Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL www. abc. es internacional MIÉRCOLES 21- -3- -2007 ABC Diputados egipcios de la oposición blanden leyendas en las que expresan su rechazo a las reformas de la Constitución impulsadas por el presidente Hosni Mubarak Mubarak ilegalizará a los Hermanos Musulmanes con la nueva Constitución La reforma aprobada refuerza el poder del presidente de Egipto y le permitirá adoptar medidas de excepción contra el terrorismo PAULA ROSAS SERVICIO ESPECIAL EL CAIRO. Con toda la oposición en contra, el Parlamento egipcio ha aprobado finalmente la reforma de la Constitución propuesta por el gobierno de Hosni Mubarak, que prohíbe los partidos de corte religioso y permite al Estado adoptar medidas de excepción en caso de terrorismo. Las 34 enmiendas aún deberán ser aprobadas en referéndum el próximo lunes 26. El Ejecutivo alega que las reformas darán un impulso a la democracia en Egipto mientras que las fuerzas de oposición ven en estas medidas un gran paso atrás en la lucha por los derechos civiles. La reforma ha encendido el escaso debate político en Egipto, con protestas tanto en la calle como en la Asamblea Popular, donde todos los diputados de la oposición, desde los islamistas a los izquierdistas, han boicoteado las sesiones previas a la votación de las enmiendas. El plebiscito, que finalmente se llevó a cabo la noche antes de lo previsto, se ha saldado con 315 votos a favor de los 454 que componen la Cámara Baja. El repentino adelanto de la votación ha enfurecido a la oposición, que denuncia que el régimen ha querido de esta forma adelantarse a las protestas convocadas para el día previsto inicialmente. Varios partidos contrarios al Gobierno ofrecieron una rueda de prensa ayer a las puertas del Parlamento donde señalaron que la Constitución ha sido herida de muerte con estas reformas y pidieron el boicot popular del referéndum. La decisión de adelantar la fecha del sufragio popular también ha levantado ampollas entre la oposición, que ve reducido su tiempo de maniobra para movilizar a la población en contra de las enmiendas, reconoce Mohamed Habib, número dos del partido islamista de los Hermanos Musulmanes. La preocupación de la Hermandad no es en vano, ya que dos de las reformas aprobadas borrarán del mapa político a esta formación, ilegalizada en 1954, pero tolerada. En concreto, la reforma del artículo 5, que prohíbe los partidos de base religiosa, y la del 76, que impide a los independientes presentarse a las elecciones presidenciales, que es precisamente la estrategia que utilizan los miembros del grupo para sortear el veto. El Gobierno alega, no obstante, que la historia nos ha enseñado que es importante separar política y religión, especialmente en un país en vías de desarrollo según señaló Nabil Helmy, del Partido Nacional Democrático. Entre los partidos opositores, que coinciden en rechazar la reforma aunque cada cual por motivos bien distintos, coge fuerza la idea de que las enmiendas buscan allanar el camino para el traspaso de poder a Gamal Mubarak, hijo del actual presidente. Sin embargo, las reformas que han desatado las alarmas entre los grupos de derechos humanos son las que modifican la Ley de Emergencia. Adoptada en 1981 tras el asesinato del entonces presidente Anuar Sadat, la reforma del artículo 179 prevé su modificación por una ley antiterrorista de carácter permanente. Amnistía Internacional ha denunciado que esta enmienda dará amplios poderes a las fuerzas de seguridad para arrestar a individuos o espiar sus comunicaciones privadas sin necesidad de una orden judicial. Precisamente, el poder judicial también ve reducidas sus funciones en la supervisión de las elecciones mediante la reforma del artículo 88, que los críticos consideran pone en peligro la claridad del proceso electoral. Pero el ambiente político se encuentra crispado no sólo por las reformas aprobadas sino también por las que se han quedado en el tintero, como la revi- Separar política y religión Recorte judicial La decisión de adelantar la fecha del referéndum al próximo lunes ha enfurecido también a la oposición