Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
74 TOROS www. abc. es toros LUNES 19- -3- -2007 ABC FERIA DE FALLAS Plaza de toros de Valencia. Domingo, 18 de marzo de 2007. Undécima corrida. No hay billetes Toros de Fuente Ymbro, muy desiguales dentro de la seriedad, con diferencias de 140 kilos; destacaron 1 y 3 el resto de engañosa movilidad. Víctor Puerto, de rosa y oro. Aviso, dos pinchazos, media y descabello (silencio) En el cuarto, estocada. Dos avisos (oreja) El Juli, de azul pavo y oro. Estocada trasera (oreja) En el quinto, pinchazo, metisaca, pinchazo, estocada y dos descabellos (palmas) Miguel Ángel Perera, de verde oliva y oro. Estocada pasada (dos orejas) En el sexto, pinchazo y estocada (palmas) Miguel Ángel Perera abrió la puerta grande de Valencia al desorejar al buen tercero de Fuente Ymbro ROBER SOLSONA De orejas y toros engañosos ZABALA DE LA SERNA VALENCIA. A mí la corrida de Fuente Ymbro me causó la impresión de que tuvo más que torear de lo que el personal percibió. Incluso con dos toros de nota. Cuando el ambiente general se nubla de confusión se generan orejas engañosas. Por despiste o generosidad solicitaron la segunda para una faena de Miguel Ángel Perera que bien se merecía una. Digo despiste porque en el ejercicio de presidir existe la modalidad de sacar y esconder el pañuelo a velocidad de vértigo en la primera concesión, con lo cual no pocos espectadores siguen aventando sus pañuelos en la creencia de que todavía no se ha entregado el primer trofeo. Por hache o por be, a Perera el alguacil le abrazó con un apéndice auricular en cada mano y la llave de la puerta grande en el jubón. Lo cierto es que la obra había tenido una mitad ascendente, de series largas, muletazos mandones y ligazón; clavado el torero al suelo y el toro que se desplazaba, se deslizaba dicen ahora, con la mayor calidad del sexteto. La cuarta tanda se hizo un tanto reiterativa- -a Perera le suele ocurrir- -y bajó el eco hasta que volvió a subir, tras un leve paso por la izquierda, con los circulares invertidos y completos. La estocada, efectiva aunque trasera, desató la generosa o despistada doble petición. El otro toro de nota, principalmente en el caballo, fue el que descorchó la tarde. Toro de trapío reconcentrado. Salió como dormido y poco a poco se fue desperezando. Las verónicas del saludo de Víctor Puerto tuvieron su aquél, y el jandilla de Fuente Ymbro acudió como un obús al peto. Se empleó un largo rato, que se convirtió en una eternidad. Puerto debió apostar entonces todo lo que luego apostó con el gigantesco cuarto. Básicamente, aparte de por su situación, porque a estas alturas algunos todavía creen que el toro careció de ese final de muletazo, de ese último tranco, por el duro castigo en varas y no porque le faltase de natural. Otro puyazo no leve precisamente también colaboró en el confuso clima, tanto como la prontitud del toro. La faena arrancó encendida por el pase del péndulo y terminó apagada, como el fuenteymbro que sangraba hasta la pezuña. Yo me sumo a la duda. Decía antes que Puerto al final se entregó en la siguiente faena cuando consiguió hacerse con aquella mole de 630 kilos, que como toda la corrida caminó mucho. Los toros éstos que se vienen andando qué difíciles son. De mitad de obra en adelante Puerto puso todas las fichas al rojo. Un volteretón despertó su raza y al público. Alargó la faena- -tiene esa tendencia, esta vez justificada por la necesidad de no irse devacío- -hasta laestocada (y los avisos) en lo alto. Se reconoció su esfuerzo con premio. Otro toro que en su manse- dumbre no transmitió los pitonazos que soltaba fue el segundo. Huido y violento, ni con los doblones iniciales de El Juli se centró. Trabajo costó meterlo en la muleta, cosa que logró con oficio, paciencia y valor, que aquello pasaba por allí arrollando con todo. Vuelta completa al ruedo para matarlo de espadazo hasta la gamuza. Es lógico que quien no valoró el toro no valorase la oreja. Mentiroso resultó el quinto, de engañosa entrega y supuesta nobleza. La técnica de El Juli tapó al animal y pudo fructificar, pero se olvidó la puntería en la anterior estocada. El jabonero sexto se movía como una lagartija, con más bravuconería que bravura, destemplado, con feas intenciones de izquierdas. Perera impuso a veces su dominio con la derecha. Acabó con la moral tocada como su muleta. Toro muy de público. Diría que casi la corrida completa. Puerta grande para Jesulín y Rivera LA MAGDALENA Plaza de toros de Castellón. Domingo, 18 de marzo de 2007. Octava corrida. Lleno de no hay billetes Toros de María José Barral y un sobrero de Montalvo (3 bis) de justas cabezas; destacaron los bravos 1 y 4 Jesulín de Ubrique, de blanco y oro. Estocada desprendida (dos orejas) En el cuarto, estocada y descabello. Aviso (oreja) Francisco Rivera Ordóñez, de azul y oro. Estocada y descabello (oreja) En el quinto, pinchazo y estocada trasera (oreja) Cayetano, de corinto y oro. Tres pinchazos y descabello (silencio) En el sexto, estocada, descabello y el toro se echa. Aviso (saludos) JAVIER LÓPEZ HERNANZ CASTELLÓN. El festejo que más expectación levantó en la feria colmó la ilusión del festivo público que abarrotó hasta la bandera el viejo coso de Ribalta. El buen aficionado salió menos conforme, pero al menos disfrutó con el bravo lote de María José Barral- -que sustituía a la anunciada de El Pilar al ser rechazada- -que le correspondió a Jesulín de Ubrique en su despedida de Castellón. Cortó tres orejas, pero estuvo por debajo de sus antagonistas. Salió a hombros en compañía de Francisco Rivera Ordóñez, mientras que Cayetano no tuvo opción en su debut en la capital de La Plana. Jesulín desorejó al bravo se- gundo en una faena entonada, pero por debajo de la calidad del toro, que resultó pronto, repetidor, franco y humillador. Firmó muletazos mandones y templadísimos, pero las series debieron ser más largas. También dio un bravo juego el que hizo cuarto. El de Ubrique volvió a estar aseado, pulcro y dominador, pero no llegó a cuajar al de Barral como merecía. Francisco Rivera arrancó una oreja al segundo por un trasteo pueblerino, al igual que en el quinto. Cayetano quedó inédito frente al inválido sobrero. Con el molesto sexto tampoco le sonrió la suerte. A pesar de no tener un lote propicio, se le vio sin las ideas claras y desbordado por una situación desfavorable. Jesulín se despidió de CastellónABC