Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es MIÉRCOLES 21- -3- -2007 ABC Todos los diputados, salvo los populares, se concentraron ayer en la escalinata del Congreso en protesta por la guerra de Irak con motivo del cuarto aniversario FRANCISCO SECO El PSOE, sus socios y Garzón piden ahora que Aznar sea juzgado por apoyar a Bush El PP acusa a los socialistas de resucitar Irak para tapar debates como el de De Juana o Afganistán C. DE LA HOZ MADRID. Justo el día en que se cumplen cuatro años de la intervención militar en Irak, el partido en el Gobierno, así como sus socios parlamentarios y parte de la esfera judicial en activo (como el juez Garzón) se han apuntado -según la terminología acuñada ayer por el secretario de Organización socialista, José Blanco- -a la tesis de que José María Aznar se someta a un proceso penal para delimitar responsabilidades por el apoyo a una guerra que ya ha provocado decenas de miles de muertos iraquíes y casi 3.500 de las fuerzas de la coalición. La iniciativa del ex diputado y actual parlamentario autonómico andaluz Antonio Romero de presentar la semana pasada ante la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Málaga una denuncia contra Aznar por su participación en la guerra de Irak y en los crímenes que se están cometiendo en dicho país árabe va tomando cuerpo en el debate político. Un entusiasta Blanco afirmó ayer sin ambages que alguien tiene que responder del horror que ha generado la guerra de Irak y pagar las consecuencias por lo que indicó que él se apunta a que así lo hagan los integrantes de la foto de las Azores- -George Bush, Tony Blair y José María Aznar- si hay razones desde el punto de vista del derecho Las palabras de Blanco venían precedidas de otras de Garzón que, en su caso por escrito, defendió en la edición de ayer de El País que debería profundizarse sobre la eventual responsabilidad penal de quienes son o fueron responsables de esta guerra y si existen indicios bastantes para exigirles dicha irresponsabilidad Así, parece abrirse un nuevo camino para los socialistas quienes, en el cuarto aniversario de guerra en Irak recuperan la vía de la oposición y, con ello, el atisbo de una estrategia que apunta a la intención de mantener vivo este debate para eludir o tapar otros más actuales, -léase el del proceso de paz o el caso De Juana Chaos- según apuntan, en este caso desde el PP. Conscientes en el PSOE de que el apoyo a la guerra de Irak constituyó el talón de aquiles de la ejecutoria de Aznar, la posibilidad o, al menos, la amenaza de que pudiera abrirse un proceso penal, incluso con causa en el Tribunal Internacional de La Haya, no es, ni política ni estratégicamente, un tema menor contra el ex líder popular, en concreto, y contra el PP, en general. Miembros del Gobierno como el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, prefirieron mantener una cierta ambigüedad calculada al negarse por un lado a secundar las voces que apuestan por un proceso penal y señalar, al tiempo, que el Tribunal de La Haya, como todo tribunal, goza de todo mi respeto y sabrá lo que tiene que hacer, pero no soy yo quien deba opinar de este tema dijo como si el caso ya estuviera camino del Tribunal Internacional. Para ERC, Aznar acabará tarde o temprano ante el tribunal internacional por complicidad con el genocidio del pueblo iraquí según manifestó su siempre comedido portavoz Joan Tardá, mientras que el líder de IU, Gaspar Llamazares defendió que quienes promovieron una guerra horrible como la de Irak tienen que responder de su responsabilidad ante los Tribunales de Justicia El único que intentó atemperar fue el titular de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que declaró que será la historia la que juzgará y recordó que el anterior Gobierno ya tuvo una responsabilidad política y los españoles le juzgaron en las elecciones Blanco quiso puntualizar en declaraciones a La mirada crítica de Telecinco que no hace, al menos de momento, de es- Nueva estrategia