari Olaia Castresana, en el que dijo que la juventud vasca elige la lucha armada TELEPRESS OTEGI, EL IMPROBABLE GERRY ADAMS Zapatero, que mira a Irlanda, está empeñado en dar credencial de interlocutor a Otegi. Pero, a diferencia del líder del Sinn Fein, éste no controla a ETA J. PAGOLA MADRID. El Ejecutivo, asesorado por sus expertos internacionales considera que el modelo irlandés podría ser aplicado, con los matices que sean, al marco de negociación con ETA que no acaba de cerrarse, pese al atentado de Barajas. Pero el proceso de paz necesitaba un gerry adams y el Gobierno cree que lo ha encontrado en el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi. Antes incluso de que ETA anunciara, el 22 de marzo del pasado año, el alto el fuego permanente el jefe del Gobierno daba a Otegi acreditación de interlocutor válido del Movimiento Vasco de Liberación Nacional (MLNV) Así, respondía a los emplazamientos públi- cos- -mítines y cartas- -que le hacía el dirigente proetarra. Incluso en alguna ocasión, Zapatero dijo de Otegi que es hombre que está por el proceso de paz Al mismo tiempo, dirigentes del PSE no ocultaban su disconformidad cada vez que el portavoz de Batasuna estaba con un pie en la cárcel. Así las cosas, el Gobierno considera que el supuesto pragmatismo de Otegi le convierte en un referente imprescindible dentro de un proceso de paz y por ello está empeñado en blindarle. Pero entre él y Gerry Adams o, mejor, entre lo que representan uno y otro en sus respectivos ámbitos políticos hay un abismo. Mientras al líder irlandés se le atribuye una influencia definitiva en la decisión del IRA de abandonar definitivamente las armas, los expertos antiterrorista subrayan que Otegi no controla a ETA en absoluto y que se limita a ser su portavoz político sin capacidad de influencia. Si Otegi aseguró que el atentado de Barajas había causado confusión en Batasuna y merecía una reflexión es porque la banda así lo había ordenado para que no se cerrara el proceso O si hace días dijo que el Estado no tiene por qué pagar un precio político es porque así lo exigió el complejo que lidera ETA y sobre el cual Otegi no tiene capacidad de mando. No es Gerry Adams. ETA no admite veleidades ni que nadie se salga del guión. Otegi lo sabe. Las pistolas son las que mandan.