Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 3 s 2007 El futuro de Kosovo, en manos de Naciones Unidas INTERNACIONAL 43 El informe final de la ONU sobre Kosovo apoya la independencia Un Estado libre bajo supervisión internacional es la única solución posible y duradera según el mediador Ahtisaari SIMON TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. La independencia bajo supervisión internacional es la única opción viable para Kosovo, sostiene, sin rodeos y por primera vez el mediador de la ONU Martti Ahtisaari en su informe final, sobre el futuro estatuto de esa provincia. Lo revela el diario francés Le Monde en su edición de ayer, donde publica extractos de ese informe, considerado confidencial. En el texto de la propuesta sobre el estatus de Kosovo y en los 14 meses que encabezó las negociaciones, Ahtisaari evitó meticulosamente utilizar la palabra tabú independencia para no provocar a los representantes serbios, que se oponen terminantemente a que Kosovo se convierta en un Estado soberano, como exigen sus habitantes y dirigentes. En esta oportunidad en el anexo que acompaña la propuesta que ya se encuentra en poder del secretario de la ONU Ban Ki- moon (el 26 de este mes sería remitido al Consejo de Seguridad) Ahtisaari menciona sin recovecos lo que en el texto de su plan implícitamente se prevé: Kosovo como Estado independiente y como única solución posible y duradera Se trata de un trozo de papel donde explica con toda claridad la cuestión del estatus futuro y donde también, claramente justifica la solución propuesta, explicó el sustituto de Ahtisaari, Albert Rohan. Según este último, en ese anexo o trozo de papel Ahtisaari argumenta las razones que justifican la perdida de la soberanía serbia de Kosovo, a partir del hecho que el Estado (Serbia) no hizo nada para proteger a la población civil kosovar, durante los incidentes y combates registrados a fines de los noventa. Cuestión sobre lo cual en las Naciones Unidas, han desarrollado una nueva teoría, que hasta la fecha no han explicado públicamente. En efecto y según Le Monde el negociador de la ONU, asegura en ese anexo, que mantener en Pristina una administración internacional no es sostenible y la reintegración de Kosovo a Serbia no es una opción viable sencillamente porque significaría desatar una nueva guerra. Por ello continuar con la ambigüedad política mantenida hasta la fecha, supondría poner en peligro la paz y la estabilidad de Kosovo y de la región por lo tanto la independencia es la única garantía contra ese riesgo advierte. El ex presidente finés propone que en el periodo inicial es decir, después de ser declarado Estado independiente, Kosovo, quede bajo supervisión internacional. Supervisión que quedaría a cargo de personal civil internacional dependiente de la UE. Personal que según nuestros datos, lo integran unos 70 expertos de la UE y que se encuentra ya operativo junto a unos 200 colaboradores locales albanokosovares. Mientras que la seguridad de la región quedaría garantizada con la presencia militar de la OTAN Ahtisaari considera que su presencia es indispensable para preservar los desafíos de la protección de las minorías, del desarrollo democrático, de la reactivación económica y de la reconciliación nacional. Particular atención dedica en su propuesta, a la protección de la minoría serbia en Kosovo, que según él, continúa viviendo en condiciones difíciles La supervisión debe corregir acciones que vayan en contra del espíritu del plan que apruebe el Consejo de Seguridad, en los próximos meses. CROACIA Novi Sad RUMANÍA Kosovo Belgrado Uzice Kremna Cacak Serbia Krusevac Raska Nis Novi Pazar Montenegro Podgorica Pirot Leskovac Pec Pristina Orahovac Gnjilane Dakovica Prizren KOSOVO ALBANIA Mar Adriático N 0 Km 50 ABC MACEDONIA Una nueva guerra La UE se prepara para sustituir a la ONU ENRIQUE SERBETO CORRESPONSAL BRUSELAS. En todos los consejos Europeos y reuniones de ministros de Asuntos Exteriores, la Unión Europea reitera que apoya incondicionalmente y sin reservas a la misión del presidente Ahtisaari. En realidad, toda la solidez de su misión se basa precisamente en que está avalado por el bloque europeo, sobre cuyas espaldas va a ser puesto el territorio. No ha habido nadie todavía que se atreva a mencionar la palabra independencia, pero según lo que se conoce de la propuesta de Athisaari, la UE empezará por asumir el papel tutelar que en estos momentos ostenta la ONU en Kosovo, y como consolación para Serbia se le ofrece un futuro en el que unos y otros serán miembros de la Unión, sin fronteras internas y con la misma moneda e instituciones comunes. En efecto, el primer paso que dará la UE en Kosovo será hacerse cargo del papel tutelar sustituyendo a la ONU. Para ello enviará también una misión policial que poco a poco se encargará de las labores que ahora desempeña la fuerza de la OTAN, la KFOR, para cuyos efectivos la Alianza Atlántica tiene planes en otras misiones. El plan de Ahtisaari incluye unas fuerzas armadas propias pero muy limitadas en tamaño. El peor de los espectros para la UE sería una cascada de proclamaciones unilaterales de reconocimiento de la independencia de este territorio y la peor de ellas la de Estados Unidos, que arruinaría completamente la posición europea. En la cumbre de Berlín este fin de semana, no va a haber tiempo de abordar la evolución de este dossier, pero los ministros de Exteriores se reunirán en Bremen la siguiente semana, con el plan Ahtisaari como un punto esencial del orden del día. España ha estado con los países que más claramente se oponían a la independencia formal de Kosovo, pero como han reconocido fuentes diplomáticas se ha quedado en minoría La posición ahora pasa por apoyar la decisión que adopte la ONU, teniendo en cuenta que en el Consejo de Seguridad el acuerdo será muy complejo. En cuanto a la posición dentro de la UE, España ha favorecido una flexibilización de las relaciones con Belgrado, que sigue sufriendo las con secuencias de su responsabilidad en las guerras balcánicas. Las negociaciones de Belgrado con Bruselas están a expensas de que se detenga a los criminales de guerra que persigue el tribunal de La Haya. BULGARIA BOSNIA HERZEGOVINA Sabac