Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA La guerra del agua MARTES 20 s 3 s 2007 ABC El Estado retiene la llave de los trasvases ante las nuevas exigencias estatutarias Medio Ambiente da por hecho que el Congreso eliminará la caducidad del Tajo- Segura del texto de Castilla- La Mancha M. BUITRAGO MURCIA. Ni vinculantes, ni determinantes. El Gobierno central seguirá manteniendo el control de los grandes ríos para decidir futuros trasvases. Tras su paso por el Congreso, Aragón, Cataluña o Andalucía podrán formar parte de los órganos decisorios e incluso podrán emitir informes preceptivos ante cualquier nueva transferencia, pero no serán de obligado cumplimiento. La reforma del Estatuto de Autonomía de Aragón, aprobada el pasado jueves, deja la planificación última del Ebro en manos del Estado, con la participación de las comunidades. Las regiones ribereñas tendrán mayor participación que antes, pero no decisión sobre los trasvases y la planificación general. Otra cosa distinta es la voluntad política del momento de promover o arrinconar esta opción. También es cierto que el Estado tenía antes las manos más libres que ahora en la gestión de las cuencas intercomunitarias y en la política trasvasista. La conclusión del Estatuto de Aragón es un nuevo aviso a las pretensiones de Castilla- La Mancha, que es la comunidad autónoma que más ha legislado sobre la política del agua en su nuevo texto estatutario con el propósito de controlar al máximo los ríos Tajo, Guadiana y Júcar, principalmente. La norma seguida en el Congreso de los Diputados con los cinco estatutos aprobados hasta ahora, de salvaguardar las competencias exclusivas del Estado sobre los ríos intercomunitarios, se aplicará igual en Castilla- La Mancha, aseguran desde el Ministerio de Medio Ambiente y el PSOE murciano. De esta forma, se da por hecho que será eliminada del texto la alusión a la fecha de extinción del trasvase Tajo- Segura en el año 2015. Políticamente, el Gobierno central ya se ha pronunciado en diversas instancias sobre la continuidad del acueducto. De todas las reformas estatutarias referidas al control de los ríos, la de Castilla- La Mancha es la más amplia y ambiciosa. El texto ha entrado recientemente en el Congreso de los Diputados y muy probablemente no estará aprobado hasta después de verano. Asimismo, podría corregirse gran parte de la redacción de la disposición transitoria que establece la necesidad de un informe precepctivo y determinante de la Junta sobre cualquier trasvase o intercambio de agua. Con el uso de la palabra determinante en lugar de vinculante se pretende evitar que ocurra lo mismo que en Cataluña, donde quedó eliminada esta prerrogativa del texto final. Las reivindicaciones caste- llano- manchegas ocupan un capítulo entero de su Estatuto, con ocho artículos y una disposición transitoria dedicada exclusivamente a liquidar el trasvase Tajo- Segura. Las comunidades autónomas que la han precedido no han ido tan lejos. Cataluña, por ejemplo, sólo dedica explícitamente al agua un artículo con cinco apartados. Andalucía, por su parte, refleja un sólo artículo al agua y otro breve a la cuenca del Guadalquivir. Y Aragón se centra en la coparticipación en los órganos de gestión, así como en la reserva de 6.550 hectómetros cúbicos para uso exclusivo de su territorio, que sin embargo no impedirá futuros trasvases, pues las aportaciones del Ebro al Mediterráneo oscilan entre los 10.000 y 15.000 hectómetros cúbicos en los últimos años. EL CONTROL DEL AGUA, EN EL CENTRO DE LAS REFORMAS Cataluña (aprobado) Participación en los órganos: La Generalitat participa en la planificación hidrológica y en los órganos de gestión estatales de los recursos y de los aprovechamientos hídricos que pertenezcan a cuencas hidrográficas intercomunitarias, así como de los que pasen o finalicen en Cataluña o que provengan de fuera de España. Informe preceptivo: La Generalitat debe emitir un informe preceptivo para cualquier propuesta de trasvase que implique modificar los recursos hídricos de su ámbito territorial. Andalucía (aprobado) Gestión hidrológica: Corresponde a Andalucía la competencia sobre la participación en la planificación y gestión hidrológica de aprovechamientos hidráulicos intercomunitarios, en los términos previstos en la legislación estatal. Competencias exclusivas: Ostenta competencias exclusivas sobre las aguas de la cuenca del Guadalquivir que transcurren por su territorio y no afectan a otra Comunidad autónoma, sin perjuicio de la planificación general del ciclo hidrológico, de las normas básicas estatales y del artículo 149 de la Constitución. Aragón (aprobado) Reserva de agua: Aragón dispondrá de 6.550 hectómetros cúbicos para uso exclusivo de los aragoneses, según la resolución aprobada en las Cortes de Aragón del 30 de junio de 1992. Participación en los órganos: Aragón participará y colaborará en la planificación hidrológica y en los órganos de gestión estatal, de acuerdo con la Constitución. Informe preceptivo: Para cuaqluier transferencia de agua, emitirá un informe preceptivo. El Gobierno de la Nación deberá propiciar un acuerdo efectivo entre las comunidades afectadas. Castilla- La Mancha Informe preceptivo: La Junta emitirá un informe preceptivo y determinante sobre cualquier propuesta de trasvase, transferencia, cesión, transacción o intercambio de agua. Caducidad del trasvase: Los caudales trasvasables del Tajo al Segura se deberán reducir progresivamente hasta 2015. Caudal mínimo del Tajo: El nuevo Plan Hidrológico del Tajo fijará la dotación para las necesidades y derechos de Castilla- La Mancha. Se deberá garantizar que el Tajo dispone de agua en calidad y cantidad suficiente.