Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 s 3 s 2007 INTERNACIONAL 39 Tres policías irán a juicio por acribillar a un novio en su despedida de soltero La decisión de no juzgarlos por asesinato desata críticas en Nueva York M. GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Fue una de esas decisiones que sorprendió a muchos y no conformó a nadie. El gran jurado que ha revisado el caso del novio acribillado por la policía en su despedida de soltero ha decidido poner en el banquillo a tres de los cinco policías que descargaron 50 balas en su coche. Dos amigos que le acompañaban se recuperan aún de las heridas. Ninguno estaba armado. El tiroteo que conmocionó Nueva York fue en la madrugada del 25 de noviembre, a las afueras del club de Kalúa, que la policía vigilaba por haber recibido acusaciones de intoxicación de menores, prostitución, venta de drogas y de armas. A la salida, los tres amigos, de color, se enzarzaron en una disputa con otro grupo, y uno de ellos amenazó con sacar una pistola. Una agente que estaba de incógnito lo comunicó a sus compañeros, escondidos en una furgoneta que resultó estar aparcada frente al coche de los jóvenes. Cuando Sean Bell, embriagado horas antes de su boda, arrancó su vehículo, tuvo la mala fortuna de chocar contra la furgoneta de la policía. Las puertas se abrieron y los agentes dispararon. Uno de ellos, Mike Oliver, de 35 años de edad, disparó 31 tiros, recargó y siguió disparando. Oliver, el único blanco de los acusados, se enfrenta a un máximo de 25 años de prisión, que puede ser conmutada por libertad provisional. Su compañero Gescard Isnora, de 28 años, se enfrenta a un cargo de homicidio involuntario pero en grado menor, mientras que el detective Marc Cooper, que disparó cuatro veces, puede recibir un año por enfrentamiento temerario. Dos de las balas se colaron en una casa y en la estación de tren. ¡Esto es travestir la justicia! se quejaba el concejal Charles Barron, que ha liderado las protestas callejeras. Los cinco deberían haber sido acusados de asesinato El Ayuntamiento de Nueva York tenía 1.700 policías en estado de alerta, y aunque ayer todo estuvo tranquilo, el concejal James Sanders no descartaba disturbios más adelante al estilo de Los Angeles amenazó en referencia a la violencia que produjo el caso del motorista negro Rodney King, golpeado brutalmente por la policía en 1991 ante una cámara de televisión. Con la acusación de homicidio involuntario, en vez de asesinato, el fiscal de Queens trataba de evitar el error de su predecesor en el caso de Amadou Diallo, un emigrante africano desarmado que recibió 41 tiros de la policía en 1999. El jurado absolvió a todos los agentes por considerar que los cargos eran demasiado severos. Daniele Mastrogiacomo (izquierda) inmediatamente tras su liberación ayer AP Protestas callejeras Italia celebra la liberación del periodista secuestrado Los talibanes afirman haberlo canjeado por cinco guerrilleros s Mastrogiacomo es el tercer italiano secuestrado en Afganistán JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Una gran bandera italiana comenzó ayer a ondear sobre la sede del diario La Repubblica en cuanto el Gobierno confirmó a su director la liberación del enviado especial Daniele Mastrogiacomo, secuestrado en Afganistán hace dos semanas. A la alegría de su esposa y el júbilo de sus compañeros del diario se sumó enseguida el país entero, desde el presidente de la República hasta decenas de millares de ciudadanos que se habían movilizado por la liberación del periodista. Durante unas horas, Italia olvidó que el inmenso esfuerzo desarrollado para salvar a Daniele Mastrogiacomo, de 52 años, puede convertirse, involuntariamente, en un incentivo para el secuestro de más italianos o de más periodistas en esa zona de guerra. La tradición de enviar enseguida agentes del servicio secreto militar (Sismi) a negociar con los secuestradores y ofrecerles rescates millonarios convierte a los periodistas y cooperantes italianos en blancos favoritos para todo tipo de criminales. Mastrogiacomo es el tercer italiano secuestrado en Afganistán, después del fotógrafo Gabriele Torsello en noviembre y la cooperante Clementina Cantoni en el 2005. En ese contexto, y a pesar de la alegría, sonaban poco prudentes las declaraciones del presidente de la República, Giorgio Napolitano, al afirmar que la liberación del periodista ha sido el resultado de una extraordinaria coordinación de esfuerzos, comenzando por los del Gobierno y el presidente del Ejecutivo en primera persona, con el apoyo de todas las fuerzas políticas y de la entera opinión publica En su entusiasmo, Romano Prodi anunció que Mastrogiacomo volverá en los próximos días a Italia en un avión de la presidencia del Gobierno y su familia podrá abrazarlo junto con todos nosotros En una línea similar se manifestaron los presidentes de la Cámara de Diputados y del Senado, por lo que apenas quedaba espacio para agradecer el mérito de uno de los intermediarios mas eficaces: el médico italiano Gino Strada, director de la ONG Emergency cuyos hospitales llevan a cabo una extraordinaria labor humanitaria en Afganistán. Nueva jornada de atentados en Afganistán ABC KABUL. Una carga explosiva escondida junto a una carretera en el distrito de Bakwa, en el oeste de Afganistán, dejó un saldo de nueve policías muertos e hirió de gravedad a otro, según comunicaron las autoridades. En el sur de Afganistán las fuerzas de la coalición internacional mataron a dos presuntos talibán y confiscaron armas. En Kabul, un suicida atacó con un vehículo cargado de explosivos un convoy de la embajada estadounidense en la capital afgana, causando heridas a un ciudadano estadounidense y a un niño. Contrapartida Mueren 75 personas en un accidente con gas metano en una mina de Siberia RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. Una explosión de metano en una mina de carbón de la región de Kémerovo (sur de Siberia) causó ayer 75 muertos. Se trata del accidente más grave que sufre el sector hullero ruso en los últimos años. El número de víctimas podría aumentar, ya que aún quedan más de 40 desaparecidos bajo tierra. La información sobre el siniestro se facilita a cuentagotas y a la prensa no se le ha permitido acercarse a la boca del pozo. Parece que el Kremlin ha decidido limitar el caudal de información negativa capaz de perjudicar la imagen exterior de Rusia o soliviantar a una población harta de tantas desgracias. El reverso de la moneda- -aparte del pago de los rescates, una práctica siempre repetida, siempre negada y siempre condenada por los aliados- fue la noticia de la liberación de cinco talibanes como contrapartida a la del periodista. Un individuo que se presentó como portavoz del mullah Dadullah, uno de los principales jefes talibanes, manifestó a la agencia afgana Pajwok, que habían obtenido a cambio la liberación de cinco guerrilleros encarcelados cuyos nombres y cargos presentó en detalle. Se trata del jefe de Información y Cultura talibán, un portavoz del movimiento, un hermano de Dadullah y dos comandantes locales. Al menos, Italia supo rechazar de plano la exigencia inicial de retirar sus 1.900 soldados de Afganistán.