Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23- -3- -2007 La Iglesia denuncia una campaña para legalizar el aborto y la eutanasia Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal 11 Las claves de los compromisos ETA- Gobierno Los representantes del Gobierno Zapatero y de ETA alcanzaron al menos cuatro compromisos de negociación y aplicación tras la declaración de tregua. Se trata de la constitución de dos mesas de negociación ajenas a las instituciones. La primera, la mesa de partidos tiene que pactar una fórmula que introduzca en el marco jurídico- político (nuevo Estatuto) el llamado derecho a decidir de los vascos, es decir, la autodeterminación. La segunda mesa, la técnica bilateral ETA- Gobierno, debe poner fechas a la paulatina excarcelación de los presos en un horizonte máximo de ocho años como exige Batasuna. La cuestión navarra se camufla en una eurorregión con el País Vasco y el País Vasco francés. Pero se crearía al mismo tiempo el órgano común vasco- navarro, que es el objetivo central del nacionalismo vasco. Sin Navarra no hay proceso se hartan de decir ETA y sus portavoces batasunos. Quizá el compromiso del pacto que más importancia tiene en estos momentos, porque son los protagonistas batasunos los principales afectados, es la llamada impunidad judicial de la cúpula proetarra. El compromiso con el Gobierno es aflojar la presión penal sobre Otegi y compañía, de ahí los radicales cambios de criterio de la Fiscalía en asuntos como el caso Egunkaria del que retiró la acusación, como el de Otegi. venderles como un gesto la retirada de la acusación fiscal contra Otegi, como, en su opinión, hizo en el caso de De Juana. Según la coalición ilegal, el PSOE ataca primero a la izquierda abertzale y luego abandona el ataque, mostrándolo como un gesto Barrena fue taxativo al exigir al Gobierno qué compromisos tienen que verse escrupulosamente respetados en los términos en los que se acordaron Al ser preguntado sobre si tiene conocimiento de que esos compromisos fueron literalmente firmados el dirigente proetarra respondió que se refiere a los compromisos que fueron hechos públicos a través de los medios de comunicación. En cualquier caso, Barrena se remitió al momento político actual para pedir a todos los agentes políticos que tienen que ver con el devenir de este conflicto político a que adopten las medidas y las decisiones necesarias para hacer viable el proceso y confirmar el diálogo político Marije Fullaondo, que acompañaba a Barrera en la rueda de prensa y que es pieza clave del complejo ETA- Batasuna en Navarra, confesó que la izquierda abertzale está en estos momentos inmersa en el tercer intento de negociación para lograr la puesta en marcha de la mesa de partidos. Es decir, Batasuna reveló también ayer que la negociación con el Gobierno está abierta pese al atentado en la T- 4 y las declaraciones solemnes del presidente del Gobierno, sus ministros y el PSOE. En ese sentido, Pernando Barrena aseguró que todavía hay una oportunidad histórica abierta y que la pelota está en el tejado de todos los agentes políticos por lo que pidió que se dejen debates estériles sobre la violencia y se inicie diálogo para un acuerdo político. Este es el avión que usa Rubalcaba y que el miércoles utilizó Otegi DGP Otegi dice que viajó en coche porque le da miedo que le peguen en la T- 4 Utiliza como excusa el escenario del último atentado etarra A. M. MADRID. Los entresijos de las diezhorasycuartodeespera, buscay captura deOtegi parasentarlo (por espacio de una hora) en el banquillo tuvieron situaciones análogas a las que pueden encontrarse en cualquier película del neorrealismoibéricomás cañi. A las diez y media de la mañana, y constatada la ausencia del batasuno, los tres magistrados, el fiscal, la abogada, Jone Goirizelaia y lasecretaria judicialsearremolinaban en el estrado una vez que se supo que oficialmente Otegi era preso, enestecaso, dela nieve. Fue cuando Fernando Bermúdez de la Fuente, presidente del sección cuarta de la Sala Penal, le preguntó aGoirizelaiapor qué su cliente no había venido en avión. Porque llega a la T- 4, señoría replicó la letrada batasuna. ¿Cómo? repreguntó perplejo el magistrado ante la ramplonería de la respuesta. Sí, verá. Es que la terminal es muy grande y la puerta de embarque está lejos de la salida (veinte minutos andando, por lo menos) y tiene miedo a que, al reconocerle, en el trayecto lo agreda o lo insulte un pasajero o un transeúnte replicó la proetarra. El episodio de su paradero actual también tuvo un inequívoco acento berlanguiano: ¿Y dónde está ahora entonces su defendido? preguntó después el juez. No lo sé. Me han dicho que por Burgos respondió Goirizelaia, cuando aquello ya se parecía demasiado a una tomadura de pelo. Ante tan insatisfactorias explicaciones, el tribunal ordenó a la Guardia Civil que chequeara el supuesto atasco en el que estaba atrapado Otegi. En este punto del enigma, la secretaria judicial recibió orden de que se pusiese en contacto con el secretario del Ayuntamiento del municipio en cuestión (aún no se sabía cuál era) para que éste diese fe de que efectivamente la nieve impedía que el coche del reo avanzase hacia Madrid. Poco después, Tráfico confirmaba que el camino estaba expedito, momento en el cual la abogada afirmó que lo más probable es que el coche hubiese dado la vuelta y regresado al País Vasco. Fue entonces cuando, tres horas y medio después desde que comenzase este vodevil sin número de variedades, el tribunal ordenó la detención por la fuerza de Otegi en su casa de Elgoibar. Tercera negociación Voló en el avión que usa Rubalcaba Unas veces lo utiliza el ministro del Interior, otras el secretario de Estado de Seguridad y también el GEO para las operaciones de máxima urgencia. De esta pequeña lista de usuarios del avión Beechraft 2000 también forma parte Arnaldo Otegi desde el pasado jueves. En este aparato- -incautado a un narco- -el proetarra se desplazó desde el aeropuerto de Bilbao hasta el aeródromo de Cuatro Vientos para comparecer ante el tribunal que le esperaba en la Audiencia Nacional. Toda un despliegue que, según el sindicato policial SPP, costó medio millón de euros. va a estar en las elecciones de mayo y consideró que el que no fuera así diría muchísimo sobre las intenciones reales del Gobierno en cuanto a la viabilidad del proceso de resolución Barrena señaló asimismo que el Gobierno ha pretendido