Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20- -3- -2007 Roca no es capaz de concretarle al juez cuántas veces le tocó la lotería 11 El PP marca al Gobierno para que no deje a Batasuna ir a la cita electoral Rajoy instará a Zapatero a que explique las medidas preventivas que debe tomar ya A. COLLADO MADRID. El Grupo Popular vuelve a la carga en el Pleno del Congreso contra las negociaciones Gobierno- ETA y lo hace en casi todos los trámites y fórmulas previstas por el reglamento: preguntas al presidente del Gobierno y los ministros y una proposición no de ley. Las mociones y interpelaciones se reservan esta semana para la misión de las tropas españolas en Afganistán y a denunciar las cifras de mujeres asesinadas en casos de violencia doméstica La oposición intenta tocar todos los puntos débiles y contradicciones que ofrece el Ejecutivo de Zapatero. Rajoy, que se había limitado el viernes pasado a remitir una pregunta de despiste dirigida al presidente del Gobierno- ¿Cree usted que en estos tres años ha gobernado para todos los españoles? -la cambió ayer por la siguiente: ¿Qué medidas está tomando el Gobierno para impedir que Batasuna se presente a las próximas elecciones? Después de la cesión del Gobierno ante De Juana Chaos, la posterior manifestación de protesta en Madrid y la marcha de Pamplona celebrada el pasado sábado en contra de la anexión de Navarra por el País Vasco, el PP se volcará en las semanas que quedan antes de los comicios autonómicos y locales de mayo en marcar al Gobierno para que no ceda ante la exigencia de ETA de que su brazo político, Batasuna- -con ese nombre u otro como el de izquierda abertzale ya utilizado con profusión por Zapatero- -esté presente en los próximos comicios municipales en el País Vasco y Navarra, donde además se celebran las correspondientes elecciones autonómicas. Hoy mismo, el Grupo Popular defenderá en el Pleno del Congreso una proposición no de ley con la que pretende que la Cámara inste al Gobierno a dar instrucciones al fiscal general del Estado para que persiga todas las actuaciones públicas y convocatorias de los miembros y dirigentes de la ilegalizada Batasuna Exige el PP que se cumpla la ley de partidos y la sentencia del Tribunal Supremo por la que se ilegaliza al brazo político de los terroristas. Mañana, además de las explicaciones que pedirá Rajoy a Zapatero sobre las medidas para que Batasuna no esté en las elecciones, Acebes preguntará a De la Vega si comparte la opinión expresada por el fiscal general del Estado de que ya prácticamente no hay víctimas del terrorismo Zaplana también planteará a la vicepresidenta del Gobierno la impunidad con que se mueven los batasunos. Otegi ha declarado varias veces en la Audiencia Nacional en el sumario de Batasuna Salaberria y de Araitz Zubimendi, los dos acusados que deberían sentarse en el banquillo junto a Otegi. El fiscal sostiene que la Audiencia Nacional no puede juzgar a Salaberria ni a Zubimendi porque por estos mismos hechos ya fueron sometidos a juicio y absueltos por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. Según la tesis de la Fiscalía, esta circunstancia afecta también a Otegi por cuanto deben traerse a este procedimiento las pruebas practicadas en el que se siguió por el tribunal vasco. En su escrito, el fiscal llega a afirmar que de no estimar el Tribunal sus pretensiones- -compartidas por la defensa- podría cuestionarse la imparcialidad de los magistrados. Fuentes judiciales aseguran que el escrito de la Fiscalía incurre en varios errores En primer lugar, es extemporáneo, pues la causa abierta a Otegi es un procedimiento abreviado (no un sumario ordinario) y, según la ley, este tipo de cuestiones deben plantearse en el acto del juicio oral. Es decir, en el mismo momento en que empiece la vista, y no antes. De hecho, el fiscal cita en su escrito el artículo 745 de la Ley de En- JAIME GARCÍA juiciamiento Criminal, que se refiere a los sumarios ordinarios y no a los procedimientos abreviados, que dicha norma regula desde el artículo 757 en adelante. Las mismas fuentes explican, por otra parte, que las sentencias que absolvieron a Salaberria y a Zubimendi deben ser aportadas a la causa por las partes, y no por el Tribunal. A éste corresponde sólo determinar el efecto que puedan tener en la causa, que en principio no es otro que archivarse para los dos mencionados y seguir adelante sin impedimento alguno para Otegi.