Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 s 3 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 73 Querer imitar a Plácido sería una empresa sobrenatural Rolando Villazón s Tenor El tenor mexicano acaba de sacar al mercado un disco de zarzuela, Gitano con romanzas de Sorozábal, Vives o Moreno Torroba, dirigido musicalmente por Plácido Domingo, al frente de la Orquesta de la Comunidad de Madrid POR SUSANA GAVIÑA MADRID. Rolando Villazón no oculta su admiración y reverencia hacia Plácido Domingo. Ambas quedan en evidencia en el DVD que acompaña al disco Gitano (Virgin) que incluye romanzas de zarzuela pertenecientes a títulos tan conocidos como La tabernera del puerto Doña Francisquita La del manojo de rosas o Luisa Fernanda En él recuerda su primer encuentro con Domingo, lleno de picaresca, en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México. Desde entonces han pasado varios años, y el tenor mexicano se ha convertido, apadrinado por el español, en una de las más importantes voces del panorama internacional. Como Domingo, Villazón siente y aborda la zarzuela con pasión. Crecí escuchándola gracias a la compañía de sus padres, que trabajaron mucho en México. Y uno de los primeros papeles que interpreté fue en Luisa Fernanda Después he hecho varias galas de zarzuela y siempre la he incluido en mis conciertos explica en conversación telefónica desde su casa de París, donde disfruta, en su apretada agenda, de tres días de descanso con su familia. Esta pasión le ha llevado a involucrar, en un disco de duetos, a quien es casi su pareja artística, la soprano Anna Netrebko. Es un género que tiene una música rica y extraordinaria que por algunas razones no se ha difundido como debiera -En un restaurante italiano en Londres, donde estábamos un español y un mexicano (se ríe) Yo tenía algunas romanzas que había escuchado, y el maestro también me dio algunos títulos. Recuerdo también que sugerí el aria Gitano de la ópera Luna de Cano, y al Guillermo Solana Conservador jefe del Museo ThyssenBornemisza LA MODERNIDAD Y LO CLÁSICO l homenaje a Tomàs Llorens que se celebra esta tarde en el Museo Thyssen no es una jubilación ni una despedida; es el tributo de compañeros y discípulos al magisterio intelectual de Llorens. En el acto se presentará un grueso volumen (más de quinientas páginas) de Estudios de Historia del Arte en honor de Tomàs Llorens donde colaboran firmas tan notables como las de Jean Clair, Francesco dal Co, Pierre Daix, Gillo Dorfles, Kenneth Frampton, Francisco Jarauta, Richard Shiff o Rafael Moneo, entre otros. Es natural que el volumen haya sido impulsado y coordinado por Valeriano Bozal, el amigo más constante de Llorens a lo largo de todos estos años y quien ha mantenido una sintonía más profunda con él. Mucho antes de conocerlo personalmente, Llorens era para mí una figura casi legendaria cuyas palabras nos llegaban, desde su exilio británico, a través de Valeriano. Cuando al fin pude escucharle en persona no me defraudó: fue en el ya remoto mes de junio de 1982, en una conferencia donde atacó sin pie- E Villazón y Domingo, durante la grabación de Gitano principio no sabía cómo se lo iba a tomar... JAVIER DEL REAL ¿Cómo eligieron las romanzas? -Hay quienes dicen que su voz se parece mucho a la de Domingo, y le ven como su sucesor. -Todas las romanzas tienen algo especial pero... evidentemente, No puede ser de La tabernera del puerto porque tiene un factor emotivo muy importante para mí. Esa romanza la canté en el concurso de Domingo, Operalia, y cuando gané se la dediqué. También me gustan Gitano un aria que la escuché hace varios años y entonces me dije que algún día la tenía cantar; Ya mis horas felices de La del soto del parral y Amor, vida de mi vida de Maravilla esta última muy desgarradora. Cada una tiene algo, hasta las más sencillas- Canción guajira Suena guitarrico mío son efervescentes. Ahora estoy haciendo una gira por Fráncfort, Praga y Leipzig donde en la primera parte canto ópera y en la segunda sólo zarzuela, y la gente lo recibe muy bien, se va tarareando las melodías. -Hay momentos de gran emoción