Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 DEPORTES JUEVES 22 s 3 s 2007 ABC Dopaje MOTOCICLISMO s Gran Premio de España Rubalcaba dará una medalla a la Guardia Civil por la Operación Puerto ABC MADRID. Archivado por el juez el sumario de la Operación Puerto sin castigo para los imputados, recurrido el auto por la Fiscalía, el mayor escándalo de dopaje en España ha pasado al Congreso. El Gobierno alabó el trabajo hecho por la Guardia Civil en las investigaciones e, incluso, se plantea entregar alguna medalla a los miembros de la Benemérita que participaron en la misma, afirmó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. El único imputado hoy por este caso es un teniente de la Guardia Civil- -Enrique Gómez- -por falsedad después de una denuncia de Manolo Sáiz contra el saliente director general de Deportes del CSD, Rafael Blanco. Ante la pregunta formulada por el portavoz de Deportes del PP, Francisco Antonio González, sobre si el Gobierno va a depurar responsabilidades políticas, Rubalcaba dijo que se llevó a cabo siempre bajo tutela judicial y al servicio de la salud de los deportistas ¿Para qué había un arcón frigorífico? ¿Para jugar a los vampiros? No eran yogures caducados. En este parlamento se han cambiado las leyes para penar esta clase de delitos y usted los ha votado. La Guardia Civil ha hecho un gran trabajo, tan es así que estoy pensando en dar alguna medalla González dijo que gracias a su incapacidad, a la forma de hacer las cosas, hoy España está en cuestión en el extranjero, se la ha ridiculizado y los posibles dopados tienen su causa archivada. Se han quedado 54 ciclistas en paro y han desaparecido dos equipos Mecánico, chófer, estratega, cocinero... el último pionero Ginés Guirado lleva 33 años subido al mundo de la moto. Un jefe de los de antes. Arreglaba las máquinas, conducía el camión, hacía la comida y engañaba a los rivales poniendo en la pizarra que Carlos Cardús se echaba encima, cuando rodaba a media vuelta POR TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN JEREZ. Hoy, los mecánicos dimitirían si tuvieran que hacer todo lo que nosotros realizábamos en los años setenta, ochenta y noventa. Ahora, ellos sólo se dedican a su profesión. Antiguamente, descargábamos el material y las motos. Llevaba el camión, era mecánico y cocinaba. ¡Pero si viajábamos el piloto y una o dos personas más! Y también informaba a la prensa Ginés Guirado (Purchena, Almería, 1952) es el ejemplo del emigrante emprendedor que triunfó en su aventura. Pronto supo que su planeta eran los motores. Enemigo de los estudios, comenzó como aprendiz de mecánico y a los quince años, ante la oposición de sus padres, se marchó a Barcelona para encontrar su camino al olor de la gasolina. Lo encontró para siempre. Trabajó entre tuercas y neumáticos durante cuatro años y en 1971 debutó como empresario en un taller dirigido por varios compañeros. La mili le obligó a volver a empezar. En 1973 se hizo cargo de otro taller y se embarcó en su sueño. Creamos un equipo para disputar el Campeonato de España, con Luis Ricard y José María Mayol como pilotos y con motos J. J. El salto a esta escudería, con Jacinto Moriana al frente, le metió definitivamente en el mundo de las dos ruedas. Mecánico de J. J. entre 1977 y 1981, ese año asumió la dirección de la escudería en España y en el Europeo. En 1983 llegaron los primeros éxitos. Ganamos el Nacional, el Europeo, el Superprestigio y fuimos decimoctavos en el Mundial de 250. Carlos Cardús era el piloto y hubo carreras en las que viajábamos únicamente los dos Fueron buenos tiempos. Pero Tres meses sin volver a casa Cardús duerme con el mono puesto: el secreto del pie roto y el título europeo Sus vivencias son inolvidables. Pocas personas saben que Cardús ganó el Europeo de 1983 soportando una grave lesión. Ginés, veterano en mil batallas, lo mantuvo en secreto para conquistar el título, Sabía que la información de la clínica se vende a buen precio en el circuito. Carlos sufrió una caída en los entrenamientos. Se rompió un metecarpiano del pie y se hizo un profundo corte en una mano. Fuimos al médico y sólo le curó la mano. No le dijimos nada de la rotura en el pie, porque los rivales lo sabrían esa misma tarde y en la carrera le machacarían. Para no tocarle la zona, durmió con las botas puestas y sin quitarle el mono. Se lo bajó hasta la cintura... Fue quinto y se proclamó campeón EFE El circuito se pone guapo para otro récord Todo preparado en Jerez para el comienzo del Gran Premio. Ayer se trabajaba a destajo en los boxes- -en la imagen, el de Dani Pedrosa- -para que los pilotos puedan empezar a rodar mañana en la primera sesión de entrenamientos. Se espera, como sucede año a año, un nuevo récord de asistencia de aficionados muy duros. Entre el Campeonato de España, el Europeo y el Mundial enlazábamos tres meses sin regresar a casa. Recuerdo una vez que corrimos en Suecia el Europeo, viajamos en la furgoneta a Inglaterra para correr el Mundial y volvimos al circuito sueco para afrontar también el Mundial de 250 El récord lo marcaron en Finlandia. Competimos en Francia, en el Paul Ricard, y nada más finalizar nos montamos en la furgoneta, a las cuatro de la tarde del domingo, para estar en Finlandia antes de los entrenamientos del siguiente viernes. Llegamos a las doce de la noche del jueves Ginés era el chófer, el chef, el que escribía los datos de la pizarra en el muro y el jefe de mecánicos de un mecánico: él. También era el director deportivo. El estratega. La experiencia es un grado para engañar al oponente. Cuando pasaban nuestros rivales por el muro yo ponía en la pizarra que mi piloto se les echaba encima, a dos segundos, cuando en realidad se encontraba con media vuelta de retraso. Más de uno se cayó con esta presión En 1987, Ginés y Carlos se integraron en el equipo de Ángel Nieto. Cardús era quinto en el Mundial de 250. Al año siguiente también fue jefe de mecánicos de Miralles, en 125, y a partir de 1989 se convirtió en el alma técnica de los mejores pilotos españoles de la época. Trabajé con Alberto Puig, Amatriaín, Giró y con el profesional más honesto que conozco, Champi Herreros. Ha sido el único que me ha dicho la moto vuela, no la toques, soy yo el que no sabe aprovecharla No nos hizo perder el tiempo, como otros... Fue el año que menos tuve que trabajar en mi vida Su siguiente salto significó el momento más triste de su carrera, el golpe que le alejó de los tornillos y le transformó en el pionero de los hospitality en el Mundial, de la mano del equipo Repsol. En 1991 pasé a ser jefe de mecánicos con Aspar, en 125. En la segunda temporada los resultados no llegaban y en vez de sacrificar a quien tenían que sacrificar, me echaron a mí. Salí por la puerta de atrás de las motos, de mala manera. Así se acabó mi vida deportiva Hoy triunfa con la mejor comida del paddock