Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s La Fiscalía exculpa a Otegi JUEVES 22 s 3 s 2007 ABC ETA se comprometió a no atentar, a cambio de impunidad para Batasuna La versión etarra, no aclarada por el Gobierno, alude a acuerdos custodiados en Suiza, que propiciaron el anuncio de tregua J. PAGOLA MADRID. En los últimos tiempos, ETA- Batasuna viene proclamando a los cuatro vientos, como una constante, la existencia de supuestos compromisos a los que habría llegado con el Gobierno en febrero de 2006, y que propiciaron que el 22 de marzo de ese año la banda anunciara el alto el fuego permanente Uno de esos compromisos, según la versión etarra, no suficientemente aclarada por el Ejecutivo, se refiere a que la banda dejaba de cometer atentados y el Estado cesaba el acoso policial y judicial contra el conjunto del denominado Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) Del documento que recogería estos acuerdos sólo habría una copia, custodiada en una caja fuerte del Centro Henry Dunant, en Suiza. Según la versión filtrada por el entorno etarra, la banda se habría comprometido a no cometer atentados y a no llevar a cabo acciones de aprovisionamiento de armas y explosivos, y el Gobierno a poner fin a las detenciones de etarras y a dar impunidad a Batasuna, lo que le permitiría presentarse a las próximas eleccio- Un horizonte penal que se aclara 1. Homenaje al etarra Arkaitz Otazua. Otegi está acusado de enaltecimiento del terrorismo por el homenaje al etarra Arkaitz Otazua, fallecido en un tiroteo con agentes de la Policía autonómica vasca. 2. Anoeta. Se le imputan los delitos de desobediencia, reunión ilícita y enaltecimiento del terrorismo en relación con el acto que la ilegal Batasuna celebró en noviembre del año 2004. 3. Querella del Foro de Ermua. Se le imputa también enaltecimiento a ETA por el homenaje, en 2005, al preso etarra José María Sagarduy. 4. Batasuna- Herriko tabernas. En instrucción. Hay 40 procesados. Se investiga si Batasuna financió a ETA a través de las herriko tabernas. Otegi ha depositado dos fianzas que suman 650.000 euros para salir de la cárcel. El pasado 10 de enero, ABC informó de las exigencias de los terroristas, tras el atentado de la T- 4 nes. Fuentes conocedoras del proceso, sin embargo, matizan que el Gobierno no llegó a prometer impunidad absoluta, alegando que no podía invadir las competencias de los jueces. No obstante, sí expresó su voluntad de facilitar el margen de actuación de la izquierda abertzale. El caso es que Batasuna interviene en la política como un partido legalizado de facto, mientras que en no pocos juicios la opinión pública ha comprobado cómo el Ministerio Fiscal rebaja la petición de penas para batasunos y etarras, o incluso cómo se han aplazado vistas, como la que tiene que celebrar el Tribunal Supremo para revisar la condena a Arnaldo Otegi por participar en el homenaje al etarra Argala que se ha diferido en este caso hasta después de las elecciones. Se da la circunstancia de que en el comunicado difundido por la banda para reivindicar, precisamente, el atentado en la terminal 4 del aeropuerto de Barajas, ETA volvía a aludir al incumplimiento, por parte del Gobierno, de los supuestos compromisos adquiridos. El cinismo de la banda llegaba a su máxima expresión cuando afirmaba que mientras ha dado pasos firmes para que el proceso vaya adelante el Gobierno lo ha bloqueado y aludía, entre otras trabas, a la doctrina Parot que mantiene a 185 presos secuestrados en la cárcel a la huelga de De Juana y a la Ley de Partidos. En efecto, volvía a exigir impunidad para los presos y para Batasuna. En ese mismo comunicado, ETA amenazaba con más Barajas si el Ejecutivo no cumplía los citados compromisos: impunidad y reconocimiento del derecho de autodeterminación y territorialidad. Con la consigna difundida a los cuatro vientos por ETA, Batasuna ha repetido una y otra vez advertencias como: Sin Batasuna en las elecciones no hay proceso o con los dirigentes de la izquierda abertzale, no hay proceso Impunidad, impunidad, impunidad, es lo que exige ETA, además de autodeterminación y unidad territorial. Sin microinyecciones Publicidad El desafío de Botoina: adiós a las arrugas Nuestra capacidad expresiva se traduce en líneas que surcan el rostro: las arrugas de expresión. No hay muchas alternativas para deshacerse de las arrugas y recuperar un rostro liso y perfecto: las microinyecciones invasivas de toxina botulínica o la nueva Botoina. Formulada por los investigadores de Labo, Botoina es un complejo de 4 moléculas de uso tópico para cosmética que, sumergido en un suero, se aplica exactamente en los surcos de las arrugas gracias a un aplicador de precisión sometido a patente, que consta de una jeringa graduada y una cánula con punta recortada. Es un tratamiento que se puede realizar en casa: según los investigadores de Labo, los experimentos realizados han demostrado la funcionalidad y la precisión de la aplicación. Las pruebas in vitro demostraron la eficacia de las moléculas de Botoina para reducir las microcontracciones cutáneas que forman las arrugas de expresión. Botoina está disponible en las farmacias españolas en las dosis para arrugas de expresión: 1000, 3000 y 5000 y en las dosis para surcos y arrugas de expresión profundas: 7000 y 9000. Edurne Uriarte VODEVIL os terroristas odian al estado. Lo retan. Lo atacan. Lo temen. Huyen de él. Es la historia de ETA y de nuestro estado democrático y conocemos todas las fases. Incluso tememos el peor final, la derrota del Estado. Pero lo que desconocíamos es lo que vivimos ayer, el show de los terroristas que se ríen del Estado. Y que representan el vodevil de las nieves de Burgos y el regreso a Elgoibar con una desfachatez cuyos efectos humillantes en los ciudadanos españoles sólo han podido L ser mitigados por la firmeza de los jueces de la Audiencia Nacional. Otegi trató ayer a la Audiencia Nacional como los niños a sus colegios en días de nevada. Unos cuantos montones de nieve y se volvió a Elgoibar a jugar al parchís como los escolares a casa en días de coartada blanca. Y que los jueces y los directores de colegios se hagan cargo. Porque hay días en que a uno no le apetece salir de casa. Sobre todo si le espera una clase de matemáticas o un juicio por enaltecimiento del terrorismo y la cárcel a la vuelta de la esquina. Y es que con esto del proceso de paz la clase de matemáticas y el juicio por enaltecimiento del terrorismo han acercado posiciones. En cuanto a respeto. O eso le ha parecido a Otegi. Y se lo ha parecido porque le han dado a entender que él y el grupo terrorista que represen- ta son interlocutores políticamente imprescindibles para el director del colegio de esta nevada que es el presidente del Gobierno. Ayer, mientras su interlocutor se reía abiertamente del Estado entre Miranda de Ebro y Egoibar, Zapatero reprochaba irritado a Rajoy su insistencia en la política antiterrorista. Como si uno de los gravísimos efectos de su negociación, la legitimación de los terroristas, no se estuviera produciendo en esos momentos ante la mirada atónita de todos los españoles. Y como si él no tuviera nada que ver... Nota: Este artículo fue escrito antes de las 21,30 de la noche. Se refería al vodevil etarra. Pero a esa hora supimos que el Estado, es decir, la fiscalía siguiendo órdenes del Gobierno, se había sumado al vodevil. El vodevil de los párrafos anteriores ha pasado a ser un asunto menor. Ayer hubo otro mucho más grave.