Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Hacia un nuevo proceso s El horizonte penal de Otegi MIÉRCOLES 21 s 3 s 2007 ABC Otegi vuelve al banquillo tras fracasar otro intento del fiscal para suspender el juicio El portavoz batasuno suaviza su discurso, pero acusa a los magistrados de tener decidida su condena NIEVES COLLI MADRID. La Audiencia Nacional ha rechazado la petición de la Fiscalía y celebrará, a partir de hoy, el juicio en el que Arnaldo Otegi tendrá que responder como acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo por su participación en un homenaje a la etarra Olaia Castresana, fallecida en 2001 al manipular un artefacto explosivo. El Ministerio Público, única parte que ejerce la acusación (el procedimiento se abrió a raíz de una querella del fiscal) pide 15 meses de prisión para el portavoz de la ilegal Batasuna. El enfrentamiento entre la Fiscalía y el Tribunal- -la Sección Cuarta de la Sala Penal- -ha servido a Arnaldo Otegi para cuestionar, desde los micrófonos de Catalunya Radio la imparcialidad de los magistrados que deben juzgarle. El portavoz batasuno adoptó ayer la posición de víctima, dijo no tener ninguna duda de que la condena está escrita y atribuyó la decisión de la Sala de llevarle a juicio a su empecinamiento por condenarle. También cuestionó que, de resultar condenado, vaya a la cárcel. Sería prácticamente imposible afirmó, convencido. La Fiscalía ha solicitado la suspensión de la vista oral dos veces porque, en su opinión, es necesario aclarar cuál es la condición de los dos acusados que debían sentarse en el banquillo junto a Otegi- -el huido Jon Salaberría y Araitz Zubimendi- -teniendo en cuenta que ambos ya fueron juzgados y absueltos por estos mismos hechos. Esta circunstancia, alega el fiscal, puede afectar a sus derechos fundamentales así como a las pruebas de cargo existentes contra Otegi. Esta alegación, que carece de fundamento en opinión del Tribunal (de hecho, la rechaza) abre a la Fiscalía la posibilidad de retirar su acusación contra Otegi por falta de pruebas contundentes una vez que comience la vista oral. De producirse esta circunstancia y en virtud del llamado principio acusatorio (si nadie acusa, no hay causa penal) decaería la imputación contra Otegi y ya no sería necesario celebrar el juicio. Es decir, quedaría libre de toda imputación. En una resolución de la que ha sido ponente la magistrada Paloma González Pastor, el Tri- El portavoz recoge el testigo TELEPRESS Etxerat presionará a los partidos para acabar con la dispersión de los presos La asociación de familiares de presos de ETA, en su día financiada por el Gobierno vasco, anunció ayer que en la asamblea que va a celebrar este domingo en Tolosa estudiará cómo presionar a los partidos para que busquen la solución que acabe con la dispersión En este momento en que tanto se habla del fin de la violencia y de los derechos humanos, nuestros familiares presos están viviendo en las condiciones más pésimas bunal rechazó ayer la pretensión de que se suspenda la vista porque no necesita practicar ninguna prueba complementaria a fin de precisar cuáles sean las personas que deben acudir al juicio Los magistrados consideran obvio que Araitz Zubi- mendi no va a sentarse en el banquillo de los acusados pues el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ya ha remitido a la Audiencia Nacional la sentencia que absolvió a la ex parlamentaria batasuna por estos mismos hechos. En lo que respecta a Jon Sa- laberría, el Tribunal recuerda que está huido y que ha sido declarado rebelde y que, por lo tanto, el juicio no se celebrará respecto de esta persona a menos que comparezca voluntariamente al llamamiento judicial realizado La Sección Cuarta tampoco cree necesa- rio posponer la vista para decidir o sopesar la decisión del Tribunal Supremo de anular el juicio celebrado por el TSJ vasco, pues está claro que si el juicio se anula no existen ni absueltos ni condenados De esta forma contesta la Sala a las dudas del fiscal respecto a la situación de Salaberria. Este individuo fue juzgado junto a Otegi por el TSJPV y absuelto. No así el portavoz batasuno, que fue condenado. Recurrida la sentencia por la defensa de Otegi, el Supremo ordenó la celebración de un nuevo juicio al haber observado la posible falta de imparcialidad de dos de los tres magistrados del tribunal vasco por su participación en la instrucción. El fiscal cree que la decisión del Supremo no puede afectar a Salaberría, mientras que la Audiencia Nacional recuerda que si el juicio del TSJ vasco no fue válido, no lo fue para ninguno de los dos (no hay absueltos ni condenados) y, por lo tanto, procede volver a juzgarle. Eso sí, si decide comparecer. Salaberría también El número dos de Pumpido dirigirá la acción de la Fiscalía ante las elecciones N. C. MADRID. El fiscal general del Estado, Cándido Conde- Pumpido, ha nombrado al teniente fiscal del Tribunal Supremo número dos de la Fiscalía) Juan José Martín Casallo, coordinador de la actuación del Ministerio Público ante las próximas elecciones municipales y autonómicas. En un decreto firmado el lunes, Conde- Pumpido justifica su decisión en la necesidad de establecer cuál ha de ser la posición del Ministerio Fiscal en relación con la proclamación de candidaturas y candidatos y con la posterior proclamación de electos. Martín- Casallo- -miembro de la Unión Progresista de Fiscales y nombrado teniente fiscal del Supremo tras ser propuesto de forma unánime por el Consejo Fiscal- -coordinará a los fiscales- jefe de Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Pamplona, así como la labor de la Fiscalía de lo Contencioso- Administrativo del Supremo. A la Fiscalía, señala el decreto de Conde- Pumpido, corresponde velar por la aplicación de los preceptos de la Ley de Régimen Electoral y de los contenidos en la Ley de Partidos Políticos a fin de que las citadas elecciones se desarrollen conforme al principio de respeto a las instituciones democráticas, evitando cualquier intento de participación en las mismas de formaciones que, en fraude de ley, traten de continuar o suceder la actividad de partidos políticos que fueron declarados ilegales y, consecuentemente, disueltos