Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA LUNES 19 s 3 s 2007 ABC Edurne Uriarte Pendiente de ETA, dependiente de la izquierda Zapatero cierra la legislatura empeñado en satisfacer al electorado más de izquierda- -el millón y medio de votos que le aupó al poder el 14- M- -con medidas o debates como la eutanasia, la energía nuclear, las cuotas de mujeres o el control del Poder Judicial POR ÁNGEL COLLADO FOTO FABIÁN SIMÓN MADRID. Pendiente o dependiente de ETA para hacer balance de su mandato, Rodríguez Zapatero prosigue en este último tramo de la legislatura que agoniza con la voladura de los últimos puentes que le unen a los grandes consensos y tradiciones de la Transición. Metido en faena y tomada la muy republicana senda de ahormar el sistema a los intereses de partido, rompe con el hábito de pactar las reformas o la composición de los órganos institucionales y las reglas de juego con la otra gran formación: el PP. En sólo un mes y apoyado por la extrema izquierda y los nacionalistas, siempre interesados en depredar el Estado, va a retocar el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, la ley Electoral General y hasta la de financiación de los partidos. Desde 1978, ningún Gobierno, de UCD, PSOE o PP, con mayorías absolutas o relativas, se había atrevido a acometer tal cantidad de reformas ni de tanto calado sin contar con el principal partido de la oposición. Violado el principio de que los dos grandes partidos pactaban los asuntos de Estado el Ejecutivo del PSOE acomete un pormenorizado plan de marginación del PP, como si la oposición nunca más fuera a volver al poder o precisamente para impedirlo. Diseña una especie de nuevo régimen hemipléjico sin derecha, ajeno a los consensos de la Transición. Según la doctrina del ministro Bermejo, una institución como el CGPJ sólo es legítima si se corresponde con la mayoría que la izquierda y los nacionalistas forman en el Congreso. Si esa mayoría ya ha decidido que los parlamentos autonómicos designen miembros del Tribunal Constitucional, también prepara la limitación de funciones para el órgano de gobierno de los jueces por considerar que, al escapar a su control, debe atarlo corto hasta que la derecha se avenga a renovarlo y reconocer la supremacía parlamentaria de la izquierda y los nacionalistas en un nuevo Consejo. Además, y en lo que es la traca final legislativa del Gobierno, la llamada ley de igualdad los socialistas han decidido incluir una norma interna del partido- -que la cumplen según les viene- -en la ley electoral como es la cuota obligatoria de mujeres en las candidaturas. Tampoco han consultado con el PP, pese al cambio que supone en la vida interna de las formaciones y en el funcionamiento de ayuntamiento y autonomías, donde se ensayará la fórmula del porcentaje 60- 40 por tramos en las listas hasta lograr la paridad La medida, incluida en la ley con otras reformas que tienen poco que ver, como la ampliación del permiso de paternidad, pero que forma un conjunto muy del gusto del Gobierno, puede ser inconstitucional. A Zapatero le viene muy bien para cultivar su imagen d e político feminista pero el artículo 6 de la Constitución fija que los partidos en su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución Porque siguen siendo una minoría entre los afiliados, una militante de un partido de ámbito nacional tiene ya entre dos y tres veces más probabilidades de llegar a alto cargo que sus compañeros varones. Pero una cosa son las normas de las formaciones y otra las leyes. El PP, que ya tiene recurridas normativas similares de Autonomías gobernadas por el PSOE, está decidido a mantener en Canarias una candidatura compuesta en sus primeros puestos sólo por mujeres para ver qué decisión toma la Junta Electoral y dejar evidencia de lo absurdo de la aplicación de esa ley que obligará a prescindir de muchos concejales y diputados autonómicos varones con experiencia para que entren mujeres de cuota O simplemente hacer la trampa de quedar con las candidatas para que dimitan después de elegidas y que corra la lista Esta semana será además decisiva para la reforma de otra ley redactada en 1987 de común acuerdo entre PSOE y PP, cambiada después en 2003, también por consenso. Los socialistas están empeñados en abrir la mano a las condonaciones de deuda que el PSOE y los nacionalistas consiguen de las cajas- -el PSC es campeón- -y reducir las aportaciones privadas. De nuevo pretenden un cambio a la medida que es rechazado por el PP y tiene el beneplácito de sus socios. El Gobierno promueve el choque con el PP y busca el conflicto con sectores sociales que considera a la derecha como la Iglesia, al alentar el debate de la eutanasia. Al mismo tiempo, halaga a la izquierda con anuncios como la renuncia a la energía nuclear. Todo en la misma ofensiva de imagen porque el caso De Juana marca un hito en su desgaste, la legislatura se acaba y su futuro depende de la negociación con ETA y de ese sector del electorado más extremo o tradicionalmente absentista, el millón y medio de votos que fue decisivo para auparle al poder el 14- M. INCOMPRENDIDO apatero no entiende que los gritos de ista, ista, ista, Zapatero feminista dedicados por sus compañeras de partido en el Congreso no se hayan convertido en un clamor popular a lo largo y ancho de toda de toda España. Que a los españoles sólo les preocupe su negociación con ETA o sus pactos con los nacionalistas. Que la ley de Igualdad haya pasado sin pena ni gloria, como si a nadie le importara más que a sus incondicionales parlamentarias. O que el bochorno provocado por el ista, ista, ista... haya permanecido en los círculos privados contenido por la temible corrección política. Porque no lo entiende, volvió a explicárnoslo ayer: la izquierda defiende mejor que la derecha la igualdad de las mujeres. Con un resultado seguramente parecido a la ley de Igualdad: la indiferencia social, si no el rechazo. Indiferencia, porque las políticas de género no tienen ninguna influencia en la Europa de hoy en la oposición entre izquierda y derecha. Probablemente, nunca la tuvieron porque las reivindicaciones feministas fueron y son reivindicaciones de mujeres, no de partidos, aceptadas posteriormente por los partidos. Pero por partidos de ambos lados, de la izquierda y de la derecha. La diferencia entre ambas no está en la filosofía general de la igualdad de géneros ni en el 90 por cien de sus consecuencias sino en una sola, las cuotas. Ésa es en realidad la única polémica de la ley de Igualdad e implica no sólo a la derecha, que se ha abstenido tímidamente, sino a amplios sectores de la sociedad. Se han callado, pero por la misma razón por la que se han abstenido de exponer en público sus impresiones sobre el ista, ista, ista... No porque las cuotas sean sinónimo de paridad, como ha contado la propaganda gubernamental, sino una medida de discriminación positiva para mujeres y minorías, inventada hace cuarenta años en Estados Unidos y cuestionada desde entonces por sus nuevos efectos discriminatorios. Y aplicada a destiempo en España, cuando hemos tenido tiempo más que de sobra para saber de los excesos y de los errores de los radicalismos de los años sesenta. EL FEMINISTA Z Más probabilidades Limitar funciones Zapatero, ayer, durante un mitin en Zaragoza El PSOE también ha roto la tradición de acordar las reglas de juego institucionales entre los dos grandes partidos En sólo un mes cambia con los nacionalistas el TC, el CGPJ y la ley electoral, y ahora va a por la de financiación de partidos El PP mantendrá en Canarias una lista sólo con mujeres para ver qué hace la Junta electoral y poner en evidencia lo absurdo