Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 20 s 3 s 2007 ABC AD LIBITUM EL MEJOR, ALCALDE ANTO se ha repetido que las elecciones del 27 de mayo tienen para Mariano Rajoy el valor de unas primarias que muchos, incluido el interesado, tienden a tomarlo al pie de la letra. No conviene equivocarse. Aunque el propio líder del PP asegure que las municipales constituyen una oportunidad para restablecer la cordura cosa que buena falta nos hace, su fin principal e inexcusable es el perfeccionamiento representativo y funcional de los Ayuntamientos, las instituciones que primero y mejor animan el espíritu democrático de la convivencia. Nuestra Transición, germinalmente más atenta a M. MARTÍN los partidos políticos que FERRAND a los ciudadanos, quiso subrayar tanto la importancia del Título VIII que lo hizo en perjuicio del valor de los Ayuntamientos. Algo que, después, ha venido subrayando la escasez presupuestaria con la que están dotados. El ciudadano normal, al que llaman raso, vive la democracia en su municipio. Mucho más que en su Autonomía, en el Estado y en la Unión Europea, en los que también se integra. La realidad de las pequeñas cosas, de la vida cotidiana, está en la calle y en el barrio. Por encima de la dimensión de la ciudad, o del pueblo, se juegan valores que casi siempre escapan del criterio de las personas, que, por ello mismo, tienden a delegar en los partidos. Otra cosa es que la contumaz permanencia de listas cerradas y bloqueadas que marca la vigente norma electoral difumine esa representación y la dejen en la emoción de una sigla a la que muchos siguen con fidelidad perruna. Alberto Ruiz- Gallardón, que gana en estatura política cada vez que se inaugura una de las mil obras que nos han atormentado durante su mandato, ha dicho que las próximas elecciones serán el anticipo para que Mariano llegue a la presidencia del Gobierno Es evidente que si el PP retrocede autonómica y municipalmente desde su situación actual, el heredero dispuesto por José María Aznar tendrá que ir haciendo la maleta y entregar el relevo a quien corresponda. Eso no es un anticipo sino un examen, una prueba y, si se apura, un cedazo para filtrar candidatos con posibilidades. Fuera de las regiones con partidos nacionalistas y o separatistas, y con excepción del valor residual, pero efectivo, de IU, estamos instalados en un bipartidismo fáctico que obliga a centrar el análisis en los candidatos y en los nombres que les acompañan en la lista. Es la exaltación del fulanismo. Un buen vecino debe votar, al margen de filias partidistas y supuestos ideológicos, al candidato que considere más capaz para bien gestionar la ciudad y facilitar la vida de sus habitantes. El mejor, alcalde. Y caiga quien caiga. El transferir responsabilidades de unos planos de responsabilidad y poder a otros distintos es un vicio democrático que sólo interesa a las oligarquías que gestionan una marca, cuasi comercial, que les da de comer. POR OTRA PARTE EMILIO YBARRA Y EL JUEZ PERPLEJO un supuesto infractor, en elcaso deobservar indicio dedeliYER hizo ocho días que el juez del Juzgado Central to pase las actuaciones al juez. Este caso no siguió los pasos de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, dictó habituales: fue el propio juez, por petición del fiscal Anticoun auto de sobreseimiento de la causa seguida conrrupción, el que paralizó la investigación del Banco de Estra el ex presidente del BBVA, dos ex vicepresidentes y un paña y reclamó para sí toda la información. ¿No habría siex director general por supuestos delitos de administrado más razonable y eficaz esperar a que el Banco de España ción desleal. El auto no sorprendió tanto por su rapidez y el terminara su expedientey sólo despuésjuzgar si había delisentido de su resolución como por las reflexiones del juez. to o no? En efecto, a estas alturas de la película nadie abriga la Pero la Fiscalía Anticorrupción no sólo intemenor duda de que Emilio Ybarra y sus compañerrumpió el procedimiento habitual, sin dejar al ros siempre habían actuado como profesionales Banco de España resolver un asunto de naturalehonorables y que en todo el desproporcionado alboza administrativa, sino que además, y a lo largo roto de las cuentas opacas, más que de delincuende estos cinco años, fue el único que sucesivates, habían jugado el papel de víctimas. Que el juez mente acusó a Emilio Ybarra de apropiación indeterminara la semana pasada que sobreseía el debida y de administración desleal. Eran unos juicio porque no había materia para juzgar entradelitos raros, porque ningún dinero había desba dentro de lo previsible; pero lo que nadie esperaaparecido, ni nadie se sintió perjudicado: ni el ba es la perplejidad que provocó en el juez del JuzJOSE MARÍA BBVA como tal, ni los accionistas, ni los empleagado Central de lo Penal el hecho de que un asunto GARCÍA- HOZ dos, y por tanto, nadie se presentó ante el juez a tan sin contenido hubiera llegado procesalmente acusar a Ybarra. Y precisamente esa soledad acusatoria tan lejos. en delitos societarios en los que no existen perjudicados No exagero. En el auto de sobreseimiento, el juez habla es la segunda causa de la cierta perplejidad en el juez de la cierta perplejidad producida por eltranscurso deun Vázquez Honrubia, pues, como él mismo señala en su reprocedimiento iniciado cinco años atrás. Perplejidad que solución, por el poder legislativo se insiste vetando sederiva dedos circunstancias. La primera, queeljuez Balexpresamente al Ministerio Fiscal un intervencionistasar Garzón abriera diligencias por una petición de la Fismo excesivo calía Anticorrupción, cuyo fundamento era parte de un Pero si penalmente, y después de cinco años que bien se artículo periodístico publicado en el suplemento de econopuede decir fueron echados a la basura, las afamadas cuenmía de un diario El artículo a que se refiere el juez Váztas secretas quedaron en agua de borrajas, la vida cotidiaquez Honrubia fue publicado por Jesús Cacho el 10 de marna de una institución como el BBVA y de muchas personas zo de 2002; en él aseguraba elperiodistaquele habían contasíquedo indeleblementemarcada. Sinotracausaquelapredo que el BBV tenía cuentas cifradas en el extranjero que sunción de culpabilidad se desalojó del Consejo del BBVA y sehabían utilizado, en principio, para pagar elimpuesto rede sus participadas a todos consejeros procedentes del volucionario BBV; a todos, no sólo a los de Neguri, sino también a los de Vázquez Honrubia advierte en su resolución que es por cualquier procedencia, aunque fueran personas tan relelo menos peculiar que se comenzara la instrucción del movantes en la comunidad empresarial como Juan Entrecado aquí descrito (a partir de un artículo de prensa) y cuannales, Óscar Fanjul, Alfonso Cortina... Una instrucción doyahabía intervenido elBanco deEspaña Aunqueeltex por lo menos peculiar una acusación que causa cierta to judicial no lo señala, lo habitual es que cuando la CNMV perplejidad acaba por consumar un daño evidente, que el Banco de España, la Inspección de Hacienda, la Direcno debería quedar sin reparación. ción General de Tráfico o, en general, cualquier órgano de josemaria garcia- hoz. com la Administración instruye expediente administrativo a T A