Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19- -3- -2007 Primera división s Vigésima séptima jornada DEPORTES 85 ANECDOTARIO Los de Capello superan sus registros más rácanos LUIS GARDE El Madrid no ganaba un partido de Liga en el Bernabéu desde el 14 de enero (1- 0 al Zaragoza) no marcaba dos goles desde el 3 de diciembre (2- 1 al Athletic) y no ganaba por dos goles de diferencia desde el 18 de noviembre (3- 1 al Racing) Gafe madrileño en Riazor. El Getafe, a pesar de jugar con superioridad numérica durante 50 minutos, lo confirmó ayer. Ningún equipo de Madrid gana en Riazor desde el 18 de marzo de 1995, cuando lo hizo el Atlético por 0- 1 (20 derrotas y 10 empates desde entonces) El último en puntuar fue el Madrid (0- 0, el 2 de noviembre de 2002) Aguirre nunca ganó al Zaragoza. Dos empates y seis derrotas (dos empates y cuatro derrotas con Osasuna y dos derrotas con el Atlético) es el balance de Javier Aguirre en sus enfrentamientos contra el Zaragoza. El equipo rojiblanco sólo había perdido en una salida de nueve y ahora ha sido derrotado en las cuatro últimas. Capello siguió el partido con preocupación hasta que el Madrid marcó el primer gol IGNACIO GIL El Bernabéu sigue indiferente Pese a la campaña del club para cerrar filas, el equipo y Capello fueron abroncados por el juego. Hubo amago de pañolada y quedó solapada la famosa conjura. Emerson calentó con el estadio ya vacío JULIÁN ÁVILA MADRID. Un ruido atronador recibió a los socios a su llegada al estadio. Para volver a ganar no podemos conseguirlo sin tu apoyo. Tenemos que ser una piña para volver a ganar. Equipo y afición siempre juntos decía una voz en off mientras en los videomarcadores se exhibían goles como el de Mijatovic en la séptima Copa de Europa ante el Juventus o el de Butragueño al Cádiz después de un eslalon. En medio se fueron intercalando varios mensajes en la misma línea con Raúl, Casillas, Cannavaro, Higuaín o Sergio Ramos como protagonistas. Con esta política, el club quería montar un escenario idílico para comenzar la remontada hacia el título. Lo de menos era el rival. Lo importante era crear un caldo de cultivo para la recta final del campeonato. Sin embargo, el efecto fue gaseoso. No duró ni cinco minutos. Quizás un sector del público ocupó su asiento después de firmar un manifiesto auspiciado por Arturo Baldasano para convocar elecciones ya y no estaba dispuesto a ningún gesto de condescendencia. También es cierto que ni Capello ni los jugadores alimentaron la conjura. El Madrid no dio ningún argumento para vislumbrar el cambio. Jugó mal pese a su superioridad numérica y el público se hartó de tanta desidia. Pitó con fuerza antes del descanso (m. 38) y la protesta se convirtió en tímida pañolada para despedir a los jugadores en el entretiempo. El gol de Robinho mitigó la angustia. Pero sólo eso. Los aficionados se marcharon desesperados porque su equipo sigue instalado en la mediocridad y no da señales de mejoría en el juego. Ese tanto también sirvió par ver el perfil de Emerson en el Bernabéu. Sigue sin salir a calentar, pero salió del banquillo para abrazar al 10 porque le había dedicado el gol. Luego, con el estadio ya vacío, el puma se dio una vueltecitas al estadio junto a Pavón para machacar los músculos o para hacer un hueco a la cena. Gustavo López, tri centenario El jugador cumplió ayer 300 partidos en la Liga española de Primera división (105 con el Zaragoza y 195 con el Celta) en los que marcado 31 goles. Es el tercer jugador argentino por número de partidos, sólo superado por Cáceres (339) y Di Stéfano (329) e igualado con Fenoy. Debutó en la Liga española el 7 de enero de 1996, con 22 años, en un Zaragoza- Rayo. Justo empate entre el Español y el Levante en un duelo sin fútbol CÉSAR TORRENS BARCELONA. Tendrían que devolver el dinero a los espectadores por lo visto ayer en Montjuic. En la primera parte solo hubo dos oportunidades por bando, incluidos los goles. El primero, de Reggi tras regalo de Riera en innecesaria cesión hacia atrás; el segundo, de Luis García rematando un centro de Riera, su desquite. El Español confirmó que juega menos ante un adversario pegajoso en el marcaje, presionando y con más rapidez de movimiento de balón, cualidades que le impiden desarrollar su fútbol. Español Levante 1 1 Español (4- 2- 3- 1) Kameni; Velasco, Jarque, Lacruz, Chica; Moisés, De la Peña (Ito, m. 76) Rufete, Luis García, Riera (Coro, m. 72) y Tamudo (Pandiani, m. 73) Levante (4- 4- 2) Molina; Manolo, Serrano, Alexis, Courtois; Ettien (Zé María, m. 61) Camacho (N Diaye, m. 54) Tommasi, Berson; Kapo y Reggi (Meyong Zé, m. 81) Árbitro: Megía Dávila. Amarilla a Berson, Serrano y Meyong Zé. Goles: 0- 1, m. 13: Reggi. 1- 1, m. 19: Luis García. El Villarreal y la Real, sin pegada en las fases que dominaron ABC VILLARREAL. Dominó el Villarreal en la primera mitad, pero no tuvo acierto en el remate. Hizo lo propio la Real en la última fase del choque- -sobre todo tras quedarse los locales con diez por la expulsión de Cani- -y demostró porqué se encuentra donde está. Curiosamente, los goles llegaron cuando cada equipo era dominado. Un despropósito más. Al final, un empate a un gol que no satisface a las pretensiones de ninguno de los dos equipos. Lotina impidió que Matías Fernández pudiese pensar con el balón en los pies, anulando Villarreal Real Sociedad 1 1 Villarreal (4- 2- 3- 1) Viera; Josemi, Cygan, Fuentes, José Enrique; Josico, Senna (Cani, m. 49) Marcos, Matías Fernández (Pires, m. 59) Forlán; y Tomasson (Franco, m. 69) Real Sociedad (4- 2- 3- 1) Riesgo; Gerardo, Ansotegi, Víctor López, Garrido; Rivas (Díaz de Cerio, m. 88) Aranburu (Alonso, m. 59) Xabi Prieto, Garitano, Savio; y Kovacevic (Herrera, m. 66) Árbitro: González Vázquez. Roja directa a Cani (m. 79) Amarilla a Marcos, Kovacevic, Ansotegi, Rivas, Víctor López y Garitano. Goles: 0- 1, m. 40: Savio. 1- 1, m. 58: Josico. Fue un partido frío, con pocas ocasiones. Y en la segunda parte peor en cuanto a juego. Sobresalió el mayor entusiasmo levantino, equipo que tuvo más el balón y que estuvo más cerca del triunfo. indirectamente a Tomasson. Pero jugó con sólo un hombre en punta, Kovacevic primero y más tarde Herrera, muy desasistidos siempre.