en el disco, ¿Con qué títulos ha disfrutado más? grande cantante de este siglo y del pasado. Me siento muy honrado de ser contemporáneo y de coincidir en los escenarios con él. Para mí es un elogio que digan que mi voz recuerda a la suya, pero no trato de imitarlo porque sería una empresa sobrenatural. Intento hacer mi carrera y si hay coincidencias para mí es una gran alegría. Busco mi propio sonido, mi propia forma de cantar pero también soy consciente de que siento una gran admiración por él. dad las ilusiones del postmodernismo que entonces hacía furor. Después comprendí que aquello no era casual, pues el empeño por salvar críticamente la modernidad, rescatándola de las manos de sus detractores (y de algunos de sus entusiastas) ha sido la gran causa intelectual y política en la carrera de Tomàs Llorens. Esa idea crítica de la modernidad está por ejemplo en el corazón de sus luminosos textos sobre la escultura de Julio González, una de las pasiones dominantes de Llorens. Otra de esas pasiones es Michelangelo Buonarroti, a quien dedicó un libro centrado en el Miguel Ángel más clásico, un espléndido libro que me descubrió otra manera de ver obras tan canónicas como el David y el techo de la Capilla Sixtina. Lo clásico alentaba también en la que para mí ha sido la mejor exposición de Llorens y una de las mejores de Museo Thyssen, Forma subtitulada El ideal clásico en el arte moderno Para el catálogo de aquella exposición deslumbrante, Llorens escribió un largo ensayo, que es el intento más ambicioso desde la época de Ortega por descifrar la naturaleza y el valor de la modernidad artística. Lo clásico era allí el contrapunto necesario de cierta idea de la modernidad: una modernidad que no se reduzca a las vanguardias, una modernidad entendida como una gran síntesis que trascienda la sucesión negativa de los ismos. La modernidad, en fin, concebida como lo que puede quedar de la creación del siglo veinte, como legado artístico de nuestra época. Ficción de Cesc Gay, gana el Astor de Oro en el festival de Mar del Plata ABC MAR DEL PLATA (ARGENTINA) La película española Ficción dirigida por Cesc Gay, ha ganado el Astor de Oro, máximo galardón que concede el festival internacional de cine de Mar del Plata, según informa Efe. El filme argentino M de Nicolás Prividera, logró el Ernesto Ché Guevara El premio del público fue para Ciudad en celo coproducción hispano argentina dirigida por Hernán Gaffet, mientras que Jardins en automne (Jardines en otoño) coproducción de Francia, Italia y Rusia dirigida por el georgiano Otar Iosseliani, obtuvo el Premio Especial del Jurado. La película de Cesc Gay aborda un problema común a varios títulos proyectados en el festival: la crisis creativa de un director de cine (en este caso Eduard Fernández) y los sentimientos de confusión, angustia y soledad que sufren los hombres y mujeres al alcanzar los cuarenta años. Es la historia de un sacrificio aseguró el realizador catalán Cesc Gay. El Astor de Plata al mejor director fue compartido por la italiana Marina Spada, por Como una sombra y el coreano Hong Sang- Soo, por Mujer en la playa El Astor de Plata a la mejor actriz fue para la alemana Sandra Huller por su trabajo en Madonnas mientras que el Astor de Plata al mejor actor lo ganó el argentino Carlos Resta, uno de los protagonistas del filme La peli dirigida por su compatriota Gustavo Postiglione. -Tanta que sus encuentros sobre el escenario se multiplican, como en Luisa Fernanda que cantará en la Staatsoper de Berlín, bajo la dirección de Barenboim y con Domingo como Vidal. También coincidirán en la ópera Il postino con música de Daniel Catán sobre el texto de Skármeta, en otoño de 2009. -Plácido Domingo sólo hay uno. Y ha hecho una carrera única e irrepetible. Es el más -Sí, y también próximamente cantaré con él en Salzburgo en un concierto dirigido por Jesús López Cobos, en un programa exclusivamente de zarzuela que resultó muy divertido confeccionar. Domingo me dijo vamos a hacer un juego. Elige las romanzas que quieres cantar y yo haré lo mismo Luego al reunirnos tuvimos un problema: eran las mismas. (Se ríe)