Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 DEPORTES Primera división s Vigésima séptima jornada LUNES 19 s 3 s 2007 ABC Ni ideas ni contundencia en el Atlético El Zaragoza, más oportunista y certero, lo aleja de la Champions JOSÉ MANUEL CUÉLLAR El Atlético no lo puede evitar. Ve la Champions en el horizonte y se pone a temblar. Cuestión de la cabeza, porque lo cierto es que las piernas funcionaron bien en La Romareda. Tuvo el control del encuentro durante todo el partido pero ¿para qué? Mostró escasa profundidad, muy poca contundencia en el ataque y, sobre todo, dio la sensación de no tener convicción alguna en lo que hacía. Sólo en los primeros minutos, cuando vio que podía con el Zaragoza, mostró fe, pero entonces se dejó llevar por la inercia del partido, por la ilusión, por la cuesta abajo que le indicaba el desarrollo del choque. Que vamos, que vamos a por ellos y en ese ir a por el rival hubo un rechace, agarró el rebote Celades y metió un balón largo tremendo, letal. Pilló a toda la defensa atlética adelantada y luego Diego Milito lo hizo de cine. Largó un amago que Zé Castro se comió entero, mitad por convencimiento, mitad por necesidad. Después salvó la salida argentina de Leo Franco (de rodillas y manos abiertas) con una definición de lujo, al ángulo derecho. Un golazo. El tanto le dio en toda la quijada al Atlético, que ya no volvió a ser el mismo. Sí que fue hacia adelante, pero como un sonámbulo. Tuvo algunas buenas ocasiones de Agüero y Galletti, pero nunca presionó con el suficiente convencimiento ni con las ideas claras. Tuvo que ver el pobre papel de Gabi, del que se esperaba más, y, sobre todo, la falta de movimientos ofensivos de los laterales, que apenas subieron y nunca ayudaron a la ofensiva. El Zaragoza tampoco fue el equipo que se esperaba. Metió el gol y se atrincheró, en parte Zaragoza Atlético de Madrid Zaragoza (4- 4- 2) César; Diogo, Sergio, Gabi Milito (Piqué, m. 46) Juanfran; D Alessandro, Celades, Zapater, Aimar (Movilla, m. 64) Ewerthon (Sergio García, m. 40) y Diego Milito. Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Seitaridis, Zé Castro, Eller (Mista, m. 73) Pernía; Galletti, Luccin, Gabi, Jurado (Marqués, m. 86) Agüero y Fernando Torres. Árbitro: Ramírez Domínguez, del Comité andaluz. Enseñó tarjeta amarilla a Diego Milito, Sergio, Pernía, Diogo, Piqué y Galletti. Gol: 1- 0, m. 19: Diego Milito. 1 0 Torres busca el balón en presencia de Piqué AFP para cerrar huecos a la velocidad de los delanteros rojiblancos y un poco también para ver si volvía a repetir la jugada y cogía otra vez la espalda a los zagueros rojiblancos. Si en la primera parte al menos hubo emoción, corazón de ambos, fuerza y ambición del Atlético, y orden y firmeza del Zaragoza, todo se fue a pique en la segunda mitad. Aguirre tardó un mundo en hacer los cambios y Víctor Fernández fue variando sus peones a medida que se le iban los pulmones a su gente según en qué regiones del campo. Cuanto más lo intentaba el Atlético, más ceporro se volvía, con Jurado otra vez perdido en una banda y todos los visitantes muy estáticos, previsibles y sin recursos para sorprender al Zaragoza, que se armó de fábula atrás. El portal de mujer de Aguirre: El gol nos costó mucho en el ánimo. Ha sido un error infantil que luego nos hizo jugar a remolque con ellos bien metidos atrás Hubo un instante, a mitad del segundo periodo, que se respiraba el momento, el instante en que si el Atlético hubiera metido un acelerón de algo, de rabia, de furia, de convencimiento de que podía ganar, habría tenido opciones de equilibrar el encuentro. Pero nada, se quedó plano, sin Torres, desaparecido, y con Agüero intermitente. Cuando Aguirre metió a Mista en el campo y, sobre todo, a Marqués, ya era muy tarde. El Zaragoza dejó de tirar contras, cerró todas sus filas y se llevó un triunfo con poco fútbol, pero mucha puntería. Fútbol muy plano