Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
90 CULTURAyESPECTÁCULOS JUEVES 22 s 3 s 2007 ABC Günter Grass pone en verso sus vergüenzas En Dummer August el premio Nobel recurre a la poesía para explicar el silencio sobre su admiración por las Waffen- SS RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Oprobio obliga escribe Günter Grass, en una autoadaptación del noblesse oblige sobre la necesidad de exponer su lento masticar de la vergüenza, aunque ello le haya calzado un capirote hecho con el periódico de ayer desde el pasado verano. Es bueno, dicen las primeras críticas, pero encima quiere el aplauso Tarde- -dicen- -demasiado tarde. Con décadas de retraso. Y yo asiento: Sí, ha durado hasta que dí con las palabras para una palabra gastada: vergüenza escribe en uno de sus recurrentes retornos a la lírica dentro de una extensa obra narrativa y ensayística. Y el premio Nobel, que en un pasaje de Pelando la cebolla revelaba este verano su breve pero admirado paso, a los 17 años, por las Waffen- SS, le dedica a ello un poema titulado Mein Makel en el sentido de mi baldón o mi agravio y en el que sostiene que nunca es demasiado tarde para nombrarlo por su nombre El descomunal autor alemán de El tambor de hojalata y Mi siglo lamenta haber hecho el payaso pero qué otra cosa podía ser y lo explica y reflexiona con su fina mano poética, en las 80 páginas de poemas y dibujos de Dummer August (Steidl Verlag, Göttingen, 25 euros) traducible como tonto agosto jugando con el escándalo del pasado verano y con el payaso de las bofetadas al que los alemanes llaman Augusto el tonto Como el payaso de niños, en el Circo Sarrasani, así también se llama el mes Con Grass siempre hay tiempo para la lírica- -versifica su aproximación a la verdura- -y para el inclemente recuerdo; como también para el fino dibujo y el ajuste de cuentas con sus críticos, antes los que se ha sentido sometido al juicio sumario de los justos imagen ésta por la que sin embargo no había sentido nunca compasión alguna mientras fue él quien atizaba a otros por similares entusiasmos pasados. En un paralelismo de doble filo, Grass dedica el libro y el título de un poema Was bleibt lo que queda) a la escritora oriental Christa Wolf, quien también fue atacada hace años por su compromiso con la dictadura de la RDA. Pese a haberle ganado un juicio al Frankfurter Allgemeine, Grass se duele profundamente por lo leído en los periódicos en esos meses cuando algunos conocidos llegaron a acusarle incluso de un montaje publicitario en la gran hora de la impudicia autoflagelatoria. En el poema que presta título al pequeño volumen, el autor de Años de perro se queja de que quienes lo criticaron limitaran su obra al dato de su pertenencia a una unidad de las Waffen- SS (una filial de las siniestras SS) durante apenas los últimos tres meses de la guerra, obviando el contexto en el que habría buscado dar forma al modo en que muchos jóvenes de su generación se dejaron seducir por el nacionalsocialismo. Brechtianamente pide el amparo del interés del futuro lector por buscarlo a él perdido en un tiempo que no quiere terminar y que él mismo ha contribuído a alargar. El retroceso en las ventas de CDs musicales se acelera en Estados Unidos El mercado discográfico cayó un veinte por ciento en los tres primeros meses del año PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. ¿Van los CDs musicales por la vía acelerada de convertirse en el equivalente a las cada vez más marginales cabinas de teléfono? Por lo menos en Estados Unidos, la tendencia no es precisamente muy halagüeña tras acumularse siete años consecutivos de ventas analógicas en retroceso. Bajón que no se logra compensar con el aumento del negocio digital a través de internet. Durante los tres primeros meses de este año, las ventas de CDs musicales en Estados Unidos se han desplomado un adicional veinte por ciento con respecto al mismo periodo del 2006, de acuerdo a los llamativos datos publicados ayer por el Wall Street Journal. Descalabro comercial que es presentado como prueba del cambio sísmico en la forma en que los consumidores adquieren su música preferida. Este terremoto estaría resultando catastrófico para las grandes tiendas especializadas en vender discos, como la famosa cadena Tower Records. El año pasado, se han cerrado ocho centenares de estos establecimientos en Estados Unidos. Víctimas de la cada vez más popular utilización de internet y el formato MP 3 para conseguir música de forma legítima o ilegítima. No faltan incluso algunos productores musicales que empiezan a referirse a los CDs como una especie de producto publicitario o técnica de marketing para acceder a negocios mucho más lucrativos como los conciertos de pago o la venta de camisetas. Lo cual no quiere decir que no exista un inagotable interés por el consumo de música como demostraría los apabullantes cien millones de reproductores iPods comercializados por la compañía Apple. Al mismo tiempo, tampoco se cumplen las aspiraciones empresariales de compensar estos inevitables retrocesos con un mayor negocio de música digitalizada. Según las estadísticas del grupo Nielsen SoundScan, las ventas por internet se han incrementado un 54 por ciento en lo que va de año, hasta llegar a los 173 millones de canciones. Una cifra que no compensa el veinte por ciento de retroceso acumulado en el formato de disco compacto. Más información sobre el informe: http: www. wsj. com Pelando la cebolla En agosto de 2006 trascendió la noticia del alistamiento de Günter Grass en las SS cuando era un adolescente. El escritor lo confesó en su autobiografía, Pelando la cebolla que se publicó un mes más tarde en Alemania. El escándalo trascendió fronteras, llovieron las críticas y algunos pidieron que le retiraran el premio Nobel de Literatura. Otros le acusaron de un montaje publicitario para vender su libro. Pese a haberle ganado un juicio a un diario, Grass se duele profundamente por lo leído en los periódicos Poemas y dibujos Las ventas de música por internet se han incrementado un 54 por ciento en lo que va de año Elton John colgará todo su catálogo discográfico en internet LONDRES. La estrella británica del pop Elton John anunció hoy que colgará toda su música en internet, de manera que sus seguidores puedan descargar sus canciones favoritas. Los internautas podrán bajarse el catálogo del famoso cantante, formado por más de 400 canciones, a partir del próximo 26 de marzo. El artista precisó que, hasta el 30 de abril, la colección sólo estará a la venta en iTunes la tienda de Apple Computer en la Red que permite a los usuarios descargar canciones por un dólar y copiarlas después en un disco. Quería que mi música estuviera disponible para descargas digitales en todo el mundo, pero sabía que todo el catálogo, no sólo los grandes éxitos, necesitaban cuidado y atención para difundirlos de esa forma- -explicó John- Ahora eso ha sucedido El cantante recordó con cierta nostalgia la difusión de su primer sencillo. El mundo- -señaló- -ciertamente ha cambiado desde que edité el single en un vinilo de siete pulgadas, de lo que se cumplirán 39 años este mes ABC Francia declara un goya tesoro nacional El Ministerio de Cultura francés declaró ayer tesoro nacional el dibujo de Goya Hutiles Trabajos que ha de subastarse en la casa Christie s de París hoy con un precio de salida de un millón de euros. Con esta declaración, el dibujo no podrá salir de Francia, y el Estado tiene treinta meses para realizar una oferta